1/7
La transición de los sindicatos: ¿qué papel tendrán en el futuro del trabajo?

La transición de los sindicatos: ¿qué papel tendrán en el futuro del trabajo?

El futuro del trabajo se halla ante un panorama incierto y lo mismo ocurre con los sindicatos. La globalización, los cambios demográficos, medioambientales y tecnológicos están modificando los mercados laborales de hoy y determinarán los del mañana.

Además, la crisis de COVID-19 ha puesto de manifiesto y agravado los problemas existentes. A nivel mundial, la afiliación sindical ha ido mermando paulatinamente, y con ello la capacidad de los sindicatos para organizar y prestar servicios a los trabajadores.

Entre todos los escenarios posibles para los sindicatos, ¿cuál es el más probable? Sin duda, la hipótesis más favorable es la de la revitalización, según la cual los sindicatos encuentran tácticas innovadoras y forman coaliciones para representar a todos los trabajadores.

Los sindicatos durante la pandemia de COVID-19

La pandemia ha puesto al descubierto los muchos aspectos de los déficits de trabajo decente en el mundo del trabajo, y los trabajadores han confiado en los sindicatos para mejorar la seguridad del empleo y de los ingresos y la disponibilidad de protección social.

Pese a las restricciones existentes durante la pandemia, los trabajadores y sus familias recibieron la asistencia de los sindicatos en formas diversas, a saber: prestación de asesoramiento jurídico; creación de fondos de emergencia; organización de campañas de sensibilización; adaptación de programas de formación; promoción del reconocimiento de la COVID-19 como enfermedad profesional, y utilización de los medios sociales.

Alrededor del 80% de los países del mundo recurrieron al diálogo social, tripartito y/o bipartito, como parte de la respuesta a la crisis de la COVID-19. Los temas de negociación más frecuentes fueron la protección social y las medidas en materia de empleo, las relaciones laborales, la seguridad y salud en el trabajo (SST), y las medidas fiscales.

Los sindicatos han encontrado formas innovadoras de llegar a nuevos miembros y contribuir a las respuestas a la crisis mediante el diálogo social. He aquí dos ejemplos.

Los sindicatos suecos

Los sindicatos suecos han captado nuevos afiliados tras negociar con éxito con los empresarios del comercio minorista, evitando despidos y protegiendo los salarios de los trabajadores durante la crisis. Aunque muchas actividades en materia de organización han quedado en suspenso, los sindicatos han seguido contactando con los nuevos afiliados por vía telefónica y a través de las redes sociales.

La Confederación de Sindicatos de Georgia

Durante la crisis de la COVID-19, la Confederación de Sindicatos de Georgia se movilizó para que los trabajadores informales pudieran cumplir los requisitos de elegibilidad y mejoraran la formación digital necesaria para acceder a las ayudas gubernamentales habilitadas a raíz de la crisis.

1/4

¿Cuál es la situación de los sindicatos en la actualidad?

La afiliación sindical en todo el mundo ha ido disminuyendo con el tiempo, a pesar de algunos puntos brillantes en determinados países africanos o latinoamericanos donde la afiliación aumentó. En este descenso general entran en juego diferentes factores: piénsese en el paso de los empleos manufactureros a los de servicios, la externalización de los empleos sindicalizados, la informalización de la economía y la mutación de la relación laboral o la automatización.

De hecho, la afiliación sindical es inferior en el caso de las personas con alguna forma de empleo atípico o un empleo precario, como los trabajadores temporales y por cuenta propia o los trabajadores de la economía informal y de las plataformas digitales.

Además, las restricciones legales y las violaciones de los derechos sindicales, como el derecho a organizarse y a negociar colectivamente, son generalizadas. Esto afecta a la capacidad de los sindicatos para organizar, representar y prestar servicios a los trabajadores. No es de extrañar que la afiliación sindical sea inferior allí donde se violan los derechos sindicales.

¿Qué se puede esperar para y de los sindicatos en el futuro?

Se aprecian cuatro posibles escenarios para los sindicatos: marginación, dualización, sustitución y revitalización.

Marginación

La continuación de las tasas de sindicación descendentes, en combinación con el envejecimiento de los sindicatos. Esto puede derivar en la marginación gradual de los sindicatos en el mundo.

Dualización

Los sindicatos defienden su posición actual, prestando servicios a los trabajadores más próximos a ellos y de sectores en los que son fuertes; por ejemplo, trabajadores de grandes industrias, del sector público, o que tienen una relación de empleo formal. Esto se haría a costa de otros trabajadores más precarios o de sectores menos representados. 

Sustitución

Los sindicatos que afrontan la competencia de otras organizaciones, tales como organizaciones no gubernamentales, otras agencias de intermediación, abogados laboralistas o empleadores; por ejemplo, mediante formas alternativas de participación de los trabajadores, gestionadas por los directivos y sin la participación de los sindicatos.

