Cumbre de ministros de Trabajo y Empleo, y de Finanzas del G20

El G20, atrapado en una espiral de débil recuperación económica y del empleo

“La debilidad de la recuperación económica sigue agobiando los mercados laborales del G20, mientras que la persistencia del déficit de empleos decentes perjudica la recuperación”, declaró Guy Ryder, Director General de la OIT, quien participa en la reunión de los ministros de Trabajo y Empleo y en la reunión conjunta con los ministros de Finanzas del G20, en Ankara.

Noticia | 4 de septiembre de 2015
G20 labour ministerial meeting in Ankara, 4 September 2015
ANKARA (OIT Noticias) – El contexto actual de débil crecimiento económico e insuficiente creación de empleo en los países del G20 muestra un ciclo de escaso incremento de salarios y de ingresos que se retroalimenta y que genera un déficit de demanda agregada, falta de confianza y de inversiones de las empresas, así como una recuperación del mercado laboral insuficiente, según un informe preparado para las reuniones del G20 que tienen lugar esta semana en Ankara.

El informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización para la Cooperación y del Desarrollo Económico (OCDE) y el Grupo del Banco Mundial (GBM) titulado Los mercados laborales del G20: Estrechar los vínculos entre el crecimiento y el empleo, muestra que las economías del G20 registraron un crecimiento promedio de 3,2 por ciento a lo largo de los tres últimos años, frente a 4,1 por ciento entre 2000 y 2007.

La tasa de desempleo del G20 – que aumentó de 5,1 a 6,0 por ciento entre 2007 y 2009 – permaneció elevada, en 5,8 por ciento durante 2014. Esto ha dado lugar a un déficit estimado de 50 millones de empleos en todo el G20 en relación al comienzo de la crisis.

El crecimiento de los salarios ha experimentado una desaceleración significativa que, unida al déficit de empleos, ha provocado una disminución de la participación del trabajo en la renta nacional y un incremento de las desigualdades en la mayoría de las economías del G20.

“La debilidad de la recuperación económica sigue agobiando los mercados laborales del G20, mientras que la persistencia del déficit de empleos decentes perjudica la recuperación”, declaró Guy Ryder, Director General de la OIT, quien participa en la reunión de los ministros de Trabajo y Empleo y en la reunión conjunta con los ministros de Finanzas del G20.

“La reunión conjunta de los ministros de Empleo y de Finanzas puede ser de gran utilidad para los líderes del G20 al integrar iniciativas políticas que actúan tanto en el lado de la demanda como en el de la oferta de los mercados laborales, contribuyendo de este modo a que el G20 se encamine de nuevo hacia el objetivo de crecimiento de 2 por ciento y que este crecimiento sea más inclusivo”, agregó.

Según el informe, la causa principal de esta creación de empleo lenta y desalentadora no es la disminución en la intensidad del empleo en el crecimiento económico1 sino más bien que el crecimiento económico en sí mismo es demasiado débil para crear empleos suficientes.

El desafío del empleo no está relacionado solamente con la cantidad, sino también con la calidad de los empleos. En numerosos países del G20 para los cuales se dispone de datos, la mayoría de los empleos creados entre 2009 y 2014 fueron trabajos a tiempo parcial. Debido a que generalmente ofrece salarios medios inferiores, niveles más bajos de seguridad del empleo y una cobertura más débil de la protección social, este tipo de empleos proporciona menos apoyo al consumo de los hogares y a la demanda agregada que el trabajo a tiempo completo.

En 2014, en las economías emergentes del G20, 51 por ciento de los trabajadores estaban en empleo vulnerable (la proporción en el empleo total de trabajadores por cuenta propia2 y de trabajadores familiares no remunerados). Esto representa una reducción de 3,9 puntos porcentuales en comparación a 2009. Si bien estas tendencias avanzan en la dirección correcta, la gran proporción de trabajadores que siguen en empleo vulnerable muestra que la informalidad, los salarios bajos y la escasa productividad siguen siendo desafíos constantes y persistentes.

“Como este informe indica claramente, debemos adoptar un enfoque global y multisectorial para revertir el actual círculo vicioso que asocia el lento crecimiento, la débil creación de empleo, el crecimiento deficiente de los salarios y de los ingresos y las inversiones insuficientes. Las políticas que revierten estas tendencias alarmantes hacia el incremento de kas desigualdades pueden acelerar la recuperación económica y hacer que el crecimiento sea más inclusivo”, concluyó Ryder.

Otros informes preparados para las reuniones del G20

Este informe señala una marcada tendencia en los países del G20 al incremento de las desigualdades y una disminución de la renta del trabajo en los ingresos nacionales. La desigualdad de los ingresos ha aumentado de manera significativa en los países del G20 más avanzados, mientras que en las economías emergentes, los resultados son heterogéneos. Cada vez son más numerosas las pruebas de que la participación de la renta del trabajo en los ingresos ha seguido una trayectoria descendente en gran parte de los países del G20 a lo largo de los últimos años y que, donde esto ha sucedido, ha contribuido al aumento general de las desigualdades.

El informe analiza las consecuencias y el impacto del aumento de las desigualdades y de la caída de la renta del trabajo en los ingresos sobre el crecimiento, y explora las causas de estas tendencias.
Más de la mitad de los migrantes del mundo (55 por ciento o 128 millones de personas) viven en países del G20, y las remesas hacia y desde los países del G20 representan alrededor de 80 por ciento de los flujos de remesas mundiales, según el informe.

Estas cifras ponen de manifiesto la importancia de la migración internacional para los países del G20, y sugieren el papel crucial que podrían desempeñar los miembros del G20 para maximizar los beneficios económicos y de desarrollo para los países de origen y de destino así como para los trabajadores migrantes. El informe se centra en la contribución de la movilidad de los trabajadores al crecimiento económico y aborda las cuestiones que requieren atención.


1 Se refiere a la manera en que el crecimiento del empleo está relacionado con el crecimiento de la producción económica. Por ejemplo, qué cantidad del crecimiento del empleo está asociado con un punto porcentual del crecimiento económico.

2 Un trabajador por cuenta propia es un trabajador independiente, potencialmente con uno o dos socios, que no tiene empleados durante períodos continuos.