Presentan nuevos estudios sobre oportunidades para la extensión de cobertura a la seguridad social en El Salvador

Estudios aportan recomendaciones de política para ampliar la cobertura al seguro social, principalmente al trabajo independiente, al trabajo migrante y al trabajo doméstico.

News | 29 January 2020
La Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó tres nuevos estudios técnicos sobre las oportunidades y los desafíos para la extensión de la cobertura a la seguridad social en El Salvador, principalmente a través del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

Los estudios tienen como propósito analizar y aportar recomendaciones de política para ampliar la cobertura al seguro social, principalmente al trabajo independiente, al trabajo migrante y al trabajo doméstico.

Los estudios fueron presentados por Helmut Schwarzer, Especialista Principal de Protección Social de la OIT, quien destacó que, bajo las condiciones actuales, en El Salvador todavía existe espacio para incrementar la cobertura contributiva a la seguridad social en al menos 10 puntos porcentuales, en los próximos años.

Para ello se requiere establecer estrategias integradas de formalización del empleo, que incluyan no sólo reformas institucionales desde el seguro social, sino también cambios en otras áreas de política pública, que promuevan la inclusión de la fuerza de trabajo a la seguridad social, a través de incentivos y la mejora en las estrategias de fiscalización, indicó el especialista.

Si bien a nivel nacional, únicamente cerca del 30 por ciento de la fuerza de trabajo posee cobertura a la seguridad social, El Salvador tiene un espacio amplio para incrementar el porcentaje de la fuerza de trabajo, el cual no ha presentado incrementos importantes en las últimas décadas.

Para la OIT, la adopción de una estrategia activa de inclusión a la seguridad social de una mayor cantidad de trabajadores y trabajadoras requiere una estrategia gradual y progresiva de acuerdo con la capacidad institucional, aunque se destaca que, sobre la base de estudios financieros y actuariales realizados en el año 2016 por la OIT, el ISSS tiene capacidad de incrementar la cobertura a nivel nacional, sin afectar su situación financiera a corto y mediano plazo.

En este proceso de extensión de la cobertura, la OIT destaca la importancia de poner atención a grupos de difícil cobertura, donde se incluye al trabajo independiente, trabajo rural y trabajo doméstico, que se caracterizan por tener alta irregularidad en los ingresos y elevada vulnerabilidad a los ciclos económicos, baja productividad, baja capacidad de ahorro, escaso grado de asociación y organización y la falta de conocimiento e información sobre los sistemas de seguridad social. Por ejemplo, en El Salvador, hay más de 800 mil personas trabajadoras independientes o por cuenta propia (cerca del 29 por ciento de la fuerza de trabajo), no obstante, menos del 1 por ciento está inscrito en la seguridad social. Una realidad similar tiene el trabajo doméstico que incorpora más de 125 mil personas en esta actividad (2017).

De igual manera, la OIT destacó la reciente creación de los programas de extensión de cobertura al trabajo independiente y trabajo migrante impulsados desde el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), que representan un avance institucional para alcanzar mayores niveles de cobertura. En particular, el Régimen Especial para Salvadoreños en el Exterior (SALEX) constituye una medida innovadora a nivel internacional para la protección de los migrantes y su familias que están en territorio nacional, y sobre la cual la Organización ha destacado, en reiteradas ocasiones, su potencial de ser replicable en otros países que presentan dinámicas migratorias similares a la de El Salvador.

Para la Directora de la Oficina de la OIT para América Central, Haití, Panamá y República Dominicana, Carmen Moreno, “La inclusión de una mayor cantidad de personas a la seguridad social es una condición fundamental para avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), particularmente en la meta 1.3, vinculada con la puesta en práctica a nivel nacional de sistemas de protección social, incluidos niveles mínimos, que permitan garantizar en el año 2030 una cobertura universal al derecho humano a la seguridad social”.

Los informes presentados constituyen parte de la asistencia técnica que la OIT ha brindado a El Salvador en los últimos años.

Los documentos presentados son los siguientes:

“Informe técnico sobre la Protección Social al Trabajo Doméstico en El Salvador. Avances y opciones de política”

“Informe técnico sobre la extensión del seguro social al trabajo independiente en El Salvador. Avances y opciones de política”

“Sistematización de la experiencia del Régimen Especial para Salvadoreños en el Extranjero (SALEX) del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS)”