Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

Los sindicatos y las organizaciones de la sociedad civil de Myanmar se enfrentan a una amenaza existencial tras el golpe militar

La persecución selectiva limita gravemente la capacidad de funcionamiento; se necesita un apoyo más flexible de la comunidad internacional para evitar el colapso del espacio cívico y la organización de los trabajadores.

Comunicado de prensa | Bangkok, Tailandia | 24 de agosto de 2022
© Shutterstock
BANGKOK, Tailandia (Noticias de la OIT) - La toma del poder por parte de los militares en Myanmar ha afectado gravemente a los sindicatos y a las organizaciones de la sociedad civil (OSC) que prestan servicios a los trabajadores y a los migrantes, según un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Riding out the storm: Organizational resilience of trade unions and civil society organizations following the military takeover in Myanmar* detalla el grave impacto de la toma de posesión de febrero de 2021 en los sindicatos y las OSC.

Destaca cómo la persecución selectiva de estos grupos, incluidos los arrestos arbitrarios, las detenciones, los actos de violencia, los allanamientos de hogares y oficinas, la incautación de equipos, las llamadas telefónicas amenazantes, los interrogatorios y la vigilancia, han limitado sustancialmente su capacidad de funcionamiento.

Los sindicatos y las organizaciones de la sociedad civil informaron de que se habían visto obligados a realizar importantes ajustes en su trabajo en respuesta a la mayor preocupación por la seguridad desde la toma del poder por parte de los militares.

"Los sindicatos y las organizaciones de la sociedad civil han proporcionado la base de gran parte de los progresos realizados en el aumento de la protección de los derechos laborales en Myanmar durante la última década. La situación actual representa una auténtica amenaza para su existencia. La comunidad internacional debe estar al lado de estas organizaciones para ayudarlas a sobrevivir y continuar con su vital trabajo", dijo Panudda Boonpala , Director Regional Adjunto de la OIT para Asia y el Pacífico.

El informe recomienda que la comunidad internacional aumente su flexibilidad y capacidad de respuesta para contrarrestar esta amenaza existencial para el espacio cívico y la organización de los trabajadores en Myanmar.

Para más información, póngase en contacto con

Steve Needham
Responsable de Comunicación de la Oficina Regional de la OIT para Asia y el Pacífico
needham@ilo.org, móvil +66 0836066628


 *Capeando la tormenta: Resistencia organizativa de los sindicatos y las organizaciones de la sociedad civil tras el golpe militar en Myanmar