Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

Condiciones de trabajo en las fábricas de Bangladesh

La OIT y sus socios promueven la mejora de las condiciones de trabajo de la industria de la confección en Bangladesh

La OIT firmó en Nueva York dos nuevos acuerdos con los Países Bajos y el Reino Unido en respuesta a los recientes accidentes en Bangladesh.

Noticia | 23 de septiembre de 2013
Alrededor de tres millones y medio de trabajadores del sector textil de Bangladesh, golpeado recientemente por desastres industriales y una terrible pérdida de vidas, recibirán un apoyo indispensable para mejorar sus condiciones de trabajo, reforzar la inspección laboral e incrementar la seguridad de los edificios y la protección contra incendios.

Los esfuerzos desplegados por el Gobierno de Bangladesh y diversos actores nacionales e internacionales del sector de la confección han sido impulsados por un programa innovador de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en asociación con los gobiernos de los Países Bajos y el Reino Unido, presentado en Nueva York el 23 de septiembre.

“El rápido crecimiento de la industria textil de Bangladesh ha generado empleos vitales para mujeres y hombres y los ha ayudado a salir de la pobreza. Sin embargo, urge una acción decisiva y conjunta para hacer del trabajo decente una realidad. Este programa mejorará las condiciones de trabajo, sobre todo en lo que se refiere a la seguridad, y contribuirá a fomentar el crecimiento económico e inversiones sostenibles”, declaró el Director General de la OIT, Guy Ryder.


Bangladesh ha demostrado que está preparado para colaborar con los socios internacionales a fin de mejorar las condiciones de trabajo en un sector tan vital para su economía como el de la confección. En Bangladesh el sector exportó mercancías por valor de 19.300 millones de dólares entre junio 2012 y mayo 2013, cerca de un 12 por ciento más que el año anterior.

La prioridad del nuevo programa plurianual de la OIT será apoyar el Plan de acción nacional de Bangladesh sobre protección contra incendios y seguridad de edificios, elaborado tras el colapso del Rana Plaza en abril de este año. El Plan de acción nacional establece que la evaluación de todas fábricas activas de la confección orientadas a la exportación de Bangladesh deberá ser completada para diciembre 2013.

Este Plan recibe el apoyo de otras iniciativas paralelas dirigidas al sector de la confección de Bangladesh, como el Acuerdo sobre incendios y seguridad en edificios que fue firmado por más de 80 importantes marcas y distribuidores de moda, y la Alianza para la seguridad de los trabajadores de Bangladesh, un compromiso asumido por las empresas y los distribuidores de marcas de moda norteamericanas a fin de mejorar la seguridad en más de 500 fábricas.

Los Países Bajos, en calidad de copresidente del grupo de coordinación de donantes de Bangladesh, apoya firmemente la observancia de las normas internacionales sobre seguridad en el trabajo y sobre protección de los derechos de los trabajadores. Esta visión también es respaldada por las empresas neerlandesas y promovida a lo largo de las cadenas de aprovisionamiento.

La Ministra de Comercio internacional y de Cooperación para el Desarrollo de los Países Bajos, Lilianne Ploumen, declaró: “nunca antes en la historia del sector de la confección ha habido una oportunidad como esta para mejorar las condiciones de trabajo. Con la firma de este acuerdo, los Países Bajos, en colaboración con la OIT y otros donantes, ayudará a que millones de trabajadores en Bangladesh tengan una vida más segura y decente”.

El año pasado, la industria de la confección de Bangladesh fue sacudida por diversos accidentes industriales graves que generaron protestas de los trabajadores a gran escala, exigiendo una mayor seguridad de los edificios y protección contra incendios, mejores condiciones de trabajo y un aumento de los salarios mínimos. Estas acciones causaron interrupciones en el trabajo en cientos de fábricas.

Las autoridades de Bangladesh están respondiendo a estas preocupaciones y apoyando el programa que comenzará con una evaluación completa de la protección contra incendios y seguridad estructural de todas las fábricas activas del sector de la confección, y que incluye medidas correctivas, cuando sea necesario. El programa cuenta además con el apoyo de las organizaciones de empleadores y los sindicatos de Bangladesh. Por su parte, el Gobierno actúa para mejorar considerablemente la capacidad de su sistema de inspección al proporcionar formación y equipo a los inspectores y a los nuevos contratados de la inspectoría de las fábricas, y al introducir sistemas de supervisión para garantizar la integridad y aumentar la transparencia.

Además, el programa ofrecerá formación a los trabajadores, los supervisores y los directores en el sector de la confección a fin de mejorar su capacidad para garantizar la seguridad en el lugar de trabajo, incluida la prevención de la violencia.

Este programa es una parte importante del marco de cooperación más amplio actualmente en vigor. Por ejemplo, el 8 de julio 2013 la Unión Europea, Bangladesh y la OIT adoptaron una iniciativa conjunta denominada “Pacto de Sostenibilidad para la mejora continua de los derechos en el trabajo y la seguridad de las fábricas en el sector de la confección y la industria textil en Bangladesh”. El Pacto tiene por objetivo mejorar las condiciones de trabajo, salud y seguridad de los trabajadores, así como estimular la conducta responsable de las empresas de la industria textil en Bangladesh.

El Director General de la OIT, Guy Ryder, destacó la importancia de reunir las diversas iniciativas en un “solo enfoque coherente” a fin de evitar una “fragmentación de los esfuerzos”.

Para los propietarios de las fábricas y los millones de mujeres y hombres cuyas vidas dependen de los empleos que ofrece el sector, es vital intensificar el diálogo entre estos grupos y que las condiciones en el lugar de trabajo estén en conformidad con las normas internacionales. Estos esfuerzos son indispensables para la expansión del comercio, la creación de mejores empleos y la reducción de la pobreza.

Para más información, por favor póngase en contacto con:

Kevin Cassidy
Responsable de las Comunicaciones y de las relaciones externas
Móvil +1 646 707-2956
cassidy@ilo.org