Estadísticas del salud y seguridad

Los indicadores de seguridad y salud en el trabajo constituyen el marco para evaluar hasta qué punto se protege a los trabajadores de los peligros y riesgos relacionados con el trabajo. Estos indicadores son utilizados por empresas, gobiernos y otras partes interesadas para formular políticas y programas destinados a prevenir lesiones, enfermedades y muertes profesionales, así como para supervisar la aplicación de estos programas y para indicar áreas particulares de mayor riesgo, tales como ocupaciones, industrias o lugares específicos. Entre estos indicadores se incluyen:

  • Indicadores de resultados: número de lesiones y enfermedades profesionales, número de trabajadores afectados y número de días de trabajo perdidos;
  • Indicadores de capacidad y competencia: número de inspectores o profesionales de la salud que se ocupan de la seguridad y la salud en el trabajo;
  • Indicadores de actividades: número de días de formación, número de inspecciones.

Directrices internacionales actuales

Las directrices para las estadísticas internacionales actuales sobre lesiones profesionales figuran en la “Resolución sobre estadísticas de lesiones profesionales ocasionadas por accidentes del trabajo”, adoptada por la Decimosexta Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo (1998)

Algo de historia

El tema de las estadísticas sobre accidentes industriales figuró en el orden del día de la Primera Conferencia Internacional sobre Estadígrafos del Trabajo (1923) que adoptó una resolución que abarcaba la clasificación de los accidentes y el cálculo de las tasas de frecuencia y de gravedad. La Conferencia también examinó el tema de las estadísticas sobre enfermedades profesionales y pidió que se compilaran en tablas separadas. Posteriormente, la OIT realizó estudios sobre el método utilizado para compilar estadísticas de accidentes industriales en diversos sectores, en particular en minas de carbón y ferrocarriles y, posteriormente, en la agricultura, explotaciones mineras y explotaciones de canteras, industrias manufactureras y redes ferroviarias, así como estudios metodológicos de estadísticas sobre la morbilidad y mortalidad por ocupación.

La Sexta Conferencia Internacional de Estadígrafos del Trabajo (1947) revisó la resolución para mejorar la comparabilidad internacional, en particular en cuanto a los métodos utilizados para calcular las tasas de lesiones industriales y formuló recomendaciones detalladas sobre los métodos que han de utilizarse para calcular las tasas de frecuencia y de gravedad.

Unos años más tarde, la Octava Conferencia Internacional de Estadígrafos del Trabajo examinó la posibilidad de normalizar las estadísticas de enfermedades profesionales y adoptó una resolución en la que figuran, en particular, las fuentes de los datos que se han de utilizar, las enfermedades que se han de registrar y la clasificación que se debe establecer. La Décima Conferencia Internacional de Estadígrafos del Trabajo adoptó una resolución revisada que reemplazó las directrices existentes e introdujó el término de “lesiones profesionales” que abarca los accidentes industriales, los accidentes de trayecto y las enfermedades profesionales. En la Resolución se definen las nociones de lesiones profesionales mortales, incapacidad laboral permanente e incapacidad laboral temporal y, recomienda cuatro clasificaciones de accidentes, a saber, por tipo de accidente, agente material causante de la lesión, tipo de lesión y parte del cuerpo lesionada.

Estadísticas nacionales sobre seguridad y salud y actividades de compilación de la OIT

La OIT compila desde 1941 estadísticas sobre lesiones profesionales y las publica en el Anuario de Estadísticas del Trabajo para lo cual pide a los países datos de conformidad con las recomendaciones internacionales más recientes sobre el tema. Por lo tanto, desde 1999, se ha pedido a los países que proporcionen a la OIT estadísticas acordes, en la medida de lo posible, a las recomendaciones de la Resolución de la 16ª CIET sobre casos de lesiones mortales, casos de lesiones no mortales con días de trabajo perdidos, casos de incapacidad laboral permanente, casos de incapacidad laboral temporal, días de trabajo perdidos por casos de incapacidad laboral temporal y tasas de lesiones mortales y no mortales. Estos datos deben suministrarse, siempre que sea posible, separadamente por sexo y por actividad económica, según la versión más reciente de la Clasificación Industrial Internacional Uniforme de todas las Actividades Económicas. Se pueden obtener datos por sexo de un 40 por ciento de países que compilan datos sobre lesiones profesionales. La OIT no compila estadísticas sobre enfermedades profesionales.