11a Reunión Regional Africana (Addis Abeba, 24-27 Abril 2007): África: Microseguros de base comunitaria para la cobertura universal de la salud

Cerca de 90 por ciento de la población de África al sur del Sahara no está asegurada contra el riesgo de enfermedad o accidente. La protección social es un medio poderoso para ayudar a los grupos más desfavorecidos y vulnerables a enfrentar las contingencias de la vida y por lo tanto a reducir la pobreza, según el informe preparado para la Décimoprimera Reunión Regional Africana.

Artículo | 24 de abril de 2007

Cerca de 90 por ciento de la población de África al sur del Sahara no está asegurada contra el riesgo de enfermedad o accidente. La protección social es un medio poderoso para ayudar a los grupos más desfavorecidos y vulnerables a enfrentar las contingencias de la vida y por lo tanto a reducir la pobreza, según el informe preparado para la Décimoprimera Reunión Regional Africana (Nota 1). El Programa sobre Estrategias y Técnicas contra la Exclusión Social y la Pobreza de la OIT (STEP) (Nota 2) trabaja para extender la protección social y el acceso de las personas excluidas a los sistemas de seguridad existentes. Una de sus estrategias es el microseguro.

DAKAR, Senegal (OIT EnLínea) – Fatou S. y su esposo vivían con sus cuatro hijos en Pikine, un superpoblado suburbio de Dakar donde la economía informal es el principal medio de subsistencia. El esposo de Fatou es un carpintero que trabaja por cuenta propia. Su ingreso varía de acuerdo con las solicitudes de los clientes, que no siempre satisfacen las necesidades familiares.

Fatou decidió establecer una pequeña empresa de servicios múltiples. En el preciso momento que le concedieron el préstamo para comenzar su negocio, su hijo de cinco años contrajó paludismo. Para pagar las cuentas del hospital, Fatou utilizó el dinero del préstamo que había obtenido de la Sociedad de Ahorro y Préstamo Icotaf Boubess (MECIB), que era para financiar su empresa.

Los gastos de asistencia médica son el principal motivo por el cual los microcréditos son utilizados para otros fines distintos a los que eran destinados o no son pagados. Estos costos pueden minar los esfuerzos de las familias para salir de la pobreza. Cuando en 2003 MECIB introdujó un sistema que cubriría los costos de salud de sus miembros, Fatou se registró de inmediato.

MECIB en Pikine es un banco de ahorro y préstamo afiliado a la Unión de sociedades mutualistas asociadas para la movilización del ahorro y préstamo de Senegal (UM-PAMECAS), una asociación con más de 125.000 miembros que recibe apoyo de la Agencia Canadiense de Desarrollo Internacional (ACDI) para promover las instituciones de microfinanza en Senegal.

Para salvaguardar su cartera de préstamos y responder a la creciente demanda entre sus miembros, la red estableció una mutual de salud con el apoyo técnico del programa STEP. El sistema de microseguro de salud actúa sobre la base de pequeñas cotizaciones, y cubre consultas, hospitalización, partos y medicinas. Los miembros reciben cuidado eficaz a nivel local, gracias a la participación de enfermeras, directores de los centros de salud y farmacéuticos, quienes estuvieron involucrados en el desarrollo de las técnicas de gestión.

Sin embargo, la mayoría de los sistemas de microseguro de salud en África enfrentan dificultades para cobrar primas y financiamientos. Para los miembros es complicado realizar pagos directos, y administrar la recaudación de las cuotas mensuales es una tarea pesada y costosa para los sistemas. Además encontrar el dinero para pagar las cuotas supera con frecuencia las posibilidades de muchas familias en la economía informal, en especial en las áreas rurales.

"El problema no es tanto que las personas nunca tengan dinero disponible para pagar asistencia médica durante el año. El problema es que no lo tienen cuando se enferman", explicó Christine Bockstal, coordinadora del programa STEP para África.

STEP intenta, entre otras cosas, estimular a los gobiernos a realizar acciones para promover la seguridad social de salud. "Si las personas se esfuerzan en pagar una parte de los costos de la asistencia médica, el Estado por su parte, debería canalizar subsidios a través de un sistema de mutuales de salud, de manera que los individuos que contribuyen puedan beneficiarse del co-financiamiento del Estado para tener acceso a los servicios básicos de salud", dijo Christine Bockstal.

La combinación de microseguro y microfinanza permite la introducción de dos mecanismos innovadores para financiar y recaudar las cuotas. Por un lado, deduccciones automáticas o "a la fuente" (por ejemplo sobre el ingreso de la venta de la cosecha) previene que los miembros olviden pagar o tengan que recorrer largas distancias para hacerlo. Por otro lado, las primas pueden ser distribuidas entre diferentes actores: contribuciones directas de los miembros, empleadores, cooperativas, administración, Estado, etc.

En los sistemas de microseguro, debido a que están concebidos en función de la población, los miembros se conocen entre sí, pertenecen a la misma comunidad y tienen los mismos intereses, y por lo general, enfrentan menos problemas de fraude y malversación que los sistemas de seguridad de salud centralizados. Esta cercanía social facilita la comunicación y la toma de conciencia para garantizar que los servicios ofrecidos respondan a las necesidades de la población, y por lo tanto, que se extiendan a la comunidad.

"Una población sana es una población productiva", agregó Christine Bockstal. "La cobertura médica contribuye considerablemente a la lucha contra la pobreza, de manera directa al ofrecer protección financiera para evitar que las familias afectadas por la enfermedad caigan en la pobreza, e indirecta a través de su impacto positivo en el rendimiento económico y la productividad".

Según el informe, titulado El Programa de Trabajo Decente en África: 2007-2015 (en inglés), "el desafío más grande para la protección social en África es extender la cobertura de la seguridad social para garantizar que las personas tengan acceso a la asistencia médica y gocen de al menos un nivel mínimo de seguro contra pérdida de ingresos. Sólo así será posible hacer realidad en el continente africano el derecho a la seguridad social proclamado en el Artículo 22 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos […] Realizar esfuerzos para proveer protección social básica es por lo tanto un camino factible para reducir pobreza e inseguridad de los países en el África al sur del Sahara".

Un número creciente de gobiernos africanos considera que el microseguro es una herramienta muy útil para desarrollar la protección social y lo incluyen en las estrategias que elaboran para enfrentar el problema (Nota 3).

Para más información (informe, comunicados de prensa, etc.) sobre la 11a Reunión Regional Africana, Addis Abeba (en inglés) cliquear aquí.


Nota 1 - The Decent Work Agenda in Africa: 2007–2015, Eleventh African Regional Meeting, Addis Ababa, April 2007. (El Programa de Trabajo Decente en África: 2005-2015, Décimoprimera Reunión Regional Africana, Addis Abeba, Abril 2007), Informe del Director General, Oficina Internacional del Trabajo, Ginebra, 2007.

Nota 2 - Para mayor información sobre el programa STEP, por favor vea /step.

Nota 3 - Para mayor información sobre microseguro como herramienta para extender la protección social, por favor vea http://www.microinsurance.org.