Mujeres constructoras de Bolivia, protagonistas de celebraciones por centenario de #OIT100

Las trabajadoras plasmaron en un mural de creación colectiva los avances en materia de trabajo decente conseguidos con apoyo de OIT, y plantearon que la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y la erradicación de la violencia en el trabajo es el desafío pendiente.

Noticia | 25 de abril de 2019
La Paz – Mujeres constructoras de La Paz y El Alto, en Bolivia, conmemoraron el Centenario de la OIT con la creación de un mural colectivo, donde plasmaron los avances y desafíos pendientes para que existan en el país oportunidades reales de trabajo decente para ellas.

Durante una semana, las mujeres participaron en sesiones de trabajo, promovidas por la OIT, para reflexionar sobre lo que significa trabajo decente para ellas y sobre los hitos que el país ha logrado en la ruta hacia un entorno laboral más seguro y más justo en el sector de la construcción, con trabajadoras mejor capacitadas.


Bolivia ratificó en 2015 el Convenio 167 de la OIT sobre seguridad y salud en la construcción, y desde entonces, la OIT ha redoblado sus esfuerzos para mejorar las condiciones y oportunidades laborales de las mujeres constructoras, incrementar sus capacidades técnicas, fortalecer sus habilidades de gestión para el éxito de sus emprendimientos, y reforzar sus conocimientos en seguridad y salud en el trabajo.

“Para nosotras, la lucha más importante ahora es la equidad de género. Todavía hoy tenemos que enfrentar una fuerte discriminación salarial y situaciones de acoso y violencia en el trabajo”, reconoció Lidia Romero, de la Asociación de Mujeres Constructoras (ASOMUC).

Marisol Rodríguez, coordinadora de proyectos de la OIT en Bolivia, también reiteró la urgencia de trabajar para poner fin al acoso, maltrato, desigualdad salarial y vulnerabilidad de las mujeres en este sector. “Hoy celebramos el Centenario de la OIT con ellas, mirando hacia el futuro, conscientes de que el próximo desafío tiene que ser la equidad de género en el rubro”, sostuvo.

“Saludamos a OIT por sus cien años. Han sido un aliado importantísimo para nosotras en el trabajo. Y ahora, ¿cómo nos vemos a nosotras trabajando en el futuro? Pues con igualdad, sin discriminación, con un mismo trato entre hombres y mujeres”, afirmó Reyna Madeline Quispe, trabajadora afiliada a Asomuc.

La OIT ya ha impulsado acciones con este grupo de trabajadoras para fortalecer su capacidad de incidencia para la erradicación de la violencia en sus entornos laborales, con énfasis en el informe que se discutirá en la 108ª Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT para la adopción de un Convenio y su respectiva Recomendación sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo.

Esta obra pictórica de gran formato surgida de la reflexión colectiva de las mujeres constructoras ha sido plasmada en la fachada del Centro de Promoción Pedro Domingo Murillo, gracias al apoyo del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, y permanecerá expuesta durante todo el año 2019 para conmemorar el Centenario de la OIT.