Press release

La OIT dice que las medidas de respuesta a la crisis salvaron 21 millones de empleos en los países del G20, pero que el mercado de trabajo sigue flojo

Las políticas económicas adoptadas por los gobiernos del G20 para responder a la crisis salvaron o crearon cerca de 21 millones de empleos en 2009 y 2010, según un estudio realizado por la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) para la reunión de ministros del Trabajo y del Empleo del G20 que se realizará en Washington el 20 y 21 de abril.

Comunicado de prensa | 19 de abril de 2010

GINEBRA (Noticias de la OIT) – Las políticas económicas adoptadas por los gobiernos del G20 para responder a la crisis salvaron o crearon cerca de 21 millones de empleos en 2009 y 2010, según un estudio realizado por la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) para la reunión de ministros del Trabajo y del Empleo del G20 que se realizará en Washington el 20 y 21 de abril.

El informe de la OIT, titulado “Acelerar una recuperación con altas cotas de empleo en los países del G20 a partir de la experiencia adquirida", contó con importantes aportes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). El mismo será presentado por Juan Somavia, Director General de la OIT, durante la reunión del G20 el martes.

“Esta reunión, promovida por el Presidente Obama en la Cumbre de Pittsburg, destaca la importancia que los líderes del G20 le han atribuido al empleo de calidad como eje de la recuperación”, dijo Juan Somavia. “Mirando hacia el futuro, necesitamos un marco orientado hacia el empleo para alcanzar un crecimiento que sea sólido, sostenible y equilibrado”.

El estudio de la OIT señala que la desaceleración que el mercado de trabajo viene acumulando desde 2008 ha seguido siendo alta en el primer trimestre de 2010, a pesar de que la economía ha comenzado a recuperarse. Otros factores adicionales son el empleo informal y la pobreza en algunas economías emergentes y en desarrollo, y un crecimiento por lo general débil de los salarios reales en todo tipo de países.

El informe también señala que el ritmo al cual las mujeres y hombres que buscan más y mejores trabajos encuentren un empleo productivo dependerá de la solidez de la recuperación, tanto en términos de producción como de empleo, lo cual a su vez dependerá del conjunto de políticas que los países adopten de manera individual y colectiva.

Como conclusión, el informe señala que la anulación de las medidas de estímulo lanzadas en 2009 no debería producirse de manera prematura, si bien reconoce la necesidad de alcanzar una consolidación a nivel fiscal. En muchos países el crecimiento sigue siendo frágil y la demanda del sector privado débil. Las medidas que apoyan al empleo y la protección social deberían mantenerse hasta que el crecimiento del empleo alcance un impulso más grande.

Otros puntos que señala el informe:

  • Las medidas discrecionales de estímulo fiscal pueden haber creado o salvado 8 millones de empleos en 2009 y 6,7 millones en 2010.
  • Los estabilizadores automáticos1, como por ejemplo subsidios de desempleo o impuestos, pueden haber salvado o creado 6,2 millones de empleos en los países del G20 en 2009.
  • Por lo tanto, cerca de 21 millones de empleos fueron creados o salvados, lo cual equivale al 1 por ciento del total de empleos en el grupo del G20.
  • En 15 de los países del G20 para los cuales existe información, se perdieron más de 6 millones de empleos en la industria manufacturera, 2,8 millones en la construcción y 2,3 millones en el comercio mayorista y minorista en los dos años anteriores al tercer trimestre de 2009. Durante el mismo período, se registró un aumento en el desempleo en las siguientes áreas: servicios públicos, educación, administración pública y salud.
  • La pérdida de empleos ha sido más acentuada entre los hombres que entre las mujeres en la mayoría de los países. y,
  • En los dos años anteriores a la segunda mitad de 2009, la tasa de desempleo juvenil aumentó en 12 de 14 de los países del G20 para los cuales existe información.

La respuesta política de los países del G20 a la crisis mundial ha sido rápida, decisiva y a gran escala, según el informe de la OIT. El informe señala que a partir de la última parte de 2008, a las medidas políticas monetarias orientadas a estabilizar las economías debilitadas les siguieron medidas fiscales para sostener el empleo, generar nuevas actividades y proteger a los trabajadores y sus familias.

El informe muestra que los países continúan a adaptarse y a introducir medidas para superar la crisis, al tiempo que intentan equilibra la presión para reducir el déficit fiscal con la necesidad de no anular las medidas de estímulo fiscal demasiado rápido.

El informe toma en cuenta los diferentes contextos nacionales, analiza una serie de medidas de respuesta a la crisis y destaca algunas lecciones respecto a cómo estimular la demanda laboral, extender la protección social y promover el empleo y las calificaciones profesionales. A partir de estas lecciones, el informe de la OIT identifica seis desafíos políticos para alcanzar una recuperación sostenible del empleo:

  • Prevenir una salida prematura de las medidas de estímulo extraordinarias, y al mismo tiempo reconocer la necesidad de una consolidación a nivel fiscal.
  • Sostener la recuperación y configurar un modelo para una globalización inclusiva a través de una mejor articulación entre el empleo, la protección social y las políticas macroeconómicas, y construir un crecimiento equilibrado de la economía mundial sobre la base del crecimiento de las economías nacionales.
  • Reconocer la relación entre políticas de empleo y protección social, y analizar los beneficios de la aplicación de un enfoque integral en el que las iniciativas estén estructuradas para aprovechar posibles sinergias.
  • Consolidar de manera gradual un piso básico de protección social en todos los países para apoyar un desarrollo económico y social más equilibrado.
  • Aprovechar al máximo las posibilidades que los empleos verdes y las tecnologías de energía limpia puedan generar para el empleo sostenible y los beneficios ambientales. y,
  • Mantener la coordinación política internacional.

Los ministros de Trabajo y Empleo del G20 se reúnen para evaluar la evolución de la situación del empleo en el contexto de la crisis financiera mundial. Como preparación a la reunión que se realizará en el Departamento de Trabajo de EE.UU., a la OIT se le solicitó que preparase una serie de documentos, incluyendo el informe “Accelerating a job-rich recovery in G20 countries: Building on experience" (en inglés). El informe está acompañado de un análisis estadístico, una serie de informes por país con estadísticas actualizadas, y una revisión de las políticas sobre empleo y seguridad social adoptadas por los países.

Para obtener más información sobre el informe de la OIT que será presentado ante el G20, por favor visite www.ilo.org o póngase en contacto con el Departamento de Comunicación e Información Pública de la OIT: communication@ilo.org - +4122/799-7912, o con la Oficina de la OIT en Washington DC: washington@ilo.org - +1202/617-3960.

Los siguientes funcionarios de la OIT se encuentran disponibles para realizar entrevistas:

Philippe Egger, Director Adjunto de la Oficina del Director General de la OIT: egger@ilo.org, teléfono móvil: +41/795-93-1526

Stephen Pursey, Director del Departamento de Integración de Políticas y Estadísticas de la OIT: pursey@ilo.org, +4179/593-61-14

Nancy Donaldson, Directora de la Oficina de la OIT en Washington DC: donaldson@ilo.org, teléfono móvil: +1202/365-8355

1 Beneficios de desempleo e impuestos. Estos son 'estabilizadores automáticos' porque varían con los ciclos de las empresas. En un período de crecimiento, los impuestos suben, y los beneficios de desempleo disminuyen; mientras que en un período de desaceleración/recesión, los impuestos disminuyen y los beneficios de desempleo aumentan.