El proceso de Uagadugú y el Pacto para el empleo: una hoja de ruta panafricana

Noticia | 25 de febrero de 2010

El Primer Simposio Africano sobre el Trabajo Decente, "Para recuperarse de la crisis: la aplicación del Pacto Mundial para el Empleo en África", celebrado los días 1 y 2 de diciembre de 2009 en Uagadugú, Burkina Faso, se centró en buscar soluciones para alcanzar una recuperación sostenible. El Pacto para el Empleo –adoptado por los mandantes de la OIT y suscrito por órganos mundiales como ECOSOC y el G20, así como por la Unión Africana - propone un conjunto de medidas prácticas para reducir el desempleo y promover el desarrollo sostenible.

Los Jefes de Estado de Burkina Faso, Cote d’Ivoire, Senegal y Togo, junto con miembros de los gobiernos africanos y representantes de los empleadores y trabajadores, instituciones regionales y copartícipes bilaterales y multilaterales en el desarrollo, pasaron revista a las medidas adoptadas hasta la fecha, y elaboraron una hoja de ruta panafricana para poner en práctica el Pacto para el Empleo por medio de paquetes específicos por país diseñados para los mandantes tripartitos africanos de la OIT.

Los sindicatos y organizaciones de empleadores de todo el continente africano convinieron además en una Declaración conjunta que compromete a sus federaciones miembros a la movilización concertada a favor del Pacto Mundial para el Empleo de la OIT.

El simposio también se inscribe en un momento clave del actual proceso de examen sobre el avance hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), ya que la próxima Asamblea General de las Naciones Unidas de 2010 deberá evaluar los progresos hacia los ODM a sólo cinco años de la meta de 2015. En este contexto, el Pacto para el Empleo puede ser una herramienta fundamental para los responsables de la formulación de políticas de todo el mundo en lo que concierne a los objetivos de empleo, ya que está centrado en las necesidades básicas de las personas: el empleo decente y la protección social para todos.

Desafíos de África: crecimiento sostenible y consumo

Los desafíos que enfrenta el continente africano, agravados por la crisis, siguen existiendo. “Un mayor crecimiento sostenible y consumo en África es el desafío de África”, declaró el Director General de la OIT, Juan Somavia. El Pacto para el Empleo ayuda a los países a abordar mejor esos desafíos y de forma más sostenible.

Si bien el efecto directo de la crisis financiera en África se ha dejado sentir con más fuerza en los países que exhiben un mayor grado de integración financiera, la contracción económica se ha propagado rápidamente, generando la baja del comercio, las remesas, el turismo, las inversiones extranjeras directas, y la asistencia oficial para el desarrollo.

El Pacto de la OIT exhorta a los gobiernos a garantizar que los derechos fundamentales en el trabajo y la aplicación de las normas internacionales del trabajo no se vean menoscabados por los efectos de la crisis. Por consiguiente, el aumento de la calidad del empleo, la productividad de los medios de subsistencia y las condiciones de los trabajadores en los trabajos informales deben ser prioritarios, en especial en África, donde sigue predominando la economía informal.

Generación empleos: el camino para avanzar

Con ir a la zaga sólo se consigue poner en peligro la consecución de los ODM fijados para 2015. La perspectiva de una recuperación sin empleo es preocupante, en particular en países con un régimen inadecuado de protección social ("piso social"). Juan Somavia, Director General de la OIT, advierte a los participantes sobre los peligros de la complacencia ante los primeros signos de recuperación. “Estamos aquí para dar una dimensión africana al Pacto... El mensaje de la OIT es claro: hasta que no se creen nuevos empleos, aquí en África y en todo el mundo, no habremos salido de la crisis,” añadió. En África, las pequeñas, medianas y microempresas (PMME) son los motores de la generación de empleo, pero la mayoría tropieza con obstáculos para el crecimiento, como la falta de acceso a créditos a largo y corto plazo, y a contratos públicos, así como a la menor eficiencia de sus estructuras financieras y de gestión. Las PMME dirigidas por mujeres han demostrado mayor flexibilidad y sostenibilidad, en los planos tanto económico como ambiental y social. Ayudar, promover e invertir en PMME, especialmente en los sectores de la agricultura y de las tecnologías de la información, crea un abanico de oportunidades que África no puede permitirse perder. Sin embargo, una verdadera recuperación en África sólo será posible cuando el continente haya superado la diversidad de problemas que ya estaban profundamente enraizados antes de la crisis económica.

El Sr. Blaise Compaoré, Presidente de Burkina Faso, recordó que la crisis ofrecía una oportunidad para impulsar el empleo y el progreso económico mediante el fortalecimiento del diálogo social, la integración regional y el incremento de la capacidad de producción, incluido el procesamiento de materias primas. En 2009, en Burkina se asistió a un rápido declive del crecimiento del PIB, reduciéndose al 3% contra un 5% en 2008, y a un creciente déficit fiscal. Con el apoyo del Pacto, el país ha iniciado la reforma de su sistema laboral, dando prioridad a un "piso básico de seguridad social", que prevé la introducción de un plan de seguro médico.

