Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

Evaluación de la OIT

Más del 60% del empleo se ha perdido en Gaza desde el inicio del actual conflicto

La OIT ha publicado su primer boletín sobre el impacto del actual conflicto entre Israel y Hamás en el mercado laboral y los medios de subsistencia en el Territorio Palestino Ocupado.

Noticia | 6 de noviembre de 2023
BEIRUT (OIT Noticias) - Al menos 61 por ciento del empleo, equivalente a 182.000 puestos de trabajo, se ha perdido en la Franja de Gaza desde el inicio de la actual guerra entre Israel y Hamás, según estima un nuevo informe de la OIT. El conflicto en Gaza también está teniendo efectos indirectos en Cisjordania, donde se estima que se ha perdido el 24% del empleo, equivalente a 208.000 puestos de trabajo, durante el mismo período.

La pérdida total estimada de 390.000 puestos de trabajo en las dos zonas que componen el Territorio Palestino Ocupado se traduce en una pérdida de ingresos laborales diarios de 16 millones de dólares. Se prevé que estas cifras aumenten si se intensifican las operaciones militares en Gaza y continúa la crisis humanitaria en el enclave.

Las estimaciones se recogen en el primer boletín de la OIT sobre el impacto del actual conflicto entre Israel y Hamás en el mercado laboral y los medios de subsistencia en el Territorio.

La crisis humanitaria en Gaza tiene graves repercusiones en el mercado laboral, las perspectivas de empleo y los medios de subsistencia en el enclave y en todo el Territorio Palestino Ocupado, informa el boletín.

"Nuestra evaluación inicial de las repercusiones de la trágica crisis actual sobre el mercado laboral palestino ha arrojado resultados extremadamente preocupantes, que no harán sino empeorar si el conflicto continúa", declaró Ruba Jaradat, Directora Regional de la OIT para los Estados Árabes.

"Las hostilidades en curso no sólo representan una enorme crisis humanitaria en términos de pérdida de vidas y necesidades humanas básicas, sino que también representan una crisis social y económica que ha causado enormes daños a empleos y empresas, con reverberaciones que se sentirán durante muchos años", agregó Jaradat.

Reiteró el llamamiento hecho por elConsejo de Administración de la OIT en su actual reunión para que se permita y facilite sin demora, de conformidad con el derecho internacional humanitario, un acceso humanitario pleno, rápido, seguro y sin obstáculos para la entrega sostenible de ayuda humanitaria a la población civil en toda Gaza.

"Estamos trabajando incansablemente con el gobierno, los socios trabajadores y empleadores, otras agencias de la ONU y actores humanitarios para proporcionar asistencia inmediata a los trabajadores y empresas afectados. También les apoyaremos a largo plazo en la recopilación de información vital sobre el mercado laboral y en la recuperación de puestos de trabajo y empresas, junto con iniciativas de protección social, hasta el límite de nuestro mandato", añadió el Director Regional Jaradat.

Barrios enteros de Gaza han quedado destruidos, las infraestructuras han sufrido graves daños, las empresas han cerrado, se han producido desplazamientos internos a gran escala y la falta de agua, alimentos y combustible está paralizando la actividad económica, señala el boletín.

Incluso antes del actual conflicto, la situación en el enclave bloqueado de Gaza era especialmente grave. Los gazatíes llevan mucho tiempo lidiando con tasas persistentemente elevadas de pobreza, vulnerabilidad y una de las tasas de desempleo más altas del mundo, que se situaba en el 46,4% en el segundo trimestre de 2023.

La OIT ha preparado un programa de respuesta en tres fases para abordar el impacto de la crisis en el mercado laboral y los medios de subsistencia palestinos. La primera fase, que ya está en marcha, se centra en las obras de socorro. Consiste en proporcionar ayuda inmediata, como planes de emergencia de apoyo a los medios de subsistencia, a los trabajadores palestinos. Entre los trabajadores hay gazatíes que, al haber perdido su empleo dentro de Israel tras el estallido del actual conflicto, se encuentran varados en Cisjordania.

La OIT ha movilizado sus recursos internos y ya ha canalizado alrededor de 1,1 millones de dólares estadounidenses hacia intervenciones de ayuda de emergencia y recopilación de datos preliminares. También está trabajando en la asignación de más recursos internos para aplicar su plan de respuesta.

La segunda etapa -o fase de revisión- implica la recopilación de datos y el análisis del impacto para ayudar a planificar, priorizar y afinar las intervenciones. Por último, la fase de recuperación se centrará en la creación de empleo mediante la recuperación de infraestructuras intensivas en empleo y otros medios, así como en medidas de protección social y recuperación de puestos de trabajo y empresas.

La OIT tiene previsto celebrar una reunión de socios para el desarrollo al margen de la 349ª reunión del Consejo de Administración. En la reunión se hará un llamamiento por valor de 20 millones de dólares estadounidenses para financiar la ejecución del plan de respuesta de la OIT en tres fases.

El boletín ha sido elaborado por la OIT en colaboración con la Oficina Central Palestina de Estadística (PCBS), a partir de datos procedentes principalmente de la Encuesta de Población Activa de la PCBS. La OIT y la PCBS han creado un Observatorio del Mercado de Trabajo para seguir los indicadores del mercado de trabajo palestino a medida que evoluciona la situación y publicar mensualmente otros boletines.