Primavera árabe

El Director de la OIT celebra la firma del contrato social de Túnez

El Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, asistió a la firma de un importante pacto de estabilidad social en Túnez, que coincidió con el segundo aniversario del inicio de la primavera árabe.

Noticia | 14 de enero de 2013
TÚNEZ (OIT Noticias) – El Director General de la OIT, Guy Ryder, celebró la firma de un contrato social sin precedentes en Túnez como “una histórica y significativa iniciativa de gobernanza”, cuyos efectos traspasará las fronteras del país.

“Servirá de ejemplo a otros países en transición en la región, y aún más allá”, declaró el Director General de la Organización Internacional del Trabajo durante la ceremonia de la firma del acuerdo en Túnez.

Representantes del gobierno, de sindicatos y de empleadores participaron de la ceremonia, que coincidió con el segundo aniversario de los acontecimientos que condujeron a las sublevaciones de la primavera árabe, primero en Túnez y luego en la región.

“El principal objetivo de esta revolución ha sido – y sigue siendo – el trabajo decente y la democracia”, dijo Ryder ante los dignatarios.

Al firmar el documento, el gobierno y los interlocutores sociales han demostrado su compromiso hacia los objetivos fundamentales de la OIT, que son la justicia social, la libertad sindical, el diálogo social y el trabajo decente, dijo Ryder.

El acuerdo debería facilitar el progreso en áreas como la legislación del trabajo y las relaciones laborales, las políticas de empleo, la formación y la educación profesional, la protección social, así como el desarrollo regional equilibrado.

Ryder señaló que la firma del contrato social no constituye un fin en sí mismo, sino el comienzo de un proceso cuyo éxito dependerá del fortalecimiento de las condiciones indispensables para el proseguimiento del diálogo social, incluyendo el estado de derecho que garantiza la libertad sindical y otras libertades civiles.

“La implementación del contrato social implicará un compromiso continuo por parte de todas las partes sociales a favor del diálogo social y de las consultas tripartitas a fin de alcanzar los objetivos de la revolución”.

El tripartismo – la cooperación entre el gobierno, las organizaciones de trabajadores y de empleadores – es la piedra angular de la OIT, la agencia de las Naciones Unidas comprometida con la promoción de la justicia social, los derechos humanos, los derechos en el trabajo, y el trabajo decente para todos.

En la conferencia anual de la OIT en junio 2012, el Presidente de Túnez, Mohammed Moncef Marzouki, destacó que “la democracia no puede sobrevivir sin la justicia social”, y agregó que para su país esto significa “aprovechar la oportunidad histórica que nos ofrecen la crisis económica y la revolución para lograr una sociedad más justa”.

Durante los dos días de permanencia en Túnez, Ryder tiene programadas conversaciones con representantes del gobierno, de los sindicatos y de los empleadores. También está previsto que se reúna con el equipo de país de la ONU.