Centro de empleo en el campo de refugiados de Azraq

En Jordania, abre un centro para el empleo en un campo de refugiados sirios

La OIT y el ACNUR inauguran el Centro para el empleo Azraq para facilitar el acceso de los refugiados a los permisos de trabajo y ayudarlos a encontrar un empleo.

Comunicado de prensa | 19 de febrero de 2018
CAMPO DE AZRAQ, Jordania (OIT Noticias) – La Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) inauguran el primer centro de empleo en el campo de refugiados de Azraq.


El Centro para el Empleo (CPE) de Azraq, establecido en colaboración con el Gobierno de Jordania y financiado por el Gobierno de los Países Bajos, tiene el objetivo de facilitar el acceso de los refugiados sirios que viven en el campo a oportunidades de trabajo formal en toda Jordania.

El centro fue inaugurado bajo el patrocinio del Ministro de Trabajo de Jordania, Ali Al-Ghezawi, representado por el Director General del Ministerio, Hani Khleifat en la ceremonia de inauguración.

El centro para el empleo permitirá a la OIT facilitar el acceso a los permisos de trabajo para los refugiados que aún no lo han obtenido. Una vez emitidos, el ACNUR registrará el permiso en una base de datos a la cual tienen acceso las autoridades jordanas, facilitando el desplazamiento dentro y fuera del campo. Los refugiados que obtengan el permiso de trabajo tendrán la posibilidad de dejar el campo hasta durante un mes.

Este nuevo sistema ofrecerá a los refugiados una mayor protección y les permitirá aceptar empleos en cualquier lugar del país, en algunos sectores específicos.

Además, el centro proporcionará a los refugiados servicios de orientación, información sobre los derechos laborales, oportunidades de formación y servicios de adecuación de oferta y demanda de empleo.

Los refugiados necesitan urgentemente empleos y los servicios del centro los ayudarán a recuperar sus medios de vida y su autosuficiencia."

Maha Kattaa, coordinadora de la respuesta de la OIT a la crisis de refugiados sirios en Jordania
“El hecho es que los permisos de trabajo también servirán como autorización para dejar el campo y buscar empleo, esto constituye una importante evolución para los refugiados en el campo de Al Azraq, ubicado en una zona remota, que ofrece muy pocas oportunidades de empleo para sus residentes”, declaró Maha Kattaa, coordinadora de la respuesta de la OIT a la crisis de refugiados sirios en Jordania. “Los refugiados necesitan urgentemente empleos y los servicios del centro los ayudarán a recuperar sus medios de vida y su autosuficiencia.”

El Centro para el Empleo de Azraq realizará una serie de ferias de empleo a fin de acercar a los empleadores de todo el país a la fuerza de trabajo disponible en el campo. El día de la inauguración, 24 empresas participaron a la feria de empleo en el Centro comunitario CARE, financiado por ACNUR, en el campo de Azraq, donde se presentaron más de 850 ofertas de empleo en la manufactura, la agricultura y los servicios.

Fadid Al Hariri, un habitante del campo de Azraq, celebró el establecimiento del centro para el empleo. Desde que llegó de Siria en 2014, ha trabajado sólo tres meses: “Como sabrán, es imposible vivir aquí sin trabajo”, dijo.



El nuevo centro contribuirá a la implementación del Pacto de Jordania, que aspira a crear 200.000 puestos de trabajo para los refugiados sirios en el país. Desde que fue firmado el Pacto en 2016, el Ministerio de Trabajo ha entregado más de 87.000 permisos de trabajo para los sirios presentes en Jordania, la mayoría de los cuales en los sectores de la manufactura y la construcción. Aumentar el número de mujeres que entran al mercado de trabajo formal sigue siendo un desafío, ya que ellas representan sólo cinco por ciento de los permisos expedidos.

“Estimulamos al sector privado de Jordania a incrementar su competitividad. Este proyecto refleja muy bien nuestras intenciones de hacer corresponder las empresas prósperas que crean empleos con las personas que buscan trabajo, sirios y jordanos”, declaró la Embajadora de los Países Bajos, Barbara Joziasse.

“El compromiso asumido y las acciones emprendidas por el Gobierno de Jordania, después de la Conferencia de Londres, establecieron un modelo que refuerza la autonomía de los refugiados y a la vez apoya la economía local”, declaró Alia Al-Khatar-williams, Delegada adjunta del ACNUR a cargo de la protección de Jordania. “Mientras que la crisis siria se prolonga, las oportunidades de empleo son esenciales para empoderar a los refugiados sirios y aportar estabilidad e sus familias.”

En 2017, la OIT y el ACNUR inauguraron una oficina de empleo en el campo de Zaatari. Hasta el momento, más de 8.000 refugiados se han beneficiado de la presencia del centro para conseguir un empleo, sobre todo en la agricultura.

Para más información, por favor póngase en contacto con:

La Organización Internacional del Trabajo (OIT)
INGLÉS/ÁRABE Maha Kattaa, coordinadora de la respuesta de la OIT a la crisis de refugiados sirios en Jordania, kattaa@ilo.org, +962-79/057-3957

Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)
INGLÉS Olga Sarrado, Relaciones Exteriores, sarrado@unhcr.org, +962-79/761-7799
ÁRABE Mohammad Hawari, Relaciones Exteriores, hawari@unhcr.org, +962-79/895-6781