Revitalización

Los sindicatos buscan tácticas y coaliciones innovadoras, a fin de organizar y defender a todos los trabajadores y de reforzar un diálogo social incluyente y eficaz.

1/4

La vía hacia la revitalización

Hay muchos ejemplos positivos de la revitalización de los sindicatos; por lo general, abarcan:

  1. Organizar y prestar servicios a los nuevos afiliados, como trabajadores jóvenes trabajadores de la economía informal o de la economía de las plataformas digitales.
  2. Hablar o actuar con una sola voz, comprendido esto como la capacidad de actuar colectivamente en todos los sectores, a nivel nacional, regional y mundial.
  3. Asegurar una gobernanza interna apropiada, mediante un conjunto de normas transparente que rija el mandato, la gestión, las elecciones y las actividades sindicales.
  4. Reforzar un diálogo social eficaz e incluyente sobre las cuestiones de hoy y del futuro.

Los sindicatos pueden atender a las necesidades de los trabajadores infrarrepresentados

Los sindicatos han organizado y atendido a grupos de trabajadores emergentes o usualmente infrarrepresentados. Han atendido las necesidades de los trabajadores de la economía informal, por ejemplo, organizando a los trabajadores de este ámbito e integrándolos en las estructuras formales del movimiento sindical. Lo mismo ocurre con los trabajadores jóvenes.

Los sindicatos han tropezado con numerosos obstáculos para organizar y prestar servicios a los trabajadores de la economía de las plataformas digitales, pero los trabajadores de estas últimas se están organizando, tanto por medios convencionales como nuevos, a través de los sindicatos existentes o creando nuevas organizaciones.

Organizar a los trabajadores de la economía informal

  • En Jordania, el Gobierno y los sindicatos han firmado un memorando de entendimiento que suaviza la normativa de emisión de permisos de trabajo a fin de que los refugiados sirios tengan más fácil acceso al mercado laboral formal. El acuerdo permite la emisión de un permiso de trabajo a través de un centro especializado ubicado en la Oficina de la Federación General de Sindicatos de Jordania (GFJTU).
  • La Confederación Nacional de Trabajadores del Senegal (CNTS) ha creado un sindicato nacional para los trabajadores de la seguridad privada, e inició la negociación colectiva sectorial con miras a regularizar a los trabajadores de la economía informal, mejorar la disponibilidad de seguro médico, mejorar la SST o conseguir que se cotice a un fondo de pensiones y de seguridad social.
  • La Federación de Sindicatos de Uzbekistán (FTUU) está organizando a los trabajadores estacionales, como los recolectores de algodón. La FTUU adoptó recomendaciones para que sus delegaciones adaptaran las políticas, estructuras y normas a las necesidades de los trabajadores informales, por ejemplo, para permitir temporalmente la afiliación sindical dual.

Organizar a los trabajadores de la economía de las plataformas digitales

  • En la Argentina, la Asociación de Personal de Plataformas (APP) está organizando a los trabajadores de la economía de las plataformas digitales a través de un nuevo sindicato financiado por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y la Confederación General de Trabajadores de Argentina (CGT).
  • En Indonesia, los conductores de motocicletas y de taxis y diversos sindicatos crearon un Comité Virtual de Acción sobre el Transporte, que ha iniciado un diálogo con las empresas y con los Ministerios de Transporte y de Trabajo a fin de regular mejor el sector.
  • En 2018, la Federación Unida de Trabajadores Daneses (3F) suscribió un convenio colectivo con Hilfr, una plataforma digital de propiedad danesa. El convenio aborda cuestiones como la transición de la condición de trabajador autónomo a la de empleado, la cobertura del seguro y la solución de conflictos.

Organizar a los trabajadores jóvenes

  • El movimiento sindical australiano está organizando y prestando servicios a los trabajadores jóvenes. Los Centros de Trabajadores Jóvenes (Young Workers’ Centers) (ofrecen una “ventanilla única” para aquellos trabajadores que desean conocer mejor sus derechos en el trabajo o que necesitan asistencia o asesoramiento personalizados (incluido el asesoramiento jurídico) para resolver asuntos relacionados con el trabajo. La Confederación de Sindicatos de Australia (ACTU) está ocupándose de los trabajadores jóvenes mediante la organización virtual y los medios sociales, incluido el uso de podcasts y de TikTok.
  • La Federación General de Sindicatos de Bahrein (GFBTU) desarrolló una aplicación para movilizar y captar a trabajadores jóvenes sin empleo en el país, y creó una alianza para el ámbito de todo el país con diferentes organizaciones de la sociedad civil.
  • El Foro Nacional de Trabajadores Jóvenes del Congreso de Sindicatos de Sudáfrica (COSATU), fundado en 2018, ha ideado una estrategia operacional para prestar servicios mejorados a los trabajadores jóvenes, entre ellos, un programa obligatorio de educación política y la creación de estructuras de trabajadores jóvenes.

