Cumbre de los líderes del G20 - San Petersburgo

Empleos y crecimiento en el centro de atención de la Cumbre del G20

Los líderes del G20 marcaron un cambio hacia medidas que respalden un patrón de crecimiento más inclusivo.

Comunicado de prensa | 6 de septiembre de 2013
Vladimir Putin y Guy Ryder en la cumbre de los líderes del G20 en San Petersburgo
© www.g20russia.ru
SAN PETERSBURGO – El Director General de la OIT, Guy Ryder, celebró el reconocimiento por parte de los líderes del G20 de la necesidad de hacer más para reducir el desempleo, que está alcanzando niveles récord en muchos países del grupo, y para enfrentar el subempleo, que está ralentizando el proceso de disminución de la pobreza en muchas economías emergentes y en desarrollo.

“Hacer frente a la crisis mundial del empleo es un imperativo humano, social y político, y es esencial a fin de incrementar la demanda global. Por lo tanto, el compromiso de los líderes del G20 es un paso muy importante para mejorar el rendimiento económico”, declaró el Director de la OIT. “Las buenas políticas sociales y de empleo son buenas políticas económicas”.

En su comunicado final, el G20 afirma que la necesidad más apremiante del grupo es “incrementar el impulso de la recuperación económica, generar un mayor crecimiento y mejores empleos, así como fortalecer las bases para un crecimiento a largo plazo y evitar las políticas que podrían debilitar la recuperación o promover el crecimiento a expensas de otros países”.

Los líderes del G20 y los representantes de los empleadores y de los trabajadores mantuvieron un amplio abanico de conversaciones. El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo durante una reunión con 'Business 20' y 'Labour 20' que el G20 había coincidido con ambos grupos en que es necesario hacer más en materia de trabajo y de creación de empleo. El Primer Ministro de Italia, Enrico Letta, agregó que aunque las discusiones del G20 habían sido complejas y aunque el grupo está dividido en otros temas, existe un consenso en lo que se refiere al crecimiento generador de empleo y al papel de las alianzas sociales para alcanzar los objetivos del G20.

Desde el reconocimiento de la necesidad de una coordinación nacional e internacional, la Presidencia rusa del G20 organizó en julio pasado la primera reunión conjunta de los Ministros de Finanzas, y Empleo y Trabajo. Reunir a ministros que normalmente centran su atención en la vertiente de la demanda económica y de los mercados de trabajo con colegas que habitualmente fijan su atención en la vertiente de la oferta de los mercados laborales derivó en un cambio importante de enfoque.

Durante la Cumbre de San Petersburgo, los dirigentes del G20 respaldaron las recomendaciones de sus ministros y exhortaron a los dos grupos de ministros a “trabajar juntos (...) a fin de implementar sus compromisos con el apoyo de la OIT, la OCDE y el Grupo del Banco Mundial e identificar (...) medidas eficaces dirigidas a promover mercados laborales más inclusivos”.

En el contexto de un debilitamiento del crecimiento en varias economías emergentes y de una recuperación frágil en las avanzadas, el G20 reconoció que “demasiados ciudadanos aún no han participado en la expansión económica” y la Cumbre supuso un cambio hacia medidas que favorezcan un modelo de crecimiento más inclusivo, como la inversión en infraestructuras; el acceso al financiamiento para las empresas, en particular de las PYME; y el papel de la protección social como una de las bases del crecimiento económico sostenible que genere empleo. “Para prevenir el riesgo de caer en la trampa de un bajo crecimiento, el G20 acierta al poner el énfasis en el fortalecimiento de la demanda y en hacer que el crecimiento sea más inclusivo”, dijo Ryder.

“La verdadera prueba para el G20, cinco años después del comienzo de la crisis financiera mundial, es que los compromisos asumidos en las cumbres sean puestos en práctica cuando los líderes regresen a sus países”, agregó Ryder. A la OIT, junto a sus organizaciones hermanas, se le solicitó que analice las experiencias recientes de los países del G20 que han tenido éxito en crear más y mejores empleos, promoviendo la formalización del trabajo, reduciendo las desigualdades, garantizando una protección social eficaz y adaptando el mercado laboral. “Estas han sido nuestras prioridades y es bueno saber que nuestro intensivo sobre datos empíricos y políticas supondrán una contribución a las acciones de este importante foro mundial”, concluyó el Director de la OIT.