Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

350ª reunión del Consejo de Administración de la OIT

El Consejo de Administración de la OIT clausura con decisiones sobre salarios vitales y fortalecimiento de la justicia social

Salarios vitales, los desafíos y oportunidades de la digitalización, y el progreso hacia un nuevo contrato social, fueron algunos de los temas del mundo del trabajo discutidos por el Consejo de Administración de la OIT en su 350ª sesión.

Noticia | 25 de marzo de 2024
© OIT
GINEBRA (OIT Noticias) – El Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) concluyó su 350ª sesión, con una serie de decisiones significativas relacionadas con salarios vitales e iniciativas para fortalecer la justicia social. También revisaron varios casos específicos de países.

Los miembros examinaron el Informe de la Reunión de Expertos sobre políticas salariales, incluidos los salarios vitales. El informe de febrero de 2024 destaca el papel central de los salarios vitales en el desarrollo económico y social y en el avance de la justicia social. Señala que el concepto de salario vital es "el nivel salarial necesario para proporcionar un nivel de vida decente a los trabajadores y sus familias, teniendo en cuenta las circunstancias del país y calculado para el trabajo realizado durante las horas normales de trabajo"; se "calcula de acuerdo con los principios de la OIT para estimar el salario vital", y "debe lograrse a través del proceso de fijación de salarios en consonancia con los principios de la OIT sobre fijación de salarios".

La decisión del Consejo de Administración de publicar las conclusiones de la reunión abre el camino a nuevos trabajos de la OIT sobre la estimación y operacionalización de los salarios vitales, asistencia técnica, sensibilización y actividades de promoción relacionadas con los salarios vitales. Los miembros solicitaron al Director General de la OIT, Gilbert F. Houngbo, que asigne recursos suficientes y presente un informe de aplicación sobre esta cuestión en su 355ª reunión.

En la reunión también se debatieron y aprobaron las disposiciones relativas al Grupo de Trabajo sobre el Nuevo Contrato Social para Nuestra Agenda Común, que se está creando para preparar las aportaciones de los miembros tripartitos de la OIT a la Segunda Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, que se celebrará en 2025.

Los miembros pidieron al Director General que tomara las disposiciones necesarias para que las actividades del Grupo de Trabajo, incluida su primera reunión, se celebraran antes de mayo de 2024. El Consejo de Administración también decidió añadir un punto sobre la aportación tripartita a la Cumbre Mundial al orden del día de la 113.ª CIT, en 2025.

El Consejo de Administración debatió los progresos de la Coalición Mundial para la Justicia Social, cuya creación aprobó en su última reunión, en noviembre de 2023. La Coalición reúne a un grupo único de socios -que ya son más de 200- para fomentar la cooperación multilateral y generar compromiso político, inversiones sociales y acciones concretas que apoyen la justicia social y el trabajo decente. Los delegados pidieron al Director General que tuviera en cuenta las orientaciones del Consejo de Administración sobre el futuro desarrollo de la Coalición.

En una Sección de Alto Nivel, los miembros se unieron a destacados expertos del sector privado, el mundo académico y el sistema multilateral para debatir los retos y oportunidades relacionados con el trabajo creados por la digitalización y la inteligencia artificial (IA). En la sesión, de un día de duración, se examinó el modo en que estas innovaciones podrían contribuir a apoyar y promover el trabajo decente, así como la importancia de garantizar un enfoque centrado en el ser humano en el uso de la tecnología. En su discurso de clausura, el Director General destacó el importante papel de la OIT como líder mundial de pensamiento sobre el impacto de la IA en el mercado laboral, y las mejores prácticas relacionadas con la IA y la digitalización en el mundo del trabajo.

Al examinar el último informe sobre la labor de la OIT en relación con la crisis en el Territorio Palestino Ocupado (TPO), el Consejo de Administración reiteró su más profunda preocupación por el grave y rápido deterioro de la situación humanitaria en la Franja de Gaza, el grave impacto en la población civil y la violencia de los colonos extremistas en Cisjordania. Subrayó la importancia de garantizar el acceso, la seguridad y la protección del personal de la OIT, para que pueda cumplir el mandato de la OIT en el TPO, y pidió a la Oficina que informara sobre el acceso al mercado de trabajo y los despidos de trabajadores palestinos. El Consejo de Administración pidió a los Estados miembros que financien urgentemente el programa de respuesta de emergencia de la OIT y solicitó al Director General que convoque una reunión de movilización de recursos en junio de 2024. También recomendaron que se incluyera una sesión especial en el orden del día de la 112ª Conferencia Internacional del Trabajo (CIT), en junio de 2024.

En las discusiones sobre la situación en Myanmar, el Consejo de Administración deploró, una vez más, la continua ausencia de avances hacia el respeto de la voluntad del pueblo, las instituciones y los procesos democráticos, y pidió a las autoridades militares que pusieran fin a la violencia, los arrestos arbitrarios, las detenciones y la tortura de sindicalistas, activistas laborales y otras personas, incluidos los rohingya. Los miembros pidieron la eliminación de las restricciones a las operaciones de la OIT y la plena aplicación de las recomendaciones de la Comisión de Encuesta de la OIT (que informó en octubre de 2023). A falta de ello, los miembros pidieron al Director General que presentara en su próxima reunión una evaluación de las medidas adicionales para garantizar el cumplimiento de las recomendaciones de la Comisión.

Sobre Ucrania, el Consejo de Administración reiteró su más profunda preocupación por la continua agresión de la Federación de Rusia, con la ayuda del Gobierno de Belarús, contra Ucrania. Instó de nuevo a la Federación de Rusia a que cesara inmediata e incondicionalmente su agresión y retirara sus tropas. Los miembros pidieron al Director General que ampliara los esfuerzos para movilizar recursos para Ucrania y otros países afectados.

En cuanto a Bielorrusia propiamente dicha, el Consejo de Administración instó al Gobierno a presentar, antes del 15 de abril, toda la información sobre las medidas adoptadas para aplicar las recomendaciones de la Comisión de Investigación, publicadas en 2004. Los miembros instaron una vez más al Gobierno a recibir con carácter urgente una misión tripartita de la OIT, que incluya una visita a los dirigentes y activistas sindicales independientes encarcelados o detenidos.

En consonancia con los procedimientos de control de la OIT, los miembros examinaron varios casos de otros países, entre ellos Venezuela, Nicaragua y Bangladesh, y señalaron que estas situaciones debían seguir siendo objeto de estudio.

El Consejo de Administración también debatió la democratización de la gobernanza de la OIT y el funcionamiento del propio Consejo de Administración, y pidió que se elaboraran nuevas propuestas para sus próximas reuniones de junio y noviembre de 2024.

En otro debate se examinó un importante informe sobre la aplicación del programa de la OIT 2022-2023.

El Consejo de Administración es el órgano ejecutivo de la OIT y se reúne tres veces al año, en marzo, junio y noviembre, para tomar decisiones relacionadas con la política, el programa y el presupuesto de la OIT, así como con el orden del día de la CIT. Su 350ª reunión se celebró en la sede de la OIT del 4 al 14 de marzo. La próxima reunión tendrá lugar el 15 de junio de 2024.