Cumbre de líderes del G20 - Brisbane

El desafío mundial del empleo, una de las máximas prioridades del G20

La Cumbre de líderes estuvo marcada por la preocupación de que las economías puedan seguir registrando un crecimiento lento y el reconocimiento de que es necesaria una acción concertada que permita progresar en el ámbito del empleo, tema que sigue estando al centro de la atención.

Noticia | 16 de noviembre de 2014
BRISBANE (OIT Noticias) – Al término de la Cumbre del G20 en Brisbane, el Director General de la OIT, Guy Ryder, declaró que las trabajadoras y los trabajadores y los mandantes de la OIT estarán complacidos de saber que el fortalecimiento del crecimiento mundial destinado a ofrecer mejores niveles de vida y empleos de calidad para las personas en todo el mundo sigue siendo la prioridad absoluta del G20.


El objetivo de incrementar el PIB del G20 de 2 por ciento para 2018 es un compromiso importante. “Si es alcanzado debería reducir el creciente déficit mundial de empleos. Pero necesitamos un crecimiento que cree más empleos a fin de reparar los daños provocados por la crisis financiera y económica”, señaló Ryder.

G20 Leaders' Summit 2014: Focus on inclusive growth and jobs
 

 
En febrero, el G20 acordó que todos los países miembros desarrollarían estrategias nacionales de crecimiento dirigidas a aumentar su PIB acumulado de dos puntos porcentuales por encima de la tendencia prevista por el FMI para 2018. Desde entonces, el crecimiento en 2014 se ha debilitado en el G20 en general. Pero los líderes afirmaron que estaban dispuestos a valerse de todas las opciones políticas a fin de fortalecer la confianza y la recuperación.

Hubo un mayor reconocimiento de que el déficit en la demanda agregada a escala mundial es materia urgente pero también de la importancia de incrementar el potencial de crecimiento, sobre todo a través de las inversiones en las infraestructuras. “Es crucial encontrar el equilibrio correcto entre las medidas dirigidas a aumentar el consumo y las que estimulen las inversiones”, indicó el Director General de la OIT.

En los Planes de Empleo nacionales elaborados por los ministros de Trabajo y Empleo del G20, las economías más grandes – Estados Unidos, China, Alemania y Japón – afirmaron su intención de aumentar los salarios de los peor retribuidos. “Esto podría dar un fuerte impulso a los ingresos de los hogares en 2015; estimular a las empresas a invertir en el incremento de la capacidad de producción y contratar a más trabajadores, en especial las personas en busca del primer empleo; comenzar a detener y a revertir el alarmante aumento de las desigualdades, y así aportar una contribución importante a la realización del objetivo del dos por ciento del G20”, agregó Guy Ryder.

Pero necesitamos un crecimiento que cree más empleos a fin de reparar los daños provocados por la crisis financiera y económica."
Guy Ryder, el Director General de la OIT
Otro compromiso importante es reducir las disparidades en las tasas de participación entre hombres y mujeres de 25 por ciento para 2025, teniendo en consideración las circunstancias nacionales. “Lograr la meta de 25 por ciento para 2025 sería un progreso enorme en la lucha para poner fin a la discriminación de género en el empleo”, dijo Ryder. “No será fácil alcanzarla. La licencia de maternidad remunerada, una inversión masiva en el cuidado de los niños y los ancianos, el fortalecimiento de las medidas contra la discriminación y, por supuesto, la igualdad de remuneración, son las políticas necesarias para crear empleos de calidad para las 100 millones de mujeres más que el G20 quiere incorporar al mercado laboral de aquí a diez años”.

Ryder celebró la declaración separada sobre el Ébola: “Me complace mucho que los líderes no sólo hayan rendido homenaje a las mujeres y hombres que realizan un trabajo vital en la atención sanitaria y asistencia en Guinea, Liberia, Sierra Leona y en otros países, sino también se hayan comprometido a promover condiciones de trabajo seguras y formación para estos trabajadores indispensables que están en primera línea”.

De cara a 2015, la Cumbre adoptó un Plan de Acción de Brisbane adjunto el cual incluye una sección importante dedicada al incremento del empleo y la participación. “Este año se han realizado progresos en la integración de las políticas económicas y las del empleo. La OIT ha venido defendiendo la necesidad de que el G20 promueva un crecimiento inclusivo a través de la creación de más y mejores empleos, y viceversa”, dijo Ryder. “Esta relación fundamental ha sido incorporada en la maquinaria del G20 con el establecimiento del Grupo de Trabajo sobre Empleo y la solicitud hecha a los ministros de Trabajo y Empleo que presenten un informe a los líderes sobre el seguimiento de los Planes de Empleo”.