Global Deal

El diálogo social es fundamental para el trabajo decente: Informe del Global Deal

Un importante informe pone de manifiesto el papel vital que desempeña el diálogo social a favor del trabajo decente y el crecimiento inclusivo. Pero también señala que es necesario hacer mucho más para promover los derechos de libertad sindical y de negociación colectiva.

Comunicado de prensa | 18 de mayo de 2018
PARÍS (OIT Noticias) – Un informe de la Asociación Pacto Mundial afirma que el diálogo social desempeña un papel decisivo en la creación de empleos decentes y en la mejora del rendimiento de las empresas, pero que son necesarios nuevos esfuerzos para garantizar el reconocimiento y el ejercicio de los derechos de libertad sindical y negociación colectiva.

El informe, Building trust in a changing world of work (Construir la confianza en un mundo de trabajo en plena transformación), redactado conjuntamente por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y coordinado por el Global Deal – una asociación que tiene por objetivo estimular a los gobiernos, las empresas, los sindicatos y otras organizaciones a contraer compromisos para reforzar el diálogo social.

“El nuevo informe muestra que un diálogo social reforzado puede favorecer el crecimiento económico y mercados laborales más inclusivos, mejores resultados socioeconómicos y un mayor bienestar para los trabajadores, mejorar el rendimiento de las empresas y restaurar la confianza en los gobiernos”, declaró el Director General de la OIT.

“Crear más y mejores empleos es fundamental para lograr el crecimiento económico inclusivo. En un momento marcado por una creciente inseguridad del empleo, el estancamiento de los salarios y los nuevos desafíos planteados por la revolución digital, las relaciones de trabajo constructivas son ahora más importantes que nunca”, declaró el Secretario General de la OCDE Ángel Gurría.

El informe constató además que alrededor de la mitad de la población activa del mundo no está cubierta por dos normas internacionales del trabajo fundamentales que protegen sus derechos de libertad sindical y de negociación colectiva: los Convenios núm. 87 y núm. 98 de la OIT.

Cuando la OIT se avecina a su centenario en 2019, creemos que iniciativas como el Global Deal son primordiales para colocar el diálogo social en el corazón de la agenda de la comunidad internacional."

Moussa Oumarou, Director General Adjunto de la OIT
El informe llama a redoblar los esfuerzos dirigidos a promover la ratificación de estos dos convenios fundamentales, y garantizar que los derechos que defienden sean respetados en la ley y en la práctica. Afirma además que los gobiernos tienen un papel decisivo que desempeñar para crear un ambiente político favorable, necesario para el pleno desarrollo del diálogo social, y de organizaciones de trabajadores y de empleadores fuertes, independientes y representativas.

Este informe pone de manifiesto el papel crucial de los interlocutores sociales para forjar el futuro del trabajo, a través de la cooperación en el lugar de trabajo, la negociación colectiva y el diálogo social tripartito. Los interlocutores sociales pueden decidir conjuntamente que tecnologías adoptar y cómo hacerlo. Pueden contribuir a gestionar estas transiciones para los trabajadores desplazados, identificar las necesidades en materia de competencias y desarrollar programas de educación y formación.

El informe señala además el papel crucial del diálogo social para mejorar el carácter inclusivo de la protección de los trabajadores y alcanzar el Objetivo 8 de la Agenda de Desarrollo Sostenible sobre trabajo decente y crecimiento inclusivo, al observar que:
  • El diálogo social tripartito y la acción solidaria de los interlocutores sociales puede facilitar la transición de la economía informal a la formal.
  • La negociación colectiva puede contribuir a mejorar la seguridad del empleo, aclarar la relación de trabajo y facilitar la transición de un empleo temporal a un empleo fijo.
  • Las políticas salariales eficaces e inclusivas combinan normas de protección, como el salario mínimo y la limitación de la jornada laboral, y la negociación colectiva (normas de participación).
  • La extensión de los convenios colectivos es una manera de incluir a los trabajadores migrantes, los trabajadores en formas atípicas de empleo y otras categorías vulnerables, como las pequeñas y medianas empresas, que entran en el campo de aplicación de la protección laboral negociada, y crea unas reglas de juego equitativas para las empresas.
En su discurso durante la presentación del informe, el Director General Adjunto de la OIT, Moussa Oumarou, señaló: “Cuando la OIT se avecina a su centenario en 2019, creemos que iniciativas como el Global Deal son primordiales para colocar el diálogo social en el corazón de la agenda de la comunidad internacional”.