19a Reunión Regional Americana

Pasado, presente y futuro del trabajo confluyen en la 19a Reunión Regional Americana en Panamá

Representantes del continente han sido convocados a discutir sobre el futuro del trabajo entre el 2 y el 5 de octubre. El encuentro se realiza en vísperas del centenario de la OIT. En este siglo, América Latina siempre ha estado presente en la OIT y fue precursora en las reuniones regionales.

Comunicado de prensa | 28 de septiembre de 2018
1.a Reunión Regional Americana, Santiago de Chile
CIUDAD DE PANAMÁ (OIT Noticias) – La 19a Reunión Regional Americana que se realiza en esta ciudad la próxima semana escribe un nuevo capítulo en la larga historia de la presencia de América Latina en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) creada en 1919, que tuvo su primer encuentro de este tipo precisamente en esta región hace más de 80 años.

La reunión en Panamá tiene como uno de los temas principales en agenda la discusión sobre el futuro del trabajo y los desafíos que deberá enfrentar esta región, pero además coincide con un hecho histórico de gran relevancia, como es la celebración del centenario de la OIT en 2019.

Esta será la reunión número 19 que se realiza en esta región americana, y se espera que concurran unos 400 representantes provenientes de 35 países. La primera reunión regional en la historia de la OIT también fue de carácter americano, y se llevó a cabo en 1936 en Santiago de Chile, con la participación de 19 países y 104 delegados y asesores.

El informe del Director General de OIT Guy Ryder al encuentro regional de esta semana en Panamá destaca la confluencia de pasado y futuro en este encuentro regional. “En esta región el debate sobre el futuro debe considerar al mismo tiempo problemas estructurales que se arrastran desde el pasado”, destaca en el prefacio de este documento.

Cuando la OIT fue creada tras la Primera Guerra Mundial hubo 16 países latinoamericanos que figuraron entre los estados “fundadores”. Delegaciones de la región asistieron a las primeras Conferencias Internacionales del Trabajo, pero su participación y la composición de las delegaciones fue irregular, en parte por las distancias y los recursos disponibles.

En 1925, el primer Director de la OIT, Albert Thomas, realizó un épico viaje a América del Sur. Fue una gira iniciada el 30 de junio y que concluyó el 7 de septiembre y abarcó a Brasil, Uruguay, Argentina y Chile. Los desplazamientos se realizaron por barco y en tren.

Un artículo publicado en la International Labour Review de OIT en 1925 destacó el interés de Thomas por tener “contacto directo con los Gobiernos y la opinión pública en estos países”, en parte con el objetivo de lograr la adhesión a los primeros Convenios de OIT, ya que hasta ese momento “no se había obtenido ninguna ratificación de países de América del Sur”.

La primera reunión regional de la historia de la OIT en 1936 también se gestó por el interés de estrechar relaciones con los países americanos. La idea era generar un espacio para “discutir asuntos sobre los que esos países pueden hacer aportes especiales o problemas que les resultan de interés especial”, según un informe del encuentro.

El documento “Report on the action taken to give effect to the resolutions adopted by the Santiago Conference”, recordó que esta reunión regional “ayudó a definir la situación de los problemas sociales en los países de América”.

El encuentro fue inaugurado por el Presidente de Chile, Arturo Alessandri, en la sede del Congreso de ese país. El Director de la OIT era el británico Harold Butler.

La Reunión Regional Americana de 1936 produjo más de una veintena de resoluciones. En especial se ha destacado las que tienen que ver con la seguridad social, con las condiciones de trabajo de las mujeres y el trabajo infantil, y otras relacionadas con las condiciones de empleo, legislación laboral, condiciones de vida y de contratación, trabajo en el campo, migrantes, nutrición y condiciones de los pueblos indígenas.

Un documento publicado en la Monthly Labour Review del Departamento del Trabajo de Estados Unidos en 1936, recoge el discurso de cierre del Director de la OIT, quien planteó que “debería haber más reuniones americanas como esta”.

“El éxito que hemos tenido debería ser el mejor indicador de que esta no debería ser la última conferencia americana”, dijo Harold Butler, según reseña este documento.

Después de la primera reunión en Chile, la OIT ha realizado reuniones regionales en La Habana (1939 y 1956), Ciudad de México (1946 y 1974), Montevideo (1949), Petrópolis (1952), Buenos Aires (1961), Ottawa (1966), Caracas (1970), Medellín (1974), Montreal (1986), Caraballeda (1992), Brasilia (2006), Santiago (2010) y Lima (1999, 2002 y 2014), sede de la Oficina Regional de la OIT para América Latina y el Caribe.

El informe del Director General a la 19a Reunión Regional Americana en Panamá, destaca “la importancia de profundizar en la búsqueda del trabajo decente”.

El informe destaca que la región enfrenta problemas estructurales relacionados con el mercado laboral, como desempleo, informalidad y otros, además de los que son propios de la reflexión sobre el futuro del trabajo, como los que son propios de la reflexión sobre el futuro, como los cambios tecnológicos, los demográficos, los del clima, o los de los nuevos modos de producción o de contratación, entre otros. “Solo enfrentando este escenario desafiante y a la vez muy complejo, será posible para las sociedades americanas forjar el futuro del trabajo que queremos”, agrega el documento.

En la actualidad las reuniones regionales de la OIT se realizan cada cuatro años en las Américas y también en África, Asia y el Pacífico, y Europa y Asia Central.