11ª Reunión Regional Africana de la OIT comenzó con un llamado a la movilización continental en favor del trabajo decente: En África 10.000 mujeres y hombres se suman cada día al grupo de trabajadores en condiciones de pobreza extrema

El Director General de la OIT, Juan Somavia, advirtió hoy que "un crecimiento con poco empleo no es políticamente sostenible" y pidió un nuevo enfoque para el desarrollo en Africa "que esté centrado en las personas y juzgue los resultados de las políticas económicas y sociales de acuerdo a lo que le sucede a la gente en su trabajo".

Comunicado de prensa | 24 de abril de 2007

ADDIS ABEBA, Etiopía (Noticias de la OIT) – El Director General de la OIT, Juan Somavia, advirtió hoy que "un crecimiento con poco empleo no es políticamente sostenible" y pidió un nuevo enfoque para el desarrollo en Africa "que esté centrado en las personas y juzgue los resultados de las políticas económicas y sociales de acuerdo a lo que le sucede a la gente en su trabajo".

"Si no hay respuesta a la demanda de trabajo decente, la democracia paga las consecuencias", dijo Somavia ante unos 500 delegados tripartitas e invitados asistentes a la inauguración de la 11ª Reunión Regional Africana de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que se realiza en esta ciudad con la presencia de tres Jefes de Estado y de Gobierno y del presidente del Parlamento Pan Africano.

Durante la reunión de cuatro días se considerará una nueva "cartera de políticas" diseñada para reducir el creciente número de desempleados y trabajadores pobres en la región.

Somavia planteó la necesidad de pasar a la acción e hizo notar que según las últimas estimaciones de la OIT el número de trabajadores en condiciones de extrema pobreza en África aumentará en 20 por ciento hasta el 2015. "Esto significa que cada día unas 10,000 mujeres y hombres se suman al grupo de aquellos trabajadores que ya están viviendo junto con sus familias con menos de 1 dólar al día", agregó.

Al mismo tiempo, Somavia destacó que los trabajadores y empresarios africanos representan un gran potencial para "producir cambios". Dijo que "los interlocutores sociales autónomos e independientes y las instituciones de diálogo social son pilares de la gobernabilidad democrática", y resaltó el papel desempeñado por el tripartismo africano al marcar la pauta para la adopción de conceptos fundamentales como los de trabajo decente y globalización justa.

Además se refirió al importante papel de las mujeres en el continente al afirmar que "ya sea en los salones del poder o en las aldeas, estoy absolutamente convencido de esta verdad: ¡cuando potenciamos a las mujeres estamos potenciando a toda África!"

El Director General de la OIT hizo un firme llamado a respetar el derecho fundamental de la libertad sindical en África. "Hay muchos entre los que estamos reunidos aquí que no pueden asumir que contarán con libertad sindical, vital para nuestra organización, y con una independencia política genuina y arraigada".

También informó que la OIT ha trabajado con otras agencias en el desarrollo de una serie de herramientas para ayudar a las organizaciones a "evaluar sus propias políticas en términos de sus resultados en materia de empleo y trabajo decente", y que estas herramientas fueron aprobadas por la Junta Ejecutiva del Sistema de la ONU, presidida por el Secretario General Ban Ki-moon.

La Reunión Regional es el mayor encuentro entre gobiernos, empleadores y trabajadores provenientes de 53 estados africanos con el objetivo de discutir sobre temas relacionados con el mundo del trabajo como crecimiento económico, creación de empleos, normativas laborales, protección social y buena gobernanza, junto con el diálogo social tripartito.

En respuesta a la solicitud de la Cumbre Africana de Ouagadougou de generar trabajo decente y productivo para las familias africanas, la OIT ha contribuido a poner en marcha 19 programas nacionales de trabajo decente, y otros 25 ya han comenzado a ser discutidos.

