Cerca de 200 emprendedoras y emprendedores de Lima Norte, nacionales y migrantes venezolanos, dialogan sobre la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres

La OIT, la ONG Alternativa y la Mancomunidad de Lima Norte desarrollaron el V Foro "Lima Norte Libre de Violencia de Género" en el marco del proyecto piloto Emprende Segur@.

Noticia | 1 de diciembre de 2020

Los impactos socioeconómicos de la COVID-19 han generado la pérdida de empleos e ingresos a lo largo de todo el mundo; sin embargo, existe también otra pandemia a la cual nos enfrentamos día a día: la violencia contra las mujeres.

Dentro y fuera del mundo del trabajo, la violencia contra las mujeres representa una amenaza para la igualdad de oportunidades entre ambos géneros, y al mismo tiempo tiene un costo muy elevado para las personas y sus comunidades, debido a que vulnera los derechos y la integridad de las víctimas. Asimismo, profundiza los riesgos de las poblaciones vulnerables (mujeres indígenas, en situación de pobreza, de zonas rurales, niñas, migrantes, etc.), y desalienta la participación de las mujeres en el mercado laboral.

En 2019, solo en Lima Metropolitana se realizaron más de 75 mil denuncias por violencia familiar (PNP, 2019). De ellas, casi 20 mil se efectuaron en Lima Norte.

“A raíz del condinamiento por la pandemia, las mujeres víctimas de maltrato y violencia se han visto obligadas a pasar más tiempo en casa junto con sus perpetradores”, denuncia Liz Sánchez, emprendedora peruana y representante de los Bancos Comunales La Chanchita. “Estamos rompiendo el silencio y saliendo a las calles a pedir más medidas a favor de nosotras. Desde los bancos comunales asistimos a diferentes plataformas que nos brindan información, emprendemos y logramos progresivamente perder el miedo. Nos empoderamos”.

En el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, más de 190 emprendedoras y emprendedores de Lima Norte –junto a diferentes instituciones del sector público, privado y de la sociedad civil– dialogaron sobre la importancia de comprender las causas estructurales de la violencia basada en género, y diseñar medidas integrales para hacerle frente. El espacio de diálogo se desarrolló durante el V Foro Lima Norte Libre de Violencia de Género, actividad promovida por el proyecto piloto Emprende Segur@ y organizada por la Oficina de la OIT para los Países Andinos, la ONG Alternativa y la Mancomunidad Municipal de Lima Norte.

“Desde la OIT promovemos un mundo del trabajo libre de violencia y acoso contra la mujer. A través de nuestros programas y proyectos en el Perú, como Emprende Segur@, fortalecemos las capacidades de las mujeres peruanas, migrantes y refugiadas para la recuperación de sus medios de vida por medio de la promoción de puestos de trabajo decente”, expresó Javier Vega, coordinador nacional de Emprende Segur@ en el Perú.

Durante el encuentro, funcionaras y funcionarios de las Municipalidades Distritales de Lima Norte y el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) -específicamente del Centro de Emergencia Mujer (CEM)- expusieron e intercambiaron diferentes propuestas de acción a nivel local con la audiencia, a fin de disminuir la violencia contra la mujer y promover la igualdad de oportunidades paras todas y todos en Lima Norte, incluyendo tanto a la población nacional como a la comunidad de migrantes y refugiados venezolanos que allí residen.

“A la intolerancia, discriminación y xenofobia que sufrimos las mujeres venezolanas, se le suma la violencia de género y la pandemia, que sufrimos todas las mujeres, independientemente de nuestra nacionalidad”, sostuvo Arilet Díaz, representante de los Grupos de Confianza La Semilla del Programa Emprende Segur@. Diana Ángeles Santander, Directora de Seguridad Social y Migración Laboral del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), reforzó esta declaración manifestando que “podemos identificar hasta cuatro motivos por los cuales las mujeres venezolanas son discriminadas en el Perú: por el color de su piel, su condición económica, su género y nacionalidad. Estas circunstancias no hacen otra cosa que disminuir sus posibilidades de acceso a puestos de trabajo decentes y bien remunerados, obligándolas muchas veces a tener que ocuparse en empleos precarios”.

Luego de comprender la particular vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres venezolanas, las y los participantes, junto a la Superintendencia Nacional de Migraciones (Migraciones), construyeron una mirada común sobre la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres a partir de la integración entre la población local y migrante.

“Los países de acogida deben desarrollar un largo proceso por la identificación, la integración y la consagración final de los derechos de la población migrante. Las mujeres junto con las niñas, niños y adolescentes, son los subgrupos más vulnerables de esta población frente al maltrato y la violencia”, expresó Fernando Parra, Director de Política Migratoria de Migraciones.

Emprende Segur@ es una iniciativa implementada por la OIT en Perú y Ecuador con apoyo de USAID, para promover puestos de trabajo decente entre la población local, migrante y refugiada, y contribuir con la recuperación de sus medios de vida en el contexto de la pandemia por la COVID-19.