Refugiados sirios y mercado laboral

Más de 1.300 refugiados sirios y ciudadanos turcos recibieron formación profesional gracias a la Oficina de la OIT en Turquía

Un plan nacional y nuevas inversiones son necesarias para responder al creciente número de refugiados, declaró el Director General de la OIT en Turquía.

Noticia | 29 de septiembre de 2016
© OIT
ANKARA (OIT Noticias) – La OIT organizó una conferencia nacional la semana pasada en Ankara para hacer un balance de la primera fase de su proyecto “Mejorar los medios de vida y las oportunidades de trabajo decente para los refugiados sirios y las comunidades receptoras”.

El proyecto, financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de Estados Unidos, impartió cursos de formación técnica y profesional y de iniciativa empresarial a 1.300 sirios bajo protección temporal y ciudadanos turcos en las provincias de Saliunrfa, Kilis y Gaziantep en once áreas. Entre las cuales, soldadura, cursos de lengua turca, programación de máquinas a control numérico, instalación de tuberías de plástico, peluquería y cuidado de la piel, servicios de admisión de pacientes, carpintería y sistemas de red CISCO. Los participantes que concluyeron con éxito la formación recibirán un certificado aprobado por el Ministerio Nacional de Educación.

En su discurso de apertura, Numan Özcan, Director de la Oficina de la OIT en Turquía, describió el proyecto de un año de duración, que inició en octubre 2015, como un ‘pequeño modelo’ que utilizaba las dinámicas locales para responder al creciente número de refugiados sirios en el país y mejorar el acceso tanto de los refugiados como de las comunidades receptoras al mercado laboral.

Numan Özcan, destacó el papel esencial del sector privado y de las nuevas inversiones en las regiones con gran densidad de población de refugiados sirios para facilitar su acceso al mercado laboral. Indicó además que la introducción de la reglamentación de los permisos de trabajo para los refugiados sirios en Turquía significa un avance importante en la transición del empleo informal al formal y para la creación de empleos decentes adicionales.

En el marco del proyecto se llevaron a cabo seminarios en las provincias de Saliunrfa y Gaziantep a fin de informar a los empleados sirios y a los empleadores locales sobre la Reglamentación de los permisos de trabajo para extranjeros bajo protección temporal. Además se analizaron las necesidades en materia de capacidad institucional, a nivel central y local, a fin de identificar la evolución de las necesidades de las instituciones y organizaciones que suministran servicios de empleo.

En su discurso, Nurcan Önder, Directora General de Empleo, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, expresó su satisfacción por la colaboración constante entre el Gobierno de Turquía y la OIT. Mientras que el Embajador de Estados Unidos en Turquía, John. R. Bass, anunció que Estados Unidos tenía previsto extender el alcance del proyecto como parte de la movilización general a favor de los refugiados sirios.

La conferencia concluyó con un debate sobre “Oportunidades de trabajo decente para los refugiados sirios y las comunidades receptoras: Experiencias y sugerencias”. Moderado por el profesor titular Kamil Orhan, el debate contó con la participación de representantes del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, del Programa de desarrollo regional GAP, de la Asociación de artesanos de Gaziantep, del Servicio de migraciones laborales de la OIT y el gobernador del distrito de Harrán.

Durante la conferencia, los refugiados sirios y los ciudadanos turcos que participaron al curso también compartieron sus experiencias y expectativas.