Comisión de Encuesta

Comisión de Encuesta de OIT emitió informe sobre queja presentada contra la República Bolivariana de Venezuela

La Comisión de Encuesta establecida por el Consejo de Administración de la OIT para examinar una queja presentada contra el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela adoptó su informe.

Comunicado de prensa | 3 de octubre de 2019
GINEBRA (OIT Noticias) - La Comisión de Encuesta establecida por el Consejo de Administración de la OIT para examinar una queja presentada contra el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela adoptó su informe con recomendaciones partiendo por “el cese inmediato de todos los actos de violencia, amenazas, persecución, estigmatización, intimidación u otra forma de agresión” contra las organizaciones de empleadores y trabajadores no afines al gobierno.

La Comisión compuesta por tres miembros independientes fue establecida en marzo de 2018 en respuesta a una queja presentada en junio de 2015 por 33 delegados empleadores en la Conferencia Internacional del Trabajo.

De conformidad con el artículo 28 de la Constitución de la OIT, el informe expone el resultado de las averiguaciones de la Comisión, así como conclusiones y recomendaciones orientadas a promover “el respeto de la libertad sindical como base de un diálogo tripartito para la reconciliación nacional, el desarrollo económico sostenible y la justicia social”.

La queja denunciaba la inobservancia de Convenios de la OIT y alegaba, en particular, actos de violencia, otras agresiones, persecución, acoso y una campaña para desprestigiar a la organización de empleadores FEDECAMARAS, incluidos sus líderes y afiliados, así como injerencia de las autoridades, falta de consulta tripartita y exclusión del diálogo social.

Los querellantes agregaron que estas acciones afectaban también a las organizaciones de trabajadores no afines al Gobierno.

La Comisión tuvo contacto directo con las partes y otros actores concernidos durante una visita al país, tanto a su capital como a otras ciudades, así como numerosas videoconferencias y audiencias en Ginebra, con la presencia de representantes de las partes y la participación de testigos provenientes tanto de autoridades públicas como de los sectores no gubernamentales.

La Comisión recabó abundante documentación e información escrita, habiendo recibido más de doscientas voluminosas comunicaciones, de parte del Gobierno, los querellantes y diferentes interlocutores sociales del país, así como de otras personas e instituciones con conocimiento sobre las cuestiones planteadas.

Las recomendaciones de la Comisión plantean la necesidad de tomar las medidas necesarias para asegurar la existencia de un clima desprovisto de violencia, amenazas, persecución, estigmatización, intimidación u otra forma de agresión.

En ellas se pide “el cese inmediato de todos los actos de violencia, amenazas, persecución, estigmatización, intimidación u otra forma de agresión a personas u organizaciones en relación con el ejercicio de actividades gremiales o sindicales legítimas, y la adopción de medidas para garantizar que tales actos no se repitan en el futuro.”

Además, exhortan “la liberación inmediata de todo empleador o sindicalista que pudiese permanecer en prisión en relación con el ejercicio de las actividades legítimas de sus organizaciones”(p.229).

El informe de la Comisión de Encuesta fue transmitido por parte del Director General al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, que dispone de un plazo de tres meses para comunicar si acepta o no las recomendaciones y, en caso de que no las acepte, si desea acudir a la Corte Internacional de Justicia.

En los 100 años de historia de la OIT se han establecido 13 comisiones de encuesta.