99a Conferencia Internacional del Trabajo

El Director General de la OIT hizo un llamado para una respuesta "equilibrada" para enfrentar la crisis de la deuda y promover la recuperación del empleo

Juan Somavia, Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), hizo un llamamiento en favor de una estrategia política “equilibrada” finalizada a una recuperación económica con alto coeficiente de empleo de cara a las nuevas amenazas a la economía mundial por parte de la deuda soberana y la reducción del gasto público.

Comunicado de prensa | 2 de junio de 2010

GINEBRA (OIT EnLínea) – Juan Somavia, Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), hizo un llamamiento en favor de una estrategia política “equilibrada” finalizada a una recuperación económica con alto coeficiente de empleo de cara a las nuevas amenazas a la economía mundial por parte de la deuda soberana y la reducción del gasto público.

Al hablar ante la apertura de la 99a Conferencia Internacional del Trabajo, Juan Somavia advirtió que la reciente crisis de la deuda y las medidas de reducción del déficit, sobre todo en el gasto social, podría afectar “directamente el empleo y los salarios” en tiempos de una débil recuperación económica y de persistentes altos niveles de desempleo.

Juan Somavia hizo un llamamiento en favor de una “estrategia equilibrada de políticas de convergencia” basada en tres elementos: garantizar una recuperación con alto coeficiente de empleo, pasar a un modelo de crecimiento sostenible y equilibrado, y abordar los desequilibrios estructurales de la economía mundial que existían antes de la crisis.

“Necesitamos actuar juntos y de manera armónica en estos tres objetivos con una perspectiva a corto, mediano y largo plazo”, dijo Juan Somavia. “Están todos interconectados. De manera que no existen opciones de 'uno u otro'”.

“El peligro inmediato de una reducción del gasto público simultáneamente en un número significativo de países es de desacelerar aún más la débil recuperación de Europa”, agregó Juan Somavia. “A su vez esto perjudicará de diversas maneras las perspectivas de crecimiento de todo el mundo. No puede excluirse un efecto contagioso”.

“No hay duda de que la deuda pública y los problemas de déficit público de muchos países son reales y es necesario enfrentarlos, tanto como una cuestión de estabilidad nacional como mundial”, dijo. “El punto es cómo y en qué contexto”.

Juan Somavia habló durante la apertura de la Conferencia Internacional del Trabajo frente al escenario de nuevas preocupaciones sobre la persistente crisis mundial del empleo, que ha aumentado el desempleo mundial a más de 210 millones de personas, el nivel más alto jamás registrado, de acuerdo con su informe Memoria del Director General - Informe I (C)- Recuperación y crecimiento bajo el signo del trabajo decente (Nota 1). Juan Somavia señaló que la OIT no ha observado ninguna reducción en la tasa de desempleo mundial este año, a pesar de las señales de una recuperación económica”.

La Conferencia debería discutir los progresos en el Pacto Mundial para el Empleo adoptado el año pasado durante una Cumbre Mundial de jefes de Estado y Gobiernos en respuesta a la crisis. El Pacto ha recibido el apoyo de la comunidad internacional, incluyendo la Cumbre de los líderes del G20 en Pittsburg, y creó las bases las recomendaciones adoptadas por los ministros del trabajo y el empleo del G20 en abril en Washington.

“La OIT tripartita tiene la responsabilidad de desempeñar íntegramente su papel para encontrar el camino a seguir. Aportamos dos ingredientes esenciales al proceso: equilibrio y diálogo”.

Juan Somavia exhortó a todos los delegados de gobiernos, trabajadores y empleadores de los 183 Estados miembros de la OIT a activar “un proceso coordinado, sistemático, equilibrado y verosímil a largo plazo para enfrentar la deuda y el déficit público... de acuerdo con la situación de cada país y dentro de un modelo de convergencia internacional”.

El Director General de la OIT advirtió que “perjudicará demasiado y velozmente las perspectivas de empleo, hará mucho más difícil estabilizar las finanzas públicas y expondrá al riesgo de una doble ola recesiva (double dip). Al señalar que más personas en empleos con mejores ingresos se traducirían en mayores ingresos fiscales, menor gasto relacionado con el desempleo y una reducción del déficit, hizo un llamado por un “marco orientado al empleo para un crecimiento sólido, sostenible y equilibrado”.

“Esto también precisará enfrentar un número de desequilibrios estructurales profundos dentro y entre los países que a largo plazo obstaculizarán el desarrollo sostenible”.

“Las tensiones sociales continúan aumentando”, dijo. “Había ya demasiada rabia y frustración en torno a una recuperación 'débil de empleo'”, agregó. “Nuestra cultura de diálogo social basada en el respecto de los derechos de los trabajadores es hoy más necesaria que nunca”.

Además del seguimiento al Pacto Mundial para el Empleo, la Conferencia discutirá la contribución de políticas de empleo a la justicia social para una globalización equitativa, como parte del enfoque integral para el trabajo decente. Los delegados tratarán de identificar prioridades para el trabajo futuro de la OIT.

“En el período crítico que se avecina, muchas opciones políticas públicas y privadas implicarán la elección entre valores humanos y valores del mercado; entre los intereses del sector financiero y aquellos de la economía productiva; entre cuáles sectores de la sociedad serán los más afectados por los costos de la crisis, y cómo los más vulnerables pueden ser mejor protegidos y emancipados”, dijo Juan Somavia.

Nota 1:Memoria del Director General - Informe I (C)- Recuperación y crecimiento bajo el signo del trabajo decente, Conferencia Internacional del Trabajo, 99ª Reunión 2010, Informe 1(C), Oficina Internacional del Trabajo, Ginebra, ISBN 978-92-2-121916-3 (Impreso) ISBN 978-92-2-121917-0 (Web pdf) ISSN 0074-6681. Publicado en 2010.