Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

Una nueva asociación estratégica para promover el empleo y la educación para los refugiados y las comunidades que los acogen

Los Países Bajos se unen a la OIT en una asociación innovadora dirigida a apoyar a los refugiados y a las comunidades de acogida.

Comunicado de prensa | 6 de noviembre de 2018
GINEBRA (OIT Noticias) – Los Países Bajos y la OIT lanzaron una nueva asociación estratégica dirigida a crear medios de subsistencia para los refugiados y las comunidades de acogida en el Cuerno de África y el Oriente Medio.

Moussa Oumarou, Director General Adjunto de la OIT de Programas Exteriores y Alianzas, encomió el liderazgo de los Países Bajos para facilitar esta “asociación visionaria” que reunirá a la OIT, el UNICEF, el ACNUR, la CFI y al Banco Mundial. El nuevo programa prestará asistencia a las poblaciones más vulnerables, incluidas las personas desplazadas por la fuerza de sus países y sus hogares, y las comunidades de acogida, que enfrentan desafíos cada vez mayores a causa del flujo de refugiados.

Esta alianza se concentra en la creación de empleos y medios de subsistencia de manera que los refugiados contribuyan a sus propias comunidades y se preparen para un posible regreso a sus países de origen cuando sea posible. La idea consiste además en fortalecer la resiliencia de los países y comunidades que siguen ofreciendo un importante apoyo a los refugiados.

El nuevo programa ayudará a ampliar y transformar la respuesta mundial a los grandes desplazamientos, al relacionar el trabajo humanitario con el apoyo al desarrollo sostenible.

La OIT contribuirá con sus conocimientos técnicos en materia de empleo y medios de subsistencia para los refugiados que ya han sido experimentados en países como Jordania, Líbano y Turquía. El programa será implementado en Etiopia, Uganda y Kenia, así como en otros países del Oriente Medio y África. Además de la creación de empleo, las actividades del programa se centrarán en el desarrollo de las competencias, la prevención de trabajo infantil, el fortalecimiento de los servicios públicos de empleo y de la protección social, así como en establecer asociaciones con el sector privado.