110.ª reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo

Discurso de Liliana Ocmin, Delegada de los trabajadores, Italia

Discurso ante la plenaria de la 110.ª reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo

Dichiarazione | 8 giugno 2022
Señor Presidente, Sr. Director General, Distinguida Concurrencia,

Esta conferencia comienza en un momento crucial para el mundo. La pandemia de Covid19, el aumento de los conflictos armados, incluida la invasión rusa en Ucrania, y el cambio climático están provocando la mayor depresión desde la de 1929, con devastadores efectos sanitarios, económicos y sociales, especialmente para los países más pobres. Son las mujeres y los jóvenes quienes pagan el precio más alto.

Como subrayó el Director General en su Informe a la Conferencia, existe un vínculo indisoluble entre la Paz, la democracia y la justicia social. Por eso compartimos su preocupación.

Además, hace más de cuarenta años que la Conferencia discute e pone el orden del día la dramática situación de los trabajadores en los territorios árabes ocupados.

Gran preocupación, también, se deriva de los efectos nefastos de la nueva dictadura en Myanmar, que pretende borrar la democracia y los derechos humanos fundamentales, con arrestos, ejecuciones extrajudiciales y crímenes de lesa humanidad, permitiendo que las empresas multinacionales y más de 100 marcas de moda violen estos derechos, libertad de asociación y negociación, e imposición de condiciones de trabajo esclavo. No es posible la debida diligencia en tales condiciones.

En los últimos meses, Europa y los países pobres están sufriendo los efectos de la guerra de Ucrania, con una gravísima crisis humanitaria, alimentaria, energética y financiera, que está produciendo un aumento de la trata de personas, el trabajo forzoso e infantil y un aumento de la migración humanitaria.

Urge activar un plan extraordinario de Instituciones Internacionales, gobiernos e interlocutores sociales por la Paz y la Justicia Social, incluido el Programa de Acción de Doha, para orientar las profundas transformaciones del trabajo inducidas por los cambios tecnológicos, climáticos, demográficos y por las cadenas de suministro global, con un mayor riesgo de segregación y explotación para los trabajadores migrantes.

Juntos tendremos que implementar soluciones innovadoras, que no dejen a nadie atrás, garantizando el trabajo digno para todos, contrarrestando el trabajo de la economía informal y sumergida en todos los sectores, a través de “nuevas políticas de empleo”, tal y como se recoge en el Informe que se debate en este Conferencia.

Al mismo tiempo, será fundamental promover sistemas de protección social capaces de combatir la pobreza y la vulnerabilidad del trabajo, erradicando y previniendo el trabajo infantil, no solo a través de la ratificación sino sobre todo de la implementación de ambos convenios núm. 138 y núm. 182., combinándolos con un sistema de formación continua, implementando políticas públicas que generen buenas condiciones de trabajo, dignas y seguras.

Los tres temas centrales de esta Conferencia: salud y seguridad, aprendizaje y economía social y solidaria están fuertemente interconectados y deben desarrollarse con un fuerte enfoque en el empoderamiento de los jóvenes y las mujeres.

En este sentido, CGIL CISL UIL considera histórico el hito alcanzado a través de la Resolución sobre la inclusión del derecho a la salud y la seguridad en la Declaración de la OIT de 1998 sobre los principios y derechos fundamentales en el trabajo. Además, es importante hacer referencia a los dos convenios núm. 155 y núm. 187.

En Italia, albergamos con orgullo el Centro de Formación de la OIT en Turín, una estructura fundamental para el mundo del trabajo. Las Confederaciones Italianas se comprometen a preservar su carácter público, también en el marco de la reforma propuesta, las actividades presenciales, la profesionalidad y la modernidad de la estructura, destinadas a la formación de los constituyentes sobre los derechos y normas de trabajo.

Finalmente, en nombre de CGIL CISL UIL, quiero agradecer al Director saliente Guy Ryder por el largo y constante compromiso de estos años y expresar mis mejores deseos al futuro Director General Gilbert F. Houngbo por un buen trabajo.

Gracias por la atención.