Promoción del diálogo social en respuesta a la crisis

Las experiencias pasadas - Argentina 2001/2002, Asia 1997/1999 – demuestran que los gobiernos deben abordar las causas y consecuencias de las grandes crisis internacionales mediante acciones tanto multilaterales como nacionales. Los países que exhiben una historia de cooperación entre los interlocutores sociales e instituciones de diálogo social bien establecidas tienen más posibilidades de ofrecer respuestas tripartitas rápidas y eficaces frente a los cambios ocasionados por la recesión.

Varios países del continente se encuentran en esa situación. En Sudáfrica, el NEDLAC, un grupo de trabajo tripartito en el ámbito de la economía, en colaboración con la Presidencia, estableció el marco de “la respuesta sudafricana a la crisis económica internacional”, cuya ejecución y seguimiento se garantizarán mediante planes de acción y cuatro grupos de trabajo especiales. En Katanga, provincia de la República Democrática del Congo, el gobierno local llevó a cabo una labor de mediación entre las compañías mineras y los sindicatos, evitando los despidos masivos mediante un acuerdo para posponer los aumentos salariales. El Gobierno de Kenya estableció un grupo de trabajo tripartito nacional dedicado a la crisis del empleo. Nigeria adoptó “la Declaración de Abuja sobre la respuesta a los desafíos en materia de empleo planteados por la crisis económica y financiera mundial” y estableció el Consejo Consultivo Nacional sobre el Trabajo (NLAC) en agosto de 2009.

Los participantes destacaron el enorme potencial de los mecanismos de diálogo para ayudar a los Estados miembros a abordar los difíciles desafíos económicos y sociales, tales como los desequilibrios del mercado laboral y las reformas conexas en el ámbito de la seguridad social. El grupo especial de alto nivel de Uagadugú hizo un llamado al fortalecimiento del diálogo social para obtener resultados que beneficien a todos los segmentos de la población activa y a la sociedad en general.

¿Pueden los países africanos adoptar un régimen básico de protección social ("piso social") para todos?

El establecimiento de un régimen de protección social ("piso social") para todos está marcha en varios países de África, registrándose progresos prometedores en Burkina Faso y Mozambique. La protección social es un concepto de política global y coherente que promueve estrategias nacionales para lograr niveles mínimos en materia de acceso a los servicios esenciales y garantía de ingresos básicos para los ancianos, discapacidad, asistencia infantil, desempleo y cobertura básica de salud. Se requiere una decidida voluntad política para obtener los recursos necesarios que garanticen una protección social estable, ya sea utilizando o ampliando el espectro fiscal existente.

Tras una propuesta previa iniciada en la 11a Reunión Regional Africana (Addis Ababa, 2007), los delegados presentes en el simposio de Uagadugú respaldaron la creación de un foro sobre el empleo regular, con el fin de intercambiar y elaborar soluciones basadas en prácticas óptimas a los desafíos que encara África, y garantizar que la cartera de políticas del Programa de Trabajo Decente siga en pie pese a los efectos de la crisis.

Las recomendaciones del simposio destacan la necesidad de contar con información confiable sobre el mercado laboral (pérdida de puestos de trabajo, desempleo, subempleo, economía informal, trabajadores migrantes, fuga de cerebros, productividad laboral, salarios, competencias, formación). La capacidad de la OIT para suministrar y compartir esa información sigue siendo fundamental para el mercado laboral. Los participantes en el simposio manifestaron la necesidad de facilitar el acceso a información precisa sobre las cuestiones laborales, e hicieron un llamado para mejorar los servicios públicos de empleo, que en la mayoría de países africanos son muy deficientes y, en ciertos casos, incluso inexistentes.

Siguientes pasos

El informe del simposio de Uagadugú sobre el Trabajo decente de 2009 se publicará y examinará en la próxima reunión del Consejo de Administración de la OIT, que se celebrará en marzo de 2010. Los resultados servirán de base para suministrar información sobre las metas de empleo incluidas en los ODM a la Asamblea General de las Naciones Unidas de 2010 que pasará revista a los avances respecto a la consecución de los ODM, y ofrecerá una oportunidad al África para evaluar las restricciones en materia de políticas mundiales que han creado tantas trabas para alcanzar las metas de los ODM.

Para obtener información completa sobre el Primer Simposio Africano sobre el Trabajo Decente y la aplicación del Pacto Mundial para el Empleo en África, consulte:

Simposio de Uagadugú sobre el Trabajo decente

Recomendaciones de las sesiones paralelas (pdf, 1144KB)

Hoja de ruta para llevar a la práctica el Pacto Mundial para el Empleo en África (pdf, 1778KB)

Declaración de Uagadugú de 2009 (en inglés y francés)

Para obtener más información sobre el Pacto Mundial para el Empleo de la OIT, diríjase a jobspact@ilo.org