Reunión de ministros del Trabajo y del Empleo del G20

La OIT acoge favorablemente las recomendaciones de los ministros del Trabajo y del Empleo del G20 sobre una recuperación con alto coeficiente de empleo

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) acogió favorablemente las recomendaciones emitidas por la reunión de ministros del Trabajo y del Empleo del G20 que apuntan a intensificar una recuperación con alto coeficiente de empleo a través de políticas contenidas en el Pacto Mundial para el Empleo y en el Programa de Trabajo Decente de la OIT.

Comunicado de prensa | 21 de abril de 2010

WASHINGTON/GINEBRA (Noticias de la OIT) – La Organización Internacional del Trabajo (OIT) acogió favorablemente las recomendaciones emitidas por la reunión de ministros del Trabajo y del Empleo del G20 que apuntan a intensificar una recuperación con alto coeficiente de empleo a través de políticas contenidas en el Pacto Mundial para el Empleo y en el Programa de Trabajo Decente de la OIT.

“No puede haber una recuperación sostenible sin una recuperación sólida del empleo. Esto exige una mayor convergencia y coordinación entre las políticas macroeconómicas y las políticas relacionadas con el empleo, los mercados de trabajo, la formación profesional y la protección social”, dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia, al resaltar la importancia dada por los ministros al crecimiento basado en el empleo y el ingreso.

En una declaración emitida durante la clausura de la reunión de dos días en Washington, los ministros del Trabajo y del Empleo del G20 se refirieron al Pacto Mundial para el Empleo y al Programa de Trabajo Decente de la OIT como “recursos muy útiles para nuestros gobiernos a la hora de diseñar nuevas medidas sobre empleo y protección social”.

Los ministros estiman que sus recomendaciones “ofrecen un amplio espacio para ser adaptadas a las necesidades específicas de cada país, y muestran que actuando unidos podemos alcanzar un mayor equilibrio en el progreso y bienestar de nuestros ciudadanos que actuando solos. Creemos (que las recomendaciones) contribuirán al Marco para un Crecimiento Sólido, Sostenible y Equilibrado del G20 y potenciarán la coherencia política”.

Juan Somavia recordó que “el marco para la reunión de ministros fue establecido gracias a la firmeza política de los Líderes del G20 en Pittsburgh, donde dijeron: 'No podemos descansar hasta que no se restablezca plenamente la salud de la economía mundial y las familias trabajadoras de todo el mundo puedan encontrar trabajo decente'. Aunque la mayoría de los países del G20 tienen proyecciones de crecimiento positivas para 2010, se prevé que el desempleo aumente o, en el mejor de los casos, no disminuya. Reducir el lapso entre el crecimiento de la producción y la creación de empleo de una manera socialmente aceptable es un desafío político crucial que debemos enfrentar. De esto se trata el Pacto Mundial para el Empleo de la OIT”.

La declaración final de los ministros del G20 señala: “Queremos asegurar que los beneficios de la productividad sea compartan con los trabajadores y aumenten sus niveles de vida; que el trabajo sea un camino seguro para salir de la pobreza para todos nuestros pueblos; que se respeten los derechos fundamentales de los trabajadores; y que se fomente el diálogo social”. Los ministros ofrecieron cinco grupos de recomendaciones políticas para someterlas a consideración de los Líderes del G20:

  • intensificar la creación de empleos para garantizar una recuperación sostenible y el crecimiento;
  • fortalecer los sistemas de protección social y promover políticas activas del mercado de trabajo;
  • colocar el empleo y la reducción de la pobreza al centro de las estrategias económicas nacionales y mundiales;
  • mejorar la calidad de los trabajos de nuestros ciudadanos;
  • preparar nuestra fuerza de trabajo para futuros desafíos y oportunidades.

Las recomendaciones buscan “apoyar la coordinación de los esfuerzos para dar prioridad al crecimiento del empleo, porque un crecimiento sólido y simultáneo del empleo y el ingreso en muchos países afianzará la demanda mundial, generando así más empleos. El crecimiento del empleo y los ingresos en todas las regiones, y en particular en los países con altos porcentajes de hogares pobres, representa también una contribución indispensable para un crecimiento sólido, sostenible y equilibrado a nivel mundial, un objetivo fundamental de la coordinación general de políticas económicas de nuestros países”.

“A medida de que los países comienzan a reducir el gasto fiscal discrecional, deberían también continuar apoyando el empleo y los ingresos de los trabajadores que tienen dificultades de encontrar un trabajo decente. Es vital que el consumo de los hogares y las inversiones en empresas sostenibles comiencen a estimular el empleo y la economía. Mientras más rápido se recupere el empleo, mayores serán los recursos provenientes de los ingresos fiscales, y el gasto vinculado al desempleo disminuirá”, dijo Juan Somavia, al destacar la importancia de unas mejores condiciones de los mercados de trabajo para alcanzar un crecimiento sostenible y equilibrado.

Los ministros del Trabajo y del Empleo, en sus recomendaciones a los líderes del G20, declararon: “Podemos aprender de las experiencias recíprocas en relación a las intervenciones políticas para mejorar tanto la calidad como la cantidad de los empleos”.

Los ministros sumaron a sus recomendaciones el informe de la OIT que analiza el impacto de las medidas políticas adoptadas por los países del G20. El informe estima que las medidas políticas adoptadas por los gobiernos como respuesta a la crisis salvaron o crearon cerca de 21 millones de empleos en 2009 y 2010.

Antes de la reunión, los ministros se encontraron con la red mundial de sindicatos y organizaciones de empleadores. Juan Somavia celebró esta iniciativa.

Las recomendaciones de los ministros del Trabajo y del Empleo del G20 responden a una solicitud de los Líderes del G20 en Pittsburg, realizada el pasado mes de septiembre, para “examinar la evolución del empleo, revisar los informes de la OIT y otras organizaciones sobre el impacto de las políticas que hemos adoptado, señalar si son necesarias ulteriores medidas, y considerar políticas a mediano plazo sobre empleo y desarrollo de calificaciones, programas de protección social, y mejores prácticas para garantizar que los trabajadores estén preparados para poder aprovechar los progresos de la ciencia y la tecnología”.

-----------------------------

Para obtener más información sobre el informe de la OIT presentado ante el G20, por favor visite www.ilo.org/jobcrisis

O póngase en contacto con el Departamento de Comunicación e Información Pública de la OIT: communication@ilo.org - +4122/799-7912, o con la Oficina de la OIT para las Naciones Unidas newyork@ilo.org - +1212/697-01-50.

En Washington

Philippe Egger, Director Adjunto de la Oficina del Director General de la OIT: +4179/593-15-26,

Nancy Donaldson, Directora de la Oficina de la OIT en Washington DC: donaldson@ilo.org, +1202/365-8355.

En Ginebra

Stephen Pursey, Director del Departamento de Integración de Políticas y Estadísticas de la OIT: pursey@ilo.org, +4179/593-13-71.