América Latina y el Caribe: avances y desafíos para la transición justa, los empleos verdes y la acción climática

El encuentro regional realizado en Santiago, en el marco de la COP25, contó con la participación de representantes provenientes de 15 países de la Región, quienes además analizaron las buenas prácticas surgidas en esta materia.

Noticia | 4 de noviembre de 2019
Santiago de Chile.- Con el objetivo de identificar las medidas necesarias para promover una transición justa y la creación de empleos verdes en América Latina y el Caribe, el pasado 29 y 30 de octubre en la sede de la CEPAL en Santiago, se realizó el foro regional: “Transición Justa, empleos verdes y acción climática: intercambio de experiencias para Latinoamérica y el Caribe”, que contó con la participación de representantes de gobiernos, organizaciones de empleadores, de trabajadores, organismos internacionales y académicos de 15 países de la Región.

El encuentro, organizado por el Gobierno de Chile con el apoyo de CEPAL y OIT, analizó los impactos económicos y sociales del cambio climático en la Región, presentó una serie de buenas prácticas en materia de desarrollo sostenible y analizó los principales desafíos que se requiere enfrentar para avanzar a una transición que tenga al medioambiente como un protagonista clave en la toma de decisiones en esta materia.

A través de este foro además, se abrió una instancia de encuentro y discusión previa a la COP25, que se realizará en el mes de diciembre en España, que permitió informar a los participantes, y actores del mercado laboral, sobre los diversos aspectos de la relación entre cambio climático y el trabajo y su alto potencial para impulsar un crecimiento con desarrollo sostenible.

Por OIT, participaron como expositores del Foro: el Director de la Oficina de la OIT para el Cono Sur de América Latina, Fabio Bertranou; la Especialista Regional en Empleo Verde, Ana Sánchez; el Especialista en Protección Social y punto focal de empleo verde para OIT Cono Sur, Guillermo Montt; el Especialista en Empleo y Desarrollo Productivo, de OIT Argentina, Christoph Ernst; y la Oficial de Trabajo Decente de OIT Colombia, Blanca Patiño.

La transición justa y la creación de empleo decente como resultado de la acción climática

La región de América Latina y el Caribe es especialmente importante para la estabilidad ambiental del planeta, por tanto, los efectos adversos sobre la estabilidad de ecosistemas, los daños a la biodiversidad y cambio de la masa de recursos naturales en la Región, se están traduciendo no solo en daños medioambientales, sino que también en económicos y sociales.

En el contexto laboral, el importante objetivo de creación de trabajo decente hoy viene asociado también a la puesta en marcha de políticas de mitigación de cambio climático, de aumento de resiliencia climática y en general de políticas asociadas a un desarrollo productivo sostenible e inclusivo.

Para que este potencial de creación de trabajo decente sea una realidad, durante el encuentro se destacó que es necesario poner en marcha políticas y medidas que aseguren que la transición hacia un modelo de desarrollo más ambicioso en términos ambientales y climáticos, tome en consideración los impactos que éste proceso tendrá en el empleo y en general en el mundo del trabajo.

Una línea de acción es la creación de empleos verdes, los cuales pueden beneficiar a grupos que actualmente se encuentran en situación de vulnerabilidad, pero para que esto ocurra, es necesario desarrollar políticas y estrategias específicas que fomenten su empleabilidad y su inclusión en el mercado laboral.

Un llamado a la lucha contra el cambio climático

Entre las conclusiones del evento, se destacó la necesidad de fortalecer a gobiernos, trabajadores y empleadores en la agenda de empleo verde y transición justa, dar a conocer herramientas disponibles que permitan y aceleren la creación de empleo verde y compartir conocimientos sobre experiencias llevadas a cabo por los países de diferentes regiones en esta temática.

Así mismo, se destacó que el impacto diferenciado del cambio climático, depende de la capacidad de efectuar la transición a otros sectores productivos y modos de trabajo basados en la sustentabilidad ambiental. Esta diferencia requiere de modos de intervención diferentes, que den respuesta a las necesidades específicas que cada contexto social y ambiental requiere.

Se llamó, además, a la acción urgente para luchar contra el cambio climático, también desde el punto de vista del mundo del trabajo. En este sentido, se identificó como necesario crear un espacio que permita conocer experiencias, herramientas y conocimiento sobre la transición justa. Esto permitiría desarrollar nuevas líneas de trabajo que permitan encontrar las innovaciones necesarias para dar respuesta a los desafíos a los que se enfrenta la región: necesidad de mejorar las opciones de trabajo decente, diversificar la economía hacia modelos menos extractivistas, promoviendo un desarrollo más equitativo para todos.

Finalmente, hubo acuerdo sobre la necesidad de avanzar en materia de igualdad de género y empleo verde, pues si bien se ha avanzado en los últimos años, aun las mejoras experimentadas son muy limitadas.