Mejorar la gobernanza interna de los sindicatos

La gobernanza interna democrática no sólo es fundamental para un funcionamiento sindical eficaz, sino también para la credibilidad ante los trabajadores y el público en general.

  • La Confederación General del Trabajo de Viet Nam (VGCL) atribuye suma importancia programática a la gobernanza interna. Considera prioritaria la actuación de los sindicatos y de los dirigentes sindicales, así como la renovación de la estructura institucional.
  • El Congreso de Sindicatos (TUC) de Ghana atribuye un papel protagónico a la gobernanza interna. El TUC considera fundamental que sus representantes actúen con conocimiento, integridad, transparencia y responsabilidad.

Hablar y actuar como una sola voz

Muchos países y regiones se caracterizan por la proliferación de sindicatos y la fragmentación sindical. Sin embargo, la mejora de la cooperación intersindical, según la cual estas instituciones hablan y actúan con una sola voz, ha mejorado la representación y la incidencia en la toma de decisiones.

  • En Benin, las principales organizaciones sindicales elaboraron una Declaración y una Carta conjuntas para reforzar la unidad sindical y la acción conjunta. La Carta establece una nueva estructura sindical, que abarca la toma de decisiones, el funcionamiento, la afiliación y la financiación.
  • En Lituania y Ucrania, los sindicatos mantienen una colaboración transfronteriza mediante campañas conjuntas y un acuerdo de cooperación bilateral destinada a mejorar la contratación y la representación de los camioneros ucranianos en los sindicatos de ambos países.
  • En Mauricio, la unidad sindical –en acción y estructura– se ha convertido en una prioridad para el movimiento sindical. La creación del Consejo de Sindicatos de Mauricio es un iniciativa destinada a reunir a las principales confederaciones sindicales del país.
1/4

El diálogo social incluyente y eficaz potencia los efectos de los sindicatos

Los sindicatos deben participar en un diálogo social incluyente y eficaz para mejorar el trabajo decente, pero también en cuestiones socioeconómicas y de desarrollo sostenible más generales que afectan a los trabajadores de todo el mundo. La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es una plataforma para este diálogo social ampliado.

Zimbabwe

En Zimbabwe, el Congreso de Sindicatos de Zimbabwe (ZCTU) ayudó a elaborar la estrategia nacional de desarrollo y el informe sobre el avance hacia los ODS. En las aportaciones del sindicato se subrayó el papel del trabajo decente en la formulación de una estrategia de recuperación de la COVID-19 y de desarrollo sostenible favorable a los pobres y a los trabajadores.

Federación de Rusia

En la Federación de Rusia, gracias a la participación sindical eficaz en el diálogo social nacional se adoptaron nuevas leyes sobre el teletrabajo.

Colombia

En Colombia, la OIT colaboró con diversos sindicatos sectoriales y nacionales de la economía agropecuaria y rural a fin de reforzar la organización y representación sindical en las zonas rurales, en particular en el contexto posterior al conflicto. Ello permitió que los sindicatos contribuyeran a la elaboración de políticas mediante foros de diálogo social alternativos –por ejemplo, a nivel municipal y departamental– en temas como el desarrollo de las calificaciones o la planificación territorial.

República de Moldova

En la República de Moldova, los sindicatos colaboraron reivindicando la modificación de la Ley relativa a la Inspección del Trabajo. La labor de presión de años de la Confederación Sindical Nacional de Moldova (CNSM) así como la tarea de sensibilización sobre el tema por parte de la Comisión de Expertos en la Aplicación de Convenios y Recomendaciones de la OIT dieron lugar a una nueva Ley relativa a la Inspección del Trabajo.

1/4

Un futuro de revitalización de los sindicatos

Los cuatro escenarios futuros para los sindicatos – marginación, dualización, sustitución y revitalización – son posibles, y de hecho están teniendo lugar en este momento, en ocasiones en el mismo país, en diferentes sectores y en diferentes combinaciones. Por ejemplo,

  • la dualidad como forma de resistir a la marginación;
  • la sustitución como fuente de inspiración para la revitalización;
  • la revitalización como apertura a la dualización.

Diversas herramientas, tales como la prospección o la concepción de hipótesis, pueden ser de utilidad para los sindicatos que estén experimentando esta incertidumbre, y les permitirán adelantarse a los cambios, estudiar los posibles panoramas y propiciar la acción transformadora.

Ahora bien, en este contexto de múltiples transiciones que imponen tantos y tan graves problemas a los sindicatos, ellos han demostrado una gran resiliencia y una notable capacidad para revitalizarse de forma innovadora. Es un buen augurio de cara al futuro. Hoy más que nunca se necesitan sindicatos fuertes para construir un mundo del trabajo basado en el desarrollo sostenible y que garantice trabajo decente para todos.

Esta web utiliza cookies. Haga clic aquí para obtener más información. Al continuar navegando, el usuario acepta el uso de las cookies.