Ecologización de las economías

El cambio climático es un problema que atañe al mundo del trabajo

La ministra de Empleo de Barbados, Ester Byer-Suckoo, quien presidió una reunión de expertos de la OIT sobre la transición hacia una economía sostenible, habló con OIT Noticias sobre empleos verdes y trabajo decente.

Noticia | 9 de octubre de 2015
GINEBRA (OIT Noticias) – La transición hacia una economía mundial ambientalmente sostenible será una experiencia “turbulenta”, según Ester Byer-Suckoo, quien presidió una reunión de expertos sobre empleos verdes en la OIT en Ginebra. No obstante, si es gestionada adecuadamente tendrá repercusiones muy positivas para el futuro del planeta y para el Programa de trabajo decente.

Ester Byer-Suckoo, ministra de Empleo de Barbados, declaró a OIT Noticias que la necesidad de esta transición es urgente: “Tenemos que abandonar la antigua economía (basada en el carbón) (…). Provengo de un pequeño Estado insular y puedo constatar de primera mano los daños que (el cambio climático) ha causado a nuestro medio ambiente. De manera que pienso que no tenemos alternativa, tenemos que cambiar”.

La reunión de la OIT “para examinar y aprobar directrices políticas para una transición justa hacia economías y sociedades ambientalmente sostenibles para todos”, involucró a expertos de gobiernos, trabajadores y empleadores. La reunión concluyó con la presentación de una serie de propuestas que permitirán a los actores del mundo del trabajo participar plenamente en la implementación de los resultados esperados de la Conferencia sobre cambio climático París 2015 (COP 2015) con herramientas e instrumentos políticos adecuados.

El grupo de expertos abordó tres de los principales desafíos que plantean los cambios que se prevén en la economía global y el mundo del trabajo: pérdida de empleos en los sectores de la economía en transformación; adaptación de los costos y las estrategias de las industrias, las regiones y los países negativamente afectados por el cambio climático; y el impacto socialmente regresivo de las políticas que dan lugar al aumento de los precios de la energía.

Ester Byer-Suckoo señaló que lograr la sostenibilidad del medio ambiente y la creación de suficientes oportunidades de trabajo decente no constituyen una disyuntiva. Ambas deben ser abordadas conjuntamente.

“Cuando se cambia de un tipo de economía a otro (…) se perderán algunas actividades así como algunos empleos relacionados con estas, pero se generarán nuevos (…). Las personas tendrán que adquirir nuevas competencias, necesitan estar formadas para los nuevos empleos que surgirán”.

Ester Byer-Suckoo agregó que el trabajo decente debe ser un elemento fundamental de la transición: “Nosotros (la OIT) nos aseguramos que en todas nuestras políticas macroeconómicas, institucionales, de formación (…) el concepto de trabajo decente esté presente como un tema transversal. Nuestra intención es garantizar que en la medida que se lleven a cabo estos cambios, cuando se invierte (en nuevas empresas), estas decisiones deben estar en línea con el Programa de trabajo decente”.

Puede escuchar la entrevista completa a Ester Byer-Suckoo sobre el papel de la OIT en la elaboración de estrategias sobre trabajo decente y sostenibilidad del medio ambiente.

La Conferencia sobre el Cambio Climático de París (COP21) tendrá lugar en diciembre. La mejor manera de gestionar la transición hacia economías sostenibles y las repercusiones sobre el empleo serán dos importantes elementos de discusión durante este evento.