Seguridad y salud en el trabajo

Los convenios sobre seguridad y salud en las minas y la construcción entran en vigor en Turquía

Como parte de los esfuerzos desplegados a fin de mejorar la seguridad y la salud en los sectores peligrosos de la minería y la construcción, el Gobierno está ahora obligado a aplicar el Convenio sobre seguridad y salud en la construcción, 1988 (núm. 167) y el Convenio sobre seguridad y salud en las minas, 1995 (núm. 176). El valor añadido de estos convenios de la OIT es que exigen elaborar una política nacional más coherente en materia de seguridad y salud en las minas, y definir con más claridad e implementar con mayor eficacia los derechos y los deberes de los empleadores y de los trabajadores y de sus representantes en ambos sectores.

Comunicado de prensa | 24 de marzo de 2016
ANKARA – Cuando los convenios de la OIT sobre seguridad y salud en las minas y la construcción entran en vigor en Turquía el 23 de marzo 2016, las disposiciones de estos dos convenios indican el firme compromiso del Gobierno de Turquía de continuar y fortalecer sus esfuerzos dirigidos al desarrollo y promoción de una cultura de seguridad y salud en el país, incluso en dos de los sectores más peligrosos: la construcción y la minería.

El Gobierno de Turquía se convirtió en el 27.o Estado miembro en estar vinculado por el Convenio núm. 167 y el 30 o por el Convenio núm. 176.

Estos dos convenios establecen claramente el marco de responsabilidades, derechos y deberes en el ámbito de la Seguridad y Salud en el trabajo (SST), tanto a nivel nacional como de empresa, en ambos sectores; además contienen medidas técnicas detalladas de prevención y protección en función de las necesidades específicas de cada sector. El Convenio núm. 176 comprende además la exigencia de formular y aplicar una política nacional coherente en materia de seguridad y salud en las minas, después de consultar a las organizaciones más representativas de empleadores y de trabajadores concernientes.

Cada año, la minería y la construcción figuran entre los sectores con las tasas más altas de accidentes y muertes relacionados con el trabajo, a nivel internacional y en Turquía. A escala mundial, la importancia de proteger a los mineros y a los trabajadores de la construcción incitó a la OIT a complementar el Convenio sobre seguridad y salud en el trabajo, 1981 (núm, 155) al adoptar los Convenios núm. 167 y 176.

Turquía está comprometida con arreglo al Convenio núm. 155 así como al Convenio sobre los servicios de salud en el trabajo, 1985 (núm. 161) desde 2005, y al Convenio sobre el marco promocional para la seguridad y salud en el trabajo, 2006 (núm. 187) desde 2014.

Desde principios de 2015, la OIT proporciona asistencia técnica para ayudar a los mandantes tripartitos de Turquía en sus esfuerzos dirigidos a mejorar la SST, en particular en los sectores de la minería y de la construcción, teniendo en cuenta las normas internacionales del trabajo y a la luz del marco estratégico del Tercer documento de política nacional y plan de acción sobre la SST (2014-2018). Como parte de esta asistencia técnica, fue comisionado un estudio sobre los acuerdos contractuales en las minas de Turquía a fin de obtener una mejor estimación de los principales factores presentes en este sector. La asistencia técnica suministrada por la OIT en 2015 incluyó también la comisión de un examen detallado de la conformidad con las exigencias de los Convenios núm. 167 y 176 a nivel nacional.

Las disposiciones de los Convenios núm. 167 y 176 constituyen a partir de ahora un paso fundamental hacia la garantía de mejores condiciones de seguridad y salud en el trabajo en la minería y la construcción y la OIT está comprometida con el Gobierno de Turquía a facilitar la implementación efectiva de estos Convenios en el marco del desarrollo de una cultura de seguridad y salud en el país.