Trabajo decente en las cadenas mundiales de suministro

Cadenas de suministro sostenibles para reconstruir mejor

Fomento del trabajo decente en cinco cadenas mundiales de suministro de suma importancia para la Unión Europea para una recuperación justa, resiliente y sostenible de la crisis de la COVID-19

Es una iniciativa conjunta cofinanciada por la Comisión Europea (CE) y la Organización
Internacional del Trabajo (OIT), que tiene como objetivo promover el trabajo decente en cadenas mundiales de suministro de cinco sectores clave para la Unión Europea:

Fabricación de textiles y prendas de vestir en Madagascar
Fabricación de material electrónico en Vietnam
Producción de café en Colombia
La pesca en Namibia
Fabricación de guantes de goma en Malasia

Incluye el desarrollo de conocimientos, herramientas, orientaciones, políticas, asistencia técnica y formación para abordar los retos y las oportunidades de lograr el trabajo decente.

Antecedentes

Se espera que los efectos de la crisis ocasionada por la pandemia de la COVID-19 afecten a la economía mundial durante los próximos años. Además de contener el virus y salvar vidas, los gobiernos, los empleadores y sus asociaciones, los trabajadores y sus organizaciones y las empresas de todos los tamaños en todos los países en el mundo se esfuerzan por superar la crisis y garantizar la mínima pérdida de puestos de trabajo y la supervivencia de los negocios y la industria.

Con la necesidad de fortalecer las cadenas mundiales de suministro, para que sean más justas, resilientes y sostenibles, piden que el trabajo decente y sostenible forme parte de la respuesta a la pandemia como parte de los debates nacionales, regionales y globales sobre cómo el mundo del trabajo puede reconstruirse mejor.

Es por esto que, con el apoyo de la Comisión Europea, la OIT se comprometerá con sus mandantes tripartitos y las principales partes interesadas a aprovechar este momento para afirmar la importancia del trabajo decente en las cadenas mundiales de suministro permitiendo la recuperación social y económica de la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19.

Objetivos

  1. Promover el trabajo decente en las cadenas mundiales de suministro como punto clave para la recuperación social y económica luego de la crisis generada por la COVID-19 – para reconstruir mejor;
  2. Involucrar a las partes interesadas y promover el diálogo social a lo largo de las cadenas de suministro para mantener del trabajo decente en primer plano y explorar las posibilidades de una “nueva normalidad” durante y tras la recuperación de la crisis de la COVID-19 – como compromiso de las partes interesadas;
  3. Apoyar la acción de gobiernos, empleadores, trabajadores y otras partes interesadas para que el trabajo decente sea un marco definitorio de la era post-COVID-19 – acciones de las partes interesadas.

Resultados

La acción comprende tres módulos relacionados entre sí:
  • Módulo 1: Investigación y análisis de las cadenas mundiales de suministro seleccionadas y del impacto de la COVID-19
    Resultado 1: Un mejor conocimiento y comprensión de los déficits y oportunidades de trabajo decente en las cadenas de suministro seleccionadas entre los responsables de la formulación de políticas, los interlocutores sociales y otras partes interesadas facilita el desarrollo de políticas y medidas con base empírica y perspectiva de género.
  • Módulo 2: Elaboración de herramientas y orientaciones para mejorar los conocimientos y las capacidades
    Resultado 2: Los mandantes tripartitos y las partes interesadas están mejor equipados para promover el trabajo decente en las cadenas de suministro más justas, resilientes y sostenibles.
  • Módulo 3: Apoyo a los mandantes y partes interesadas nacionales, sectoriales, regionales y mundiales a lo largo de las cinco cadenas de suministro para que tomen medidas de promoción del trabajo decente como parte de su respuesta a la crisis de la COVID-19
    Resultado 3: Los mandantes tripartitos y las partes interesadas desarrollan y aplican políticas y medidas para reconstruir mejor las cadenas mundiales de suministro más justas, resilientes y sostenibles.