Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

Presidente de Panamá: buena situación económica impone responsabilidad de cerrar brecha entre ricos y pobres

El Presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, recordó hoy a los delegados presentes en la Conferencia anual de la OIT que el crecimiento económico no es inmune al entorno de incertidumbre y por lo tanto es necesario tomar medidas para convertir esta “crisis de la globalización” en oportunidades de progreso.

Comunicado de prensa | Geneva, Switzerland | 12 de junio de 2012
GINEBRA (Noticias de la OIT) - El Presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, recordó hoy a los delegados presentes en la Conferencia anual de la OIT que el crecimiento económico no es inmune al entorno de incertidumbre y por lo tanto es necesario tomar medidas para convertir esta “crisis de la globalización” en oportunidades de progreso.

Hemos logrado bajar la pobreza de 36% a 23 % en tres años (...) Esta bonanza nos impone la responsabilidad de ir cerrando la brecha económica y social entre ricos y pobres". 
"Enfrentamos una crisis mundial y una crisis de la globalización", dijo Martinelli ante la 101ª Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT que convoca en esta ciudad a delegados de gobiernos, empleadores y trabajadores de los 185 Estados miembros de la Organización.

El mandatario argumentó que pese a los buenos resultados económicos registrados en su país en este momento existe una probabilidad de una desaceleración por el contexto externo de crisis "especialmente en la Eurozona".

Durante su mensaje a los delegados a la Conferencia de la OIT dio algunos detalles sobre la situación económica y laboral de Panamá y el Plan Estratégico que ha puesto en marcha su Gobierno.

Destacó que en 2011 ese país tuvo un crecimiento económico de 10,6% "el mayor de la región" y que la tasa de desempleo bajó a 4,5%, la más baja registrada en Panamá desde 1963. Por otra parte hizo notar que la calificación de riesgo del país fue elevada por tres agencias a Grado de Inversión "por primera vez en la historia".

Por otra parte, dijo, "hemos logrado bajar la pobreza de 36% a 23 % en tres años".


"Esta bonanza nos impone la responsabilidad de ir cerrando la brecha económica y social entre ricos y pobres", dijo el mandatario.

En su mensaje de bienvenida al Presidente de Panamá el Director General de la OIT, Juan Somavia, destacó que este país "atraviesa uno de los períodos de crecimiento más dinámicos y largos de su historia".

Somavia también se refirió a los pasos que se han dado recientemente en Panamá para impulsar el diálogo social y para definir las bases de un Programa Nacional de Trabajo Decente. "Esperamos que rindan frutos significativos".

"Su experiencia como empresario le ha permitido ver en primera persona el papel central que juega el trabajo en el desarrollo de las personas y de las sociedades", añadió el Director General de la OIT.

Martinelli destacó que su Gobierno apoya el uso de mecanismos de diálogo social y negociación colectiva. "El tripartismo panameño ha llegado a una etapa de madurez en la búsqueda de la cooperación entre el gobierno, los empleadores y los trabajadores", dijo.