Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

Refugiados sirios y mercado laboral

La OIT se complace por la introducción de los permisos de trabajo para los refugiados en Turquía

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) celebró la decisión del Gobierno de Turquía de ofrecer permisos de trabajo para los refugiados.

Noticia | 18 de enero de 2016
ANKARA (OIT Noticias) – La Reglamentación en materia de permisos de trabajo en el marco de la Ley de Protección Temporal fue publicada en la Gaceta Oficial el 15 de enero 2016. La Reglamentación permite que los extranjeros bajo protección temporal soliciten permisos de trabajo y establece los procedimientos y principios relacionados con su empleo.

El Director de la Oficina de la OIT en Turquía, Numan Özcan, dio la bienvenida a la decisión: “Esto facilitará la transición de los refugiados a la economía formal, les permitirá construir una vida decente para sus familias y les dará la oportunidad de contribuir con nuestra sociedad. El trabajo legal y formal de los refugiados producirá una mejoría en las condiciones de trabajo, el acceso a la protección social y beneficiará no sólo a los refugiados sino también a los mercados laborales y a la economía en general”.

Numan Özcan agregó que “la OIT está preparada para ofrecer asistencia al Gobierno y a los interlocutores sociales para transformar esta medida en una oportunidad de trabajo decente y una vida digna para los refugiados y las comunidades que los reciben”.

La OIT sigue apoyando los esfuerzos para responder a la crisis de los refugiados sirios en Turquía, como ha estado haciendo con los otro cuatro países vecinos afectados por la crisis en la región, a través de la promoción de políticas, estudios y análisis sobre el terreno, desarrollo de las capacidades, identificación de oportunidades de formación y empleo y la promoción de los principios y derechos fundamentales en el trabajo, tanto para los refugiados como para las comunidades afectadas por la crisis.