Nuevo estudio de la OIT analiza cómo los lugares de trabajo están ayudando con el cuidado de niños para que más mujeres permanezcan en trabajos remunerados

Un nuevo estudio realizado por la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) dice que el déficit de cuidado de niños en edad preescolar y escolar afecta tanto a padres trabajadores como a empleadores.

Noticia | 8 de marzo de 2010

GINEBRA – Un nuevo estudio realizado por la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) dice que el déficit de cuidado de niños en edad preescolar y escolar afecta tanto a padres trabajadores como a empleadores. La carencia de “servicios adecuados para el cuidado de los hijos tiene implicaciones importantes en la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo y en la igualdad de género, así como en la productividad del lugar de trabajo, el desarrollo económico, el desarrollo de los niños y el bienestar de las familias y las sociedades como un todo”, señala el estudio.

La nueva publicación de la OIT, titulada “Soluciones para el cuidado de los hijos en el lugar de trabajo”, analiza cómo los trabajadores en los países industrializados y en desarrollo están encontrando cierto apoyo para este tipo de servicio en los lugares de trabajo.

El libro incluye capítulos sobre 10 países, cuatro industrializados (Estados Unidos, Francia, Hungría, Reino Unido) y seis del mundo en desarrollo (Brasil, Chile, India, Kenya, Sudáfrica). Cada capítulo ofrece una visión general de las diferentes políticas y realidades sobre el cuidado de niños en cada país, así como estudios de casos con ejemplos de iniciativas específicas en el lugar de trabajo. Los lugares de trabajo abarcan desde plantaciones en Kenya y compañías de tecnología de la información en India, hasta grupos de multi-empresas en Francia.

Al analizar los marcos nacionales sobre cuidado de niños y presentar ejemplos de programas en el lugar de trabajo, este libro permite profundizar el conocimiento sobre por qué y cómo diversas partes interesadas se han unido para desarrollar soluciones dirigidas a ayudar a los trabajadores que tienen necesidades relacionadas con este tema. Aunque el papel del empleador suele ser importante, otros interlocutores como sindicatos, ONGs, organizaciones especializadas en la atención a la infancia y oficinas de gobiernos y ayuntamientos participan cada vez más en los programas relacionadas con el lugar de trabajo.

La ayuda para el cuidado de niños hasta el inicio de la educación formal es probablemente el más común. Sin embargo, la asistencia en el cuidado de niños en edad escolar, antes y después del horario escolar y durante las vacaciones, también existe y suele ser muy apreciada. La ayuda “de respaldo” que se precisa cuando la atención regular se interrumpe también es cada vez más habitual. El libro analiza diversos tipos de soluciones en el lugar de trabajo para ayudar a los trabajadores con este tipo de necesidades y utiliza cuatro categorías principales: empresas que ofrecen este servicio, comunidades que ayudan con el cuidado, ayuda económica, y servicios de asesoramiento y orientación.