102.a Conferencia Internacional del Trabajo

La OIT y la Presidencia de la UE celebran los avances en la promoción del trabajo decente para los trabajadores domésticos

Los Ministros del Trabajo y Asuntos Sociales de diez países, el Presidente del Consejo de la UE, Richard Bruton, el Comisario de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la UE László Andor y el Director General Guy Ryder, coincidieron en la importancia de las acciones en apoyo del Convenio 189 para mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores domésticos.

Press release | 18 June 2013
GINEBRA - Una reunión informal de los Ministros del Trabajo y Asuntos Sociales se llevó a cabo en Ginebra en el contexto de la Conferencia Internacional del Trabajo. Los Ministros que participaron a la reunión, organizada conjuntamente por la OIT y la Presidencia irlandesa del Consejo de la Unión Europea, coincidieron en la importancia de las acciones en apoyo del Convenio 189 para mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores domésticos.

El Presidente del Consejo de la Unión Europea, Richard Bruton, Ministro de Trabajo, Empresa e Innovación de Irlanda, celebró los aportes positivos realizados por los colegas de Bélgica, Bolivia, Brasil, Chipre, España, Filipinas, Francia, Latvia, Lituania, los Países Bajos y la contribución del Comisario de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la UE, László Andor. El Ministro Bruton dijo estar muy complacido porque esta semana la Presidencia irlandesa entregará la Decisión del Consejo que autoriza a los Estados miembros de la Unión Europea a ratificar el Convenio núm. 189, y destacó su intención de que Irlanda se encuentre entre los primeros países en ratificar este importante Convenio.

Al agradecer a la Presidencia irlandesa por su compromiso, Guy Ryder, Director General de la OIT, señaló que si se piensa en el pasado cuando “la formulación de políticas públicas con frecuencia no prestó la atención suficiente o ninguna a la necesidad de protección de los trabajadores domésticos y al enorme valor económico y social que aportan a nuestras sociedades, podemos percibir un verdadero impulso hacia el cambio”. “El Convenio núm. 189 y su Recomendación son una demostración potente de que es posible alcanzar a los trabajadores más vulnerables y es un desafío que concierne a todos los Estados miembros de la OIT”, agregó.

El trabajo doméstico es un sector en crecimiento, tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados. Las estimaciones más recientes de la OIT, indican que en 2010, el número de trabajadores domésticos en el mundo era de 52,6 millones, comparado con 33,2 millones en 1995. Estas estimaciones, aunque significativas, son prudentes y es probable que subestimen la verdadera extensión del trabajo doméstico, ya que los trabajadores domésticos con frecuencia son omitidos de las encuestas de la fuerza laboral. En el mundo, los trabajadores domésticos están sometidos a las peores condiciones de trabajo, con frecuencia son víctimas de abusos y están excluidos de la protección legal, ya que la mayoría de ellos trabaja en la economía sumergida.

Los participantes a la reunión ministerial informal discutieron sobre cómo los trabajadores domésticos pueden ser llevados a la economía formal, es posible crear una condición que beneficie a todas las partes a través de una mayor protección de los trabajadores domésticos vulnerables, al incrementar el potencial de empleo del sector del trabajo doméstico y obtener empleos de calidad para los trabajadores domésticos y para las economías nacionales. Los participantes se alentaron al escuchar las medidas positivas adoptadas por algunos países donde nuevas leyes e iniciativas están siendo aplicadas para mejorar la protección de los trabajadores domésticos vulnerables. El Ministro Bruton citó la experiencia de Irlanda que fomenta un cumplimiento más estricto de las normas entre los empleadores de los trabajadores domésticos: “En Irlanda, con la participación de los interlocutores sociales, elaboramos un Código de conducta estatutario, que reconoce las circunstancias particulares de la relación de empleo del trabajo doméstico. Estamos llevando a cabo inspecciones en el sector para estimular el cumplimiento de la normativa y para educar a quienes emplean a los trabajadores domésticos en sus hogares sobre sus deberes como empleadores”.

Este llamado de la OIT a favor del trabajo decente para los trabajadores domésticos está recibiendo el apoyo de las organizaciones y foros internacionales. Reconociendo este amplio apoyo y la urgencia de garantizar condiciones de trabajo decentes para los trabajadores domésticos, el Director General, Guy Ryder, declaró que el Convenio núm. 189 “como instrumento de campaña tiene un valor enorme”, y que “juntos podemos aprovecharlo al máximo”. Por su parte, el Ministro Bruton concluyó que “bajo la Presidencia irlandesa, es necesario prolongar el impulso en relación al proceso de ratificación en la Unión Europea y la exhortó a asumir el liderazgo de los esfuerzos mundiales para promover el trabajo decente para los trabajadores domésticos y desarrollar este sector”.

Para más información, póngase en contacto con:
Stefan Giffeler
Funcionario de Comunicación para Europa y Asia Central
Tel.: +322 737-5942 ó +322 737-9389
Email: giffeler@ilo.org 
               o
Barbara Janssens
Asistente de Comunicación
Tel.: +322/7365942
Email: janssens@ilo.org