Día Mundial del Retrete

Un nuevo informe pone de manifiesto las difíciles condiciones de trabajo de los trabajadores del sector del saneamiento

En los países en desarrollo, innumerables trabajadores del sector del saneamiento trabajan en condiciones que ponen en peligro su salud y su vida, y atentan contra sus derechos y su dignidad.

Noticia | 14 de noviembre de 2019
© Sharada Prasad CS
GINEBRA (OIT Noticias) – Un informe conjunto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud y WaterAid, pone de manifiesto las condiciones de trabajo indignas y peligrosas de los trabajadores del sector del saneamiento en un número de países en desarrollo.

El informe, publicado en ocasión del Día Mundial del Retrete el 19 de noviembre, es el análisis más amplio hasta la fecha sobre la difícil situación de los trabajadores del sector del saneamiento en el mundo en desarrollo.

El informe se basa en un estudio sobre los trabajadores del sector del saneamiento, realizado en Bangladesh, Bolivia, Burkina Faso, Haití, India, Kenia, Senegal, Sudáfrica, y Uganda.

Según el informe, la mayoría de los trabajadores del sector del saneamiento están en la economía informal, privados de sus derechos y de la protección social. Se han hecho sólo pocos esfuerzos para comprender sus dificultades y documentar las buenas prácticas y elaborar enfoques, políticas, normas y regulaciones dirigidos a mejorar sus condiciones de trabajo.

“Las políticas, leyes y normas relacionadas con los trabajadores del sector del saneamiento son insuficientes o inexistentes, cubren sólo ciertas categorías de trabajadores, o no disponen de un financiamiento o de los mecanismos de ejecución necesarios”, declaró Alette Van Leur, Directora del Departamento de Políticas Sectoriales de la OIT.

Los trabajadores del sector del saneamiento, que limpian los retretes, vacían los pozos negros y los tanques sépticos, limpian las alcantarillas y las cloacas, operan las estaciones de bombeo y las plantas de tratamiento de las aguas residuales, por lo general están expuestos en su trabajo cotidiano a agentes patógenos fecales muy peligrosos. También pueden estar expuestos a riesgos químicos o físicos.

Los que recogen la basura manualmente, por ejemplo, están expuestos a graves riesgos para su salud, como el cólera, la fiebre tifoidea y la hepatitis, así como a gases tóxicos como el amoníaco y el monóxido de carbono. En los países del Sur Asia, la recolección manual de los desperdicios está muy extendida.

Las personas mueren cada día a causa de un saneamiento deficiente y de condiciones de trabajo peligrosas, no podemos permitir que esto continúe."

Tim Wainwright, Director Ejecutivo de WaterAid
Las condiciones de trabajo peligrosas también son muy comunes entre los vaciadores manuales de pozos sépticos y letrinas, así como en las empresas que ofrecen servicios para el alcantarillado, las estaciones de bombeo y el tratamiento de las aguas residuales, donde la formación de los trabajadores con frecuencia es insuficiente o inexistente.

El informe formula cuatro recomendaciones principales:
  • Reformar las políticas, legislaciones y normas para profesionalizar la fuerza de trabajo del sector del saneamiento.
  • Elaborar y adoptar directrices operativas para evaluar y mitigar el riesgo profesional de todos los tipos de trabajos relacionados con las obras de saneamiento.
  • Defender a los trabajadores del sector del saneamiento y promover su empoderamiento para proteger sus derechos en tanto que trabajadores.
  • Construir una base de datos y documentar los problemas que enfrentan los trabajadores del sector del saneamiento.
Además, el informe invita a los gobiernos a ratificar e implementar los convenios de la OIT relacionados con la seguridad y salud en el trabajo relacionados con el sector del saneamiento.

“Todos vamos al retrete y todos estamos expuestos al riesgo de enfermedades mortales transmitidas por el agua si los residuos no son tratados adecuadamente. Por lo tanto, los trabajadores del sector del saneamiento desempeñan una de las funciones más importantes en cualquier sociedad”, declaró Tim Wainwright, Director Ejecutivo de WaterAid.

“Por ello, es impactante que los trabajadores del sector del saneamiento estén obligados a trabajar en condiciones que ponen en peligro su salud y su vida, y que tengan que enfrentar el estigma y la discriminación, en vez de disponer del equipo adecuado y el reconocimiento del trabajo vital que realizan. Las personas mueren cada día a causa de un saneamiento deficiente y de condiciones de trabajo peligrosas, no podemos permitir que esto continúe”, agregó.