OIT sensibiliza a inspectores de trabajo sobre derechos fundamentales del trabajo en Colombia

La OIT prepara herramientas y recursos para que los inspectores puedan identificar las zonas, alianzas y recursos disponibles para llegar al campo, con el fin de promover el cumplimento de las normas laborales y mejorar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo.

Noticia | 1 de enero de 2020
Antioquia – La OIT capacitó a más de 90 inspectores de trabajo de las Direcciones Territoriales de Antioquia, Cauca y Nariño en Colombia con herramientas para el fortalecimiento de la inspección del trabajo rural.

“En estos tres días nosotros los inspectores nos hemos preparado para abordar la ruralidad, la prevención de riesgos y el manejo de la informalidad que existe con los trabajadores y empleadores en el campo. Estamos aprendiendo cómo puede llegar el Ministerio del Trabajo a dónde por lo general no llegamos”, explica Eimmy Castro, inspectora de trabajo de la Dirección Territorial de Antioquia.

El proyecto “Fortalecimiento de la capacidad técnica de la inspección en el trabajo para promover el cumplimiento de las normas laborales en el sector rural”, financiado por la Unión Europea, realizó jornadas de asistencia técnica y ofreció acompañamiento directo a las brigadas de inspección móvil en los municipios de Timbío (Cauca), Buesaco (Nariño) y La Ceja (Antioquia). El foco de esta asistencia técnica fue la sensibilización sobre los derechos fundamentales del trabajo y la seguridad y salud en el trabajo (SST).

Como resultado de estos talleres, se seleccionó un grupo focal de 20 inspectores que tuvieron la oportunidad de conocer en profundidad los pasos establecidos en la guía de actuación de la inspección del trabajo en la economía informal.

“En Colombia, la inspección laboral necesita un fortalecimiento integral que permita que se puedan mejorar las intervenciones realizadas en el sector rural y agrario”, afirma Alejandra Cortés, asistente técnica del proyecto.

“Para esto nos estamos basando en la legislación nacional y estamos identificando los recursos que necesitan los inspectores para poder llegar a zonas apartadas del país. De igual manera las capacitaciones están contribuyendo a la creación de guías prácticas y listas de chequeo que permitan al inspector del trabajo, a través de un enfoque preventivo y participativo, identificar las zonas, alianzas y recursos disponibles para llegar al campo, con el fin de promover el cumplimento de las normas laborales y mejorar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo”, continúa Cortés.

Se espera que, a largo plazo, esta información y las herramientas que se derivan del proyecto contribuyan con la transición a la formalidad de los trabajadores del sector rural colombiano, a partir de la creación de empresas formales y de la generación de trabajos decentes que sean el motor del desarrollo sostenible en la región.