En su discurso de bienvenida el Primer Ministro de Etiopía, Ato Meles Zenawi, dijo que "una Década del trabajo decente para África 2007-2015 es oportuna y relevante ante los desafíos que todos enfrentamos en nuestros esfuerzos por reducir la pobreza de acuerdo a lo planteado en el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio. No hay mejor foro para una discusión práctica sobre el trabajo decente en África que una reunión en la cual los principales participantes son representantes de gobiernos y de organizaciones de empleadores y trabajadores. En la mayoría de nuestros países la única manera de avanzar en la lucha contra la pobreza es generar oportunidades para que nuestros ciudadanos consigan empleos productivos, que además sean dignos, en un contexto específico de aumento de la productividad".

El Presidente de Burkina Faso, Blaise Compaoré, dijo que el Programa de Trabajo Decente debería ayudar a África a encontrar soluciones para la pobreza y el desempleo. "La implementación de pleno empleo y Trabajo Decente debe ser un objetivo general para todos nuestros países si queremos garantizar la estabilidad política y un equilibrio colectivo. África tiene un gran potencial y capacidad para alcanzar esta meta si mejoramos la educación, los conocimientos y las calificaciones, si creamos empleos y empresas así como una mejor seguridad social para nuestra gente. El Programa de Trabajo Decente debería permitirnos encontrar la solución a la pobreza y el desempleo en África".

Por su parte el Presidente de la República Unida de Tanzania, Jakaya Mrisho Kikwete, dijo que su país ha ratificado los ocho convenios fundamentales de la OIT y que su Gobierno se ha comprometido a crear un millón de empleos en cinco años. El mandatario también planteó que África necesita ocuparse más del sector informal, de la cobertura de la seguridad social para atender a la gran cantidad de trabajadores informales, y del desempleo juvenil.

"El problema del desempleo juvenil es agravado por una tendencia demográfica generalizada que se manifiesta en un aumento en el número de jóvenes en una cantidad que nuestras economías no logran absorber", dijo. "Por eso es esencial forjar una alianza para abordar los problemas específicos de los jóvenes en una época de globalización, incluyendo el desarrollo de sus capacidades. El aprovechamiento del potencial y la energía de los jóvenes representa una oportunidad invalorable de contar con agentes de desarrollo socioeconómico".

Los tres Jefes de Estado y de Gobierno de Burkina Faso, Tanzania y Etiopía expresaron su apoyo al Programa de Trabajo Decente y se comprometieron a velar por el éxito de su aplicación en sus países y en África en general, como un medio enfrentar los desafíos del aumento de la pobreza y el desempleo juvenil.

La presidenta del Parlamento Pan Africano, Gertrude Mongella, dijo que espera poder trabajar con la OIT para alcanzar los objetivos del Programa de Trabajo Decente. Al referirse a las palabras de Somavia, comentó que "en África las mujeres cargan con el mayor peso de la pobreza sólo por ser mujeres, y a pesar de ser las principales productoras económicas. Trabajan en malas condiciones, con poca remuneración. La pesada carga de las tareas domésticas las obliga a trabajar largas jornadas, con frecuencia con malas condiciones sanitarias y poca comida. Tienen poco tiempo para educarse y entretenerse. Las altas tasas de mortalidad materna e infantil son indicadores de esta lamentable situación".

Después de los discursos inaugurales, la Directora Regional de la OIT para África, Regina Amadi-Njoku, presentó el informe del Director General sobre "Actividades de la OIT en África" para el período 2004-2006. Los delegados discutirán durante todo el encuentro sobre el documento temático del Director General, "El programa de trabajo decente en África".

La Reunión Regional Africana concluirá el viernes. Está previsto que el Administrador del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Kemal Davis, hable ante los delegados este miércoles. La agenda de temas a ser discutidos incluye entre otros la creación de empresas sostenibles, los programas nacionales de trabajo decente de la OIT, el combate al trabajo infantil y la promoción del empleo juvenil, la necesidad de abordar el VIH/SIDA en el lugar de trabajo, las políticas de protección social, la gobernabilidad y el diálogo social, las normas laborales internacionales, la salud y seguridad en el trabajo, las migraciones, y el seguimiento al Convenio de la OIT sobre trabajo marítimo adoptado en 2006.

Para más información sobre la 11a Reunión Regional Africana, Addis Abeba (informe, comunicados de prensa, artículos, vídeos, etc.) (en inglés), por favor visite: /public/english/region/afpro/addisababa/arm/index.htm.