Readaptación profesional y el empleo y Trabajadores domésticos

Bélgica ratifica el Convenio sobre readaptación profesional y el empleo y el convenio sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos

Bélgica alcanza las 105 ratificaciones de convenios internacionales del trabajo y un protocolo. Esto la coloca en el séptimo lugar en el ranking de países con mayor número de ratificaciones.

Noticia | 10 de junio de 2015
El 10 de junio de 2015, el Gobierno de Bélgica depositó ante la Oficina Internacional del Trabajo los instrumentos de ratificación del Convenio sobre la readaptación profesional y el empleo (personas inválidas), 1983 (núm. 159) y el Convenio sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos, 2011 (núm. 189).

Con el registro de estas ratificaciones, Bélgica alcanza las 105 ratificaciones de convenios internacionales del trabajo y un protocolo. Esto la coloca en el séptimo lugar en el ranking de países con mayor número de ratificaciones.

Al recibir el instrumento de ratificación de los Convenios n° 159 y 189 por Bélgica, el Director General de la OIT, Señor Guy Ryder, declaró: “Con la ratificación por parte de Bélgica, son 83 los Estados miembros que han ratificado el Convenio sobre la readaptación profesional y el empleo (personas inválidas), 1983 (núm. 159). El Convenio núm. 159 requiere que los Estados implementen una política nacional sobre la readaptación profesional y el empleo de personas inválidas con el objeto de promover oportunidades de empleo para estas personas en el mercado del empleo. Con respecto al Convenio núm. 189, Bélgica es el vigésimo Estado miembro y el sexto país europeo en ratificarlo. El Convenio núm. 189 pretende mejorar las condiciones de trabajo y de vida de millones de trabajadoras y trabajadores domésticos en el mundo y ofrecer la protección necesaria a este grupo de trabajadores poco visibles - en el que predominan las mujeres - a menudo excluido de la legislación laboral nacional y por lo tanto privado de los derechos laborales básicos de los que disfrutan la mayoría de los trabajadores. El Convenio no solamente garantiza los principios y derechos fundamentales en el trabajo sino también los derechos a condiciones de empleo equitativas y condiciones de trabajo y de vida decentes, así como los derechos relativos a la jornada de trabajo, los salarios, la salud y seguridad ocupacional y la seguridad social, incluso la protección de la maternidad. Estas ratificaciones contribuirán sin duda a fortalecer los esfuerzos de promoción y aplicación efectiva de los Convenios núms. 159 y 189 destinados a brindar protección a estas dos categorías de trabajadores vulnerables.».

Para más información sobre el Convenio núm. 189 y el trabajo de la OIT sobre trabajo doméstico, véase /global/topics/domestic-workers/lang--es/index.htm.