Reunión de Ministros de Empleo y Desarrollo del G7

La OIT celebra las medidas acordadas por el G7 para promover la producción equitativa en las cadenas de aprovisionamiento mundiales

Los accidentes y enfermedades ocupacionales cuestan 4 por ciento del PIB mundial. El G7 ha dado un paso importante para abordar las causas de este problema en las cadenas de suministro a nivel mundial.

Comunicado de prensa | 13 de octubre de 2015
BERLÍN – La Organización Internacional del Trabajo (OIT) acogió favorablemente el compromiso renovado de los países del G7 para emprender acciones concretas dirigidas a promover la sostenibilidad en las cadenas de aprovisionamiento mundiales.

Durante una reunión de dos días que se llevó a cabo en Berlín, los ministros de Empleo, Trabajo, Asuntos Sociales, Cooperación Internacional y Desarrollo acordaron movilizar sus esfuerzos y liderazgo político a fin de poner en práctica la decisión adoptada hace unos meses por el G7 para “promover los derechos laborales, las condiciones de trabajo decente y la protección del medio ambiente en las cadenas de aprovisionamiento mundiales”.

Los ministros acordaron una serie de medidas, que comprenden la creación de un Fondo visión cero de múltiples donantes en los países productores. El fondo apoyará el diálogo social y la aplicación de las normas de la OIT en materia de seguridad y salud en el trabajo (SST) y el respeto de los principios y derechos fundamentales en el trabajo en las cadenas de aprovisionamiento mundiales.

Los datos de la OIT señalan que 2,3 millones de hombres y mujeres mueren cada año a causa de accidentes y enfermedades relacionados con el trabajo. Aproximadamente 4 por ciento del PIB mundial se pierde anualmente debido al costo relacionado con estos accidentes y enfermedades.

“El Fondo visión cero contribuirá a prevenir y a reducir el número inaceptable de muertes, accidentes y enfermedades relacionadas con el trabajo. El acceso a las cadenas de aprovisionamiento mundiales puede ser una parte importante de las estrategias para reducir la pobreza. El Fondo ayudará a hacer que este camino sea más seguro”, declaró Guy Ryder, Director General de la OIT, quien participó a la reunión.

“La OIT trabajará conjuntamente con los gobiernos, las organizaciones de trabajadores y de empleadores, así como con otras partes interesadas a fin de garantizar que el acuerdo del G7 se traduzca en mejoras concretas en las vidas de las 450 millones de personas que se estima tienen empleos relacionados con las cadenas de aprovisionamiento mundiales.”

La declaración final de los ministros del G7 establece que la OIT asumirá el papel principal en la implementación del Fondo. Las primeras actividades deberían comenzar en 2016.

El Director General de la OIT también celebró los esfuerzos específicos dirigidos a promover la producción equitativa en las pequeñas y medianas empresas (PYME), incluso a través de una discusión general sobre “trabajo decente en las cadenas de aprovisionamiento mundiales” que tendrá lugar en la Conferencia Internacional del Trabajo el próximo año.

El G7 expresó además su apoyo a la implementación de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible y sus objetivos, especialmente en colaboración con los países en desarrollo.

Asimismo, destacó la necesidad de ofrecer a los consumidores más información y de promover cadenas de aprovisionamiento más responsables.