Artículo de Opinión

Op Ed: El trabajo del hogar es un empleo

El trabajo del hogar es un empleo y por lo tanto, debe ser digno.

Noticia | 16 de febrero de 2022

El trabajo del hogar es un empleo y por lo tanto, debe ser digno. Las personas trabajadoras del hogar prestan servicios de cuidado y realizan tareas como la limpieza y la preparación de alimentos, lo cual permite a sus empleadores cumplir con otras obligaciones laborales y proyectos personales.

A pesar de su contribución a la economía y a la sociedad, el trabajo del hogar remunerado es poco valorado por gran parte de la sociedad. Se trata de un sector donde la mayor proporción del trabajo lo realizan las mujeres. En México, existen más de 2.2 millones de personas trabajadoras del hogar; 89% son mujeres, y de ellas 97% labora en condiciones de informalidad; cifra que supera el promedio en América Latina, en donde el 77.5% de las trabajadoras del hogar lo hace en estas condiciones.

En los últimos años, México ha dado un fuerte impulso al marco normativo para cambiar esta situación y garantizar el reconocimiento de los derechos de las trabajadoras del hogar. En 2018, la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional la exclusión del trabajo doméstico del Régimen Obligatorio del IMSS. En 2019, se reformaron la Ley Federal del Trabajo y la Ley del Seguro Social, inició la prueba piloto para su afiliación y ratificó el Convenio 189 de la OIT sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos.

Las personas empleadoras tienen la responsabilidad de garantizar la protección de los derechos que se establecen en este marco: un contrato por escrito, seguro social, salario digno, jornadas de máximo 8 horas, días de descanso, vacaciones, aguinaldo, compensación por horas extras trabajadas y un entorno seguro de trabajo.

Sin embargo, las trabajadoras del hogar siguen enfrentando discriminación en su trabajo y condiciones laborales precarias, con jornadas de trabajo largas, salarios bajos y falta de prestaciones. México se encuentra entre los países latinoamericanos donde la cobertura de la seguridad social a personas trabajadoras del hogar es menor al 10%.

La crisis desencadenada por COVID-19 impacta particularmente a las trabajadoras del hogar, profundizando las brechas de desigualdad y precariedad laboral. Las tareas de cuidado incrementan en sus hogares y en los que trabajan; no tienen acceso a servicios de salud o a la seguridad social y sus ingresos han disminuido por despidos o recortes a la jornada laboral.

Por ello, ONU México lanzó la campaña #ES LO JUSTO que tiene como objetivo concientizar a las personas empleadoras sobre los derechos de las trabajadoras del hogar y posicionar el trabajo del hogar como un trabajo digno.

Es urgente sumar esfuerzos desde los distintos sectores para conocerlos, respetarlos, difundirlos y protegerlos.

La campaña forma parte de una iniciativa más amplia de Naciones Unidas en México, Cerrando Brechas: protección social para las mujeres en México, la cual promueve el cumplimiento de los compromisos internacionales asumidos por el país en la materia con la ratificación del Convenio 189, mediante el acompañamiento técnico y trabajo conjunto con instituciones de gobierno, sociedad civil y con trabajadoras del hogar, incluyendo al IMSS, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, INMUJERES, la Secretaría Ejecutiva del Consejo Nacional de la Agenda 2030, el Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (SINACTRAHO) y el Centro Nacional para la Capacitación Profesional y Liderazgo de las Empleadas del hogar, A.C. (CACEH).

Fomentemos una cultura a favor de un trabajo digno y la no discriminación hacia las trabajadoras del hogar, #ES LO JUSTO. Aclara tus dudas en https://eslojusto.mx/ y garantiza sus derechos.