Campaña para la igualdad de género

Romper las barreras de género para hombres y mujeres jóvenes

A pesar de los esfuerzos de la comunidad internacional, los estereotipos de género y las barreras de empleo siguen afectando a millones de hombres y mujeres jóvenes de todo el mundo, señaló hoy la Organización Internacional del Trabajo, con ocasión del Día Internacional de la Juventud.

Comunicado de prensa | 12 de agosto de 2008

GINEBRA (Noticias de la OIT) – A pesar de los esfuerzos de la comunidad internacional, los estereotipos de género y las barreras de empleo siguen afectando a millones de hombres y mujeres jóvenes de todo el mundo, señaló hoy la Organización Internacional del Trabajo, con ocasión del Día Internacional de la Juventud.

Cinco años después de que se planteará en dicho Día la cuestión de las elevadas tasas de desempleo y subempleo de los jóvenes, la OIT realiza un llamamiento a favor de que gobiernos e interlocutores sociales presten una atención renovada a la cuestión, con el fin de impedir la creciente crisis del empleo juvenil. En el próximo decenio, 1.000 millones de jóvenes alcanzarán la edad de trabajar.

“Es imprescindible que colaboremos para reforzar el potencial productivo de los hombres y mujeres jóvenes”, declaró Juan Somavia, Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.

Las dimensiones específicas del empleo juvenil varían de acuerdo al género, la edad, el origen étnico, el nivel educativo y la formación, los antecedentes familiares, el estado de salud y la discapacidad, entre otros factores. Sin embargo, en general se observa que las tasas de participación en la población activa de las mujeres jóvenes son muy inferiores a las de los hombres de su grupo de edad.

La igualdad en el acceso a una educación y una formación de calidad para niños y niñas sigue constituyendo el mejor punto de partida para encontrar un trabajo decente. No obstante, incluso en los lugares en los que los niveles educativos de las mujeres jóvenes son iguales o superiores a los de los hombres, las primeras afrontan más dificultades en la transición a la vida laboral a causa de una continua discriminación en el mercado de trabajo. Además, cuando finalmente encuentran un empleo, suele pertenecer a la economía informal y ser peor remunerado, lo que deja a las jóvenes en una situación de mayor vulnerabilidad respecto a la pobreza y la marginación.

“Un reto fundamental en cuanto al empleo es abordar la segregación laboral de los puestos de trabajo “masculinos” y “femeninos” aceptados tradicionalmente, y romper las barreras de género para abrir determinadas profesiones a los dos sexos”, señala Geir Tonstol, de la Oficina de la OIT para la Igualdad de Género. “En muchos países, aún se anima a las mujeres jóvenes a recibir formación en ocupaciones “femeninas” de cualificación relativamente baja y escasamente remuneradas, con pocas perspectivas de promoción, mientras que se anima a los varones jóvenes a acceder a una formación y un empleo basados en las tecnologías modernas, que, a menudo, están mejor retribuidos.”

En el marco de esta campaña sobre “La igualdad de género: el corazón del Trabajo Decente”, de una año de duración, la OIT promueve activamente el empleo decente para hombres y mujeres jóvenes en todas las regiones, haciendo hincapié en que, más que percibirse como un problema, la incorporación de los jóvenes al mercado de trabajo debe asumirse como una enorme oportunidad y una fuente de posibilidades de desarrollo económico y social.

Para más información sobre los temas de la campaña “La igualdad de género: el corazón del Trabajo Decente”, sírvanse visitar www.ilo.org/gender. Para más información sobre la labor de la OIT en materia de empleo juvenil, sírvanse visitar www.ilo.org/youth..

Para consultas y solicitudes de los medios de comunicación, sírvanse ponerse en contacto con el Departamento de Comunicación de la OIT, en el teléfono +4122/799-7912 o la dirección de correo electrónico communication@ilo.org.