Trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos

El Convenio 189 establece los principios y derechos básicos para la protección de las trabajadoras y los trabajadores remunerados del hogar, y exige a los países tomar una serie de medidas para asegurar que ellas y ellos gocen de un trabajo decente.