Cumbre sobre el Mundo del Trabajo: Un futuro mejor para las mujeres en el trabajo

La Cumbre sobre el Mundo del Trabajo de la OIT hace un llamado a favor de un futuro mejor para las mujeres y los hombres

Esta Cumbre sin precedentes reunió a destacados invitados para hablar sobre la necesidad de promover a las mujeres en el trabajo.

Comunicado de prensa | 15 de junio de 2017
De izquierda a derecha: President of Nepal Bidya Devi Bhandari, President of Mauritius Ameenah Gurib-Fakim, and President of Malta Marie-Louise Coleiro Preca
GINEBRA (OIT Noticias) – La Organización Internacional del Trabajo (OIT) realizó hoy una Cumbre sobre el Mundo del Trabajo durante su Conferencia anual en esta ciudad, para debatir sobre la necesidad de forjar un futuro mejor para las mujeres en el trabajo.


El formato único del evento incluyó la visita de tres mujeres Presidentas y una mesa redonda de alto nivel que congregó a representantes de los interlocutores sociales y de la sociedad civil.

“Mientras avanzamos hacia nuestro próximo centenario y las transformaciones en el mundo del trabajo se intensifican, es necesario un compromiso renovado a fin de garantizar que este futuro mejor para las mujeres – y los hombres – sea realidad”, declaró el Director General de la OIT en sus comentarios de apertura.

“Debemos tomar como punto de partida que la igualdad para las mujeres en el lugar de trabajo no será una realidad a menos que no se tomen decisiones audaces, y no se adopten medidas valientes. Las mujeres quieren tener empleos remunerados, y estos deben ser empleos decentes, no subvalorados, que no se lleven a cabo en un contexto de discriminación, acoso o violencia”, señaló Guy Ryder.

El Director General de la OIT destacó además los beneficios económicos de este tipo de enfoque.

“El informe de la OIT publicado ayer, sobre las tendencias del empleo femenino, muestra que realizar la meta ‘25 para 25’ – es decir reducir la brecha de género en la participación del mercado laboral de 25 por ciento para el año 2025 – en todos los países, podría aumentar la fuerza de trabajo mundial de 204 millones y, además, incrementar el PIB mundial de 3,9 por ciento. Estas cifras no pueden ser ignoradas”.

El informe Perspectivas sociales y del empleo (WESO) – Tendencias del empleo femenino 2017, estima que si se lograra este objetivo a nivel mundial, tendría el potencial de sumar 5,8 billones de dólares (millones de millones) a la economía global e incrementar los ingresos fiscales en 1,5 billones de dólares.

Tres presidentas

La Presidenta de Malta, Marie-Louise Coleiro Preca, adhirió a los argumentos del Director General de la OIT e instó a la comunidad mundial a adoptar medidas urgentes a favor de la igualdad de género.

“La economía mundial continuará experimentando efectos negativos mientras las mujeres sigan estando excluidas”, declaró Marie-Louise Coleiro Preca ante la Cumbre sobre el Mundo del Trabajo de la OIT.

La Presidenta de Malta exhortó a la comunidad internacional a emprender acciones urgentes “a fin de acelerar la igualdad de género y lograr una participación equitativa de las mujeres en la economía”.

“La igualdad de género no es sólo una cuestión apremiante desde el punto de vista moral. Es un desafío de importancia crítica para nuestras economías”, dijo la Presidenta de Malta a los delegados.

Otra distinguida invitada, Bidya Devi Bhandari, Presidenta de Nepal, instó a empoderar a las mujeres para promover sociedades equitativas, justas y pacíficas.

“Las sociedades no pueden resistir sobre los cimientos inestables de la discriminación y la desigualdad. La discriminación contra las mujeres debe terminar, para ello es necesario que todos nosotros dediquemos esfuerzos significativos”, afirmó la Presidenta Bidya Devi Bhandari.

“Es un hecho que sin el empoderamiento político, económico, social y cultural de la mujer, no es posible imaginar el establecimiento de una sociedad equitativa, justa y pacífica”, agregó.

A la Presidenta de Nepal se unió la Presidenta de Mauricio, Ameenah Gurib-Fakim, quien también abogó a favor de un futuro mejor para las mujeres en el trabajo.

La primera mujer en la Presidencia de Mauricio, urgió a los Estados miembros de África a poner fin a la desigualdad de género y empoderar a las mujeres para impulsar el potencial de desarrollo del continente a través de políticas innovadoras que faciliten la integración de las mueres a la fuerza de trabajo.

“Eliminar la desigualdad de género y empoderar a las mujeres podría aumentar el potencial productivo de mil millones de africanos, dando un enorme impulso a las posibilidades de desarrollo del continente”, declaró Ameenah Gurib-Fakim en su primera alocución ante la Conferencia Internacional del Trabajo.

El Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, se dirigió a la Cumbre Mundial del Trabajo en un mensaje de vídeo.

Un reciente informe OIT-Gallup, basado una encuesta realizada en 142 países y territorios, muestra que las mujeres quieren trabajar en empleos remunerados pero que persiste una brecha significativa entre las aspiraciones de las mujeres y la realidad del mercado laboral.

Las tres presidentas pronunciaron su discurso al finalizar la mesa redonda de alto nivel sobre cómo configurar un futuro mejor para las mujeres en el trabajo.

El panel abordó los principales obstáculos que enfrentan las mujeres para encontrar un trabajo decente, y qué medidas es necesario adoptar para superarlos. A la mesa redonda participaron representantes de gobiernos y de la sociedad civil de los Estados miembros de la OIT.

“Si las mujeres son invisibles es porque no son percibidas como iguales y su trabajo no es valorado, entonces es un crimen contra la humanidad”, declaró Sharan Burrow, Secretaria General, Confederación Sindical Internacional (CSI).

“Los sistemas de educación deben comenzar a concentrarse en la combinación de competencias profesionales, las competencias CTIM y las sociales, y fomentarlas tan pronto como sea posible, de manera que un número mayor de personas pueda trabajar en la economía del cuidado, no sólo mujeres, también hombres. Para que más hombres participen, es necesario elevar el estatus del trabajo en la economía del cuidado y hacerla más atractiva”, declaró Linda Kromjong, Secretaria General, Organización Internacional de Empleadores (OIE).

La Cumbre forma parte de la Iniciativa relativa a las mujeres en el trabajo de la OIT, una de las siete iniciativas del centenario de la Organización, destinadas a forjar un futuro al servicio de todos.