Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

Filipinas

El sector de los servicios, gravemente afectado por el tifón Haiyan

La mitad de los trabajadores afectados por el super tifón Haiyan trabajaban en el sector de los servicios, según los últimos datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Noticia | 28 de noviembre de 2013
Tifón Hiyan:
Trabajadores afectados
por sectores
MANILA (OIT Noticias) – Según las últimas estimaciones de la OIT, 2,8 millones de los 5,6 millones de trabajadores que perdieron sus medios de vida, bien sea de manera temporal o permanente, estaban ocupados en el sector de los servicios. Más de una tercera parte, 1,8 millones, trabajaban en la agricultura y alrededor de 15 por ciento en el sector industrial.

“El sector de los servicios incluye a las personas que trabajaban en tiendas, mercados públicos, restaurantes, vendedores, conductores de triciclos y de pequeños autobuses, mecánicos, empleados de oficinas, maestros... quienes como los agricultores y los pescadores, perdieron sus fuentes de ingresos”, declaró el Director de la Oficina de la OIT en Filipinas, Lawrence Jeff Johnson.

“Al menos 2,4 millones de los trabajadores afectados se encontraban en una situación vulnerable antes de la llegada del tifón, con frecuencia viviendo en la línea de la pobreza o cerca, realizando cualquier trabajo que encontrasen para sobrevivir y mantener a sus familias. Estas personas perdieron lo poco que poseían. No tienen vivienda, ni ingresos ni ahorros, ni nadie a quien pedirle ayuda”, agregó Johnson.

“A medida que se intensifican los esfuerzos de reconstrucción, la prioridad número uno es garantizar que estos trabajadores tengan acceso a empleos decentes, lo cual incluye al menos un salario mínimo, protección social y condiciones de trabajo seguras”, señaló Johnson.

El Ministerio de Trabajo y Empleo y el Ministerio de Bienestar social y Desarrollo están implementando programas de empleo de emergencia para responder a las enormes necesidades de reconstrucción y de medios de vida. La OIT trabaja en estrecha colaboración con ellos así como con los gobiernos locales, las organizaciones de trabajadores y de empresas, y los socios internacionales.

“Estos programas cumplen con la reglamentación de Filipinas y con las normas internacionales del trabajo, garantizando que las personas no sean explotadas mientras participan en la reconstrucción de sus comunidades y de la economía local”, explicó Johnson.

En el marco de los programas de empleo de emergencia, los trabajadores reciben el salario mínimo en vigor en la región y son contratados por un mínimo de 15 días. También tienen acceso a los beneficios de protección social.

“Este es el primer paso para reactivar la economía y devolver rápidamente a las comunidades afectadas el mando para que puedan reconstruir sus vidas. Garantizar un nivel mínimo de salario y de protección social ayudará a estimular el crecimiento económico y acelerará el proceso de recuperación”, dijo Johnson.

El tifón Haiyan (también conocido como Yolanda) azotó Filipinas el 8 de noviembre causando la muerte de más de cinco mil personas, destruyendo más de un millón de viviendas y afectando la vida de más de 14 millones de personas.


Para más información sobre la respuesta de la OIT al tifón Haiyan (Yolanda), por favor póngase en contacto con Minette Rimando – Funcionario de prensa en Manila: rimando@ilo.org.