Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático - COP25

El Secretario General de las Naciones Unidas y el Director General de la OIT presentan la Iniciativa de acción climática para el empleo

La Iniciativa de acción climática para el empleo, presentada en la Conferencia COP25 celebrada en Madrid, tiene por objeto prestar apoyo a los países en el cumplimiento de sus compromisos en materia de acción climática a escala nacional, y garantizar que el empleo, el bienestar y el logro de una transición justa constituyan el elemento primordial de la respuesta ante el cambio climático.

Noticia | 10 de diciembre de 2019
Director General de la OIT, Sr. Guy Ryder en la COP25 en Madrid. ©UNFCC
GINEBRA (OIT Noticias) - El Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. António Guterres, y el Director General de la OIT, Sr. Guy Ryder, presentaron la Iniciativa Acción climática para el empleo en el marco de la conferencia sobre cambio climático COP25 celebrada en Madrid, junto con los ministros de Medio Ambiente de España y Alemania.

La citada iniciativa proporciona una hoja de ruta para fomentar la acción climática y garantizar que el empleo y el bienestar humano sean el elemento primordial de una transición a una economía sin emisiones de carbono y resiliente con respecto al cambio climático.

Durante la presentación, el Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. António Guterres, señaló que millones de trabajadores constituyen la vanguardia de la lucha contra el cambio climático. Y añadió que "la respuesta ante la crisis climática se basa en la transformación del modo en que generamos nuestra energía, planificamos nuestras ciudades y administramos nuestra tierra". "Es necesario garantizar que la transición a un futuro con un bajo nivel de emisiones de carbono sea justa e inclusiva. Ello conlleva forjar un futuro en el que haya empleos verdes y decentes".

Por último, señaló que "la economía verde es la economía del futuro.... Una gran cantidad de gobiernos y empresas ya se benefician de ella y comienzan a redefinir el concepto de valor con respecto a un nuevo modelo económico más ecológico".

El Director General de la OIT, Sr. Guy Ryder, manifestó a los delegados que lograr un mundo del trabajo más ecológico es "un reto determinante y decisivo en nuestro tiempo", y que "la lucha contra el cambio climático guarda una relación directa con la lucha para lograr una mayor justicia social".

El Sr. Ryder abogó por "una agenda política para la acción climática que haga hincapié en el empleo y en el ser humano, sobre la base de evaluaciones a escala nacional, programas de protección social innovadores y un sólido consenso", y añadió que "la Iniciativa de acción climática para el empleo puede contribuir notablemente a ese respecto".

La Sra. Sharan Burrow, Secretaria General de la Confederación Sindical Internacional, y el Sr. Roberto Suárez, Secretario General de la Organización Internacional de Empleadores, que asistieron a la presentación, destacaron el compromiso de las organizaciones de trabajadores y de empleadores para promover una acción climática eficaz que fomente el empleo decente y una transición justa para todos.

La Iniciativa de acción climática para el empleo incidirá en tres esferas mutuamente relacionadas y complementarias, a saber, la labor de promoción y divulgación; el establecimiento de un centro de innovación política que aúne conocimientos y propicie soluciones innovadoras; y el aumento de la capacidad de los gobiernos y las organizaciones de trabajadores y de empleadores, así como del apoyo a los mismos.

Dicha iniciativa reúne a gobiernos, sindicatos, organizaciones de empleadores y organismos internacionales.

La OIT presentó asimismo en el marco de la COP25 el nuevo informe Skills for a Greener Future (Competencias para un futuro más ecológico). Dicho informe se basa en 32 estudios de países y en él se abordan las estrategias de estos en materia de competencias, así como las principales dificultades que plantea la formulación de políticas más ecológicas. También se analizan los avances registrados al respecto desde 2011, las lagunas y deficiencias en materia de competencias, el grado de reorientación o perfeccionamiento profesional necesario y las transformaciones que se requieren en el plano laboral, así como las necesidades de los grupos más vulnerables y desfavorecidos.