OIT: Estos son los sectores con oportunidades de empleabilidad y emprendimiento en Manta, Cuenca y Santo Domingo

Estudio publicado hoy halló que los sectores de comercio electrónico, desarrollo de software, atención sanitaria, pesca y manufactura de alimentos presentan mejores oportunidades de empleabilidad y emprendimiento para la población nacional, migrante y refugiada venezolana afectada por la crisis en estas tres ciudades.

Noticia | 25 de marzo de 2021
Quito – Las cadenas de valor de comercio electrónico y desarrollo de software en Cuenca; atención sanitaria y pesca en Manta; y atención sanitaria y manufactura de alimentos en Santo Domingo son las que presentan condiciones más favorables para impulsar iniciativas de empleo y emprendimiento para la población migrante y refugiada, según el estudio presentado hoy por la OIT.

“Las personas migrantes pueden ser un verdadero factor de desarrollo local sostenible en las comunidades de acogida. Pero hay que dar pasos concretos y crear condiciones para que puedan insertarse exitosamente en los mercados de trabajo”, aseguró Elena Montobbio, Directora Adjunta de la Oficina de la OIT para los Países Andinos.

El estudio presenta también las características de la población en movilidad humana que reside en estas 3 ciudades, con información sobre su formación académica, historial laboral, habilidades para el empleo, entre otros.

El 48% de la población migrante y refugiada entrevistada en Cuenca, Manta y Santo Domingo cuenta con estudios superiores. Y el 73% de ellos cuenta con títulos profesionales en ciencias económicas y administrativas, ingenierías y ciencias de la salud, entre otras ramas profesionales. “Un porcentaje importante de la población migrante y refugiada es personal calificado y con experiencia profesional, con capacidad de aportar en este momento urgente de recuperación económica”, sostuvo Montobbio.

Las personas migrantes pueden ser un verdadero factor de desarrollo local sostenible en las comunidades de acogida. Pero hay que dar pasos concretos y crear condiciones para que puedan insertarse exitosamente en los mercados de trabajo

Elena Montobbio, Directora Adjunta de la Oficina de la OIT para los Países Andinos
La representante de OIT y el representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Giovanni Bassu, hicieron un llamado al sector público y a las empresas para trabajar de manera conjunta, diseñar programas y adaptar servicios para concretar ofertas de trabajo y oportunidades de emprendimiento reales.

Una de las recomendaciones que el estudio plantea es la priorización de intervenciones que promuevan el emprendimiento sostenible, a través de la incubación y aceleramiento de emprendimientos asociativos entre la comunidad de acogida y los migrantes y refugiados venezolanos, con enfoque en desarrollo de software, comercio electrónico, prácticas privadas de medicina, telemedicina, labores de pesca artesanal y producción de frutas horneadas, liofilizadas y deshidratadas.

Además, las agencias de Naciones Unidas recomendaron crear programas especiales para la regularización grupal de empresas que empleen un alto número de personas venezolanas en condiciones migratorias irregulares, de forma que se disminuya el costo para el empleador.

En este sentido, el Embajador Hernán Yánez, Subsecretario de Protección Internacional y Atención a Migrantes de la Cancillería, señaló que este tipo de estudios ayudan a identificar claramente los sectores que ofrecen una mejor posibilidad para la integración de la población venezolana, que en Ecuador supera las 400 mil personas.

Por su parte, la Viceministra de Trabajo y Empleo, Sharian Moreno, aseguró que esta información permite tener un panorama amplio de la situación laboral de las personas venezolanas en nuestro país y constituye un insumo fundamental para la construcción de política pública encaminada a fomentar el empleo formal, tanto para nacionales como para personas en movilidad humana.

Este documento complementa un primer informe elaborado por la OIT para analizar las mismas variables en las ciudades de Quito y Guayaquil. 
[Puedes revisar los hallazgos y descargar ese estudio AQUÍ]