Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

¿Cuáles son los desafíos del plan de Rusia para incentivar la creación de empleo?

Rusia anunció hace poco un plan ambicioso finalizado a crear 25 millones de empleos productivos para el 2020. Olga Koualeva, especialista de empleo en la Oficina de la OIT en Moscú, analiza con Noticias de la OIT los desafíos del mercado laboral de Rusia.

Noticia | 21 de mayo de 2012

1. ¿Cuáles son las principales tendencias del mercado laboral de Rusia?


Existen evidencias de que Rusia se está recuperando de la crisis, tanto en términos del crecimiento del PIB como en la situación del mercado laboral.

El número total de desempleados alcanzó su nivel más alto de 7,1 millones en febrero de 2009, cuando la tasa de desempleo aumentó hasta el 9,4 por ciento. A finales de marzo 2012, disminuyó al 6,5 por ciento, regresando así a los niveles anteriores a la crisis.

2. ¿Cuáles son los desafíos para las personas que buscan trabajo en Rusia en la actualidad?


Hay regiones en la Federación Rusa donde la tasa de desempleo es mucho más alta del promedio. Este es el caso específico del Caucáso del Norte donde el desempleo se situó en un 14,9 por ciento en abril 2012 y en la República Checa donde la tasa registrada de desempleo alcanzó el 32,32 por ciento. Puesto que la tasa de jóvenes en estas regiones es alta, la crisis del empleo juvenil es uno de los mayores desafíos. Por lo tanto, se solicitó el apoyo técnico de la OIT.

Otro problema es el déficit de competencias en algunos sectores y ocupaciones clave, que pueden convertirse en un obstáculo para la modernización de la economía y de su capacidad para innovar. Además, existe un desface evidente entre la demanda del mercado laboral y la oferta del sistema educativo. La situación podría ser mejorada si se adapta la educación técnica y profesional a las necesidades reales de las empresas.

También deberíamos mencionar el crecimiento del empleo informal. De acuerdo con las estimaciones, su proporción aumentó de un 20 por ciento en 2000 a un 25 por ciento en 2010. Esto se debe a que en muchas regiones del país es difícil encontrar un empleo adecuado en el sector formal.

3. ¿Cuáles son las perspectivas de creación de empleo en Rusia?


Este tema se encuentra actualmente entre las prioridades de la agenda política de Rusia.

El 7 de mayo de 2012, el Presidente Vladimir Putin firmó el decreto ejecutivo sobre la “Política económica de Estado a largo plazo”. Establece, entre otros objetivos, un aumento en las inversiones de al menos un 25 por ciento del PIB para 2015 y un 27 por ciento para 2018. Otro objetivo es incrementar la productividad laboral de una vez y media entre 2011 y 2018.

Ya en junio 2011, en su discurso ante la 100.a Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo en Ginebra, Vladimir Putin se refirió al ambicioso objetivo de crear “al menos 25 millones de puestos de trabajo modernos, bien remunerados” en la economía rusa.
 Al crear las condiciones de trabajo que corresponden con las necesidades y los requisitos del trabajador moderno, estamos actuando conforme con la Agenda de la OIT de Trabajo Decente."
V. Putin


“Este es un desafío, pero puede ser alcanzado. Me refiero a la creación de nuevos empleos y a la transformación de los que existían”, dijo el entonces Primer Ministro de la Federación Rusa.

4. ¿Cuál ha sido el papel del Estado en la promoción del empleo?


El Gobierno ruso ha estado muy activo en este ámbito. En la actualidad se están implementando políticas dinámicas a favor del mercado laboral en todo el país. El conjunto de programas y servicios incluye apoyo a las personas que buscan trabajo y a los empleadores, información sobre la situación de los mercados regionales del trabajo, ferias de empleo, orientación y formación profesional, cursos de reconversión profesional y formación complementaria para los desempleados.

Durante la crisis, se adoptaron nuevas medidas adicionales. Estas medidas comprendían: promover los programas de obras públicas, crear empleos temporales para los jóvenes, apoyar el espíritu empresarial y facilitar la movilidad laboral hacia las zonas rurales.

Es necesario destacar que las políticas del mercado laboral son aplicadas a través de consultas con los interlocutores sociales. El diálogo social es fundamental para el éxito de cualquier reforma social y del empleo, en particular, en este período posterior a la crisis que Rusia enfrenta actualmente.