Nuestro impacto, sus historias

El trabajo en equipo permite cumplir sueños empresariales

Tres jóvenes empresarios han puesto en marcha una iniciativa comercial en Yakarta basada en el diseño de accesorios innovadores, a raíz del apoyo que recibieron en el marco del programa de la OIT "Ready for Business" (Preparados para emprender), destinado a jóvenes empresarios.

Reportaje | 4 de febrero de 2020
Ivana Angel Walangitan, participante en el programa Ready for Business de la OIT y el ACNUR, se coloca una funda personalizada para la cabeza antes de subirse a un mototaxi.
YAKARTA, Indonesia (OIT Noticias) – Cada vez que Ivana Angel Walangitan, de 25 años, llamaba a un mototaxi para acudir al trabajo temía ponerse el casco que le facilitaba el conductor.

"Podía ser incómodo y no estar muy limpio", afirma. Para no tener que llevar su propio casco a todas partes ni utilizar una funda plástica protectora desechable para la cabeza, decidió elaborar su propio accesorio protector con partes de prendas reutilizadas.

Alentada por amigos y otras personas que la acompañaban en sus desplazamientos diarios al trabajo, Ivana constató que su proyecto podría propiciar la elaboración de un producto útil, de moda y sostenible. No obstante, no sabía aún cómo comercializarlo a través de una empresa que perdurara a largo plazo.

Trabajo en equipo para tener éxito

En junio de 2019, Ivana se inscribió en el programa de la OIT Ready for Business (R4B), destinado a jóvenes empresarios, en el que conoció a Alda Chrisvantina, de 21 años, estudiante de contabilidad en la Universidad Católica Atma Jaya, y a Fahim Hashim, de 26 años, artista autodidacta que llegó a Indonesia como refugiado en 2013. En dicho Programa, dirigido conjuntamente por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), se imparte formación empresarial a jóvenes locales y a refugiados, y se les brinda la oportunidad de crear sus propias empresas, desarrollar competencias empresariales fundamentales y establecer su propia red de contactos.

Los tres empresarios habían previsto inicialmente desarrollar sus respectivos negocios de forma independiente. Sin embargo, al constatar su interés mutuo en el diseño sostenible, decidieron aunar su talento e iniciativa innovadora.

Alda Chrisvantina (izquierda), Ivana Angel Walangitan (centro) y Fahim Hashim (derecha), cofundadores de AFA Creative Studios
Tras cinco meses de colaboración en el marco de actividades empresariales de carácter práctico y después de preparar su plan de negocios, los tres empresarios fundaron el estudio de diseño AFA Creative Studios, especializado en la creación de accesorios innovadores mediante técnicas sostenibles. Dicho estudio comercializa bolsas de mano y fundas de casco protectoras para la cabeza impresas de forma personalizada y elaboradas con prendas de vestir reutilizadas, por ejemplo tela vaquera.

"Las fundas para la cabeza se diseñan y producen a medida, con arreglo a las necesidades del cliente. Ensayamos nuevos modos de fabricación y materiales, y nuestro objetivo es lograr productos impermeables", señala Ivana.

El programa R4B permitió a Fahim aprovechar su pasión por el arte para impulsar una actividad comercial. "Al inscribirme en el programa, pensé en poner en marcha algún negocio relacionado con la restauración o la gastronomía. Únicamente dibujaba por afición, y al trabajar en la fábrica de mi padre aprendí a confeccionar y coser bolsos", afirma Fahim. “Tanto la formación que recibí aquí como mis amigos me ayudaron a darme cuenta de que podía aprovechar mis conocimientos y mi afición para hacer algo que tuviera más alcance".

Oportunidades para establecer contactos

En el programa conjunto de la OIT y el ACNUR colaboran en calidad de miembros asociados la Universidad Católica Atma Jaya y la organización sin fines de lucro Dompet Dhuafa. Los participantes aprenden los unos de los otros, en lugar de recibir clases de expertos o formadores externos, y llevan a cabo intensas actividades en grupo con el apoyo de un facilitador. Por otro lado, adquieren competencias sobre planificación financiera, mercadotecnia y gestión empresarial y reciben asesoramiento y consejos de empresarios locales.

Ivana Angel Walangitan (izquierda), Alda Chrisvantina (centro) y Fahim Hashim (derecha), participantes en el Programa Ready for Business de la OIT y el ACNUR e integrantes de un equipo empresarial, debaten su plan de negocios.
"Conviene destacar que algunas de las empresas más conocidas del mundo se fundaron en residencias de estudiantes, o tras intensas sesiones de trabajo nocturno en la oficina, a raíz de un intercambio de ideas entre amigos o contactos personales de manera informal", señala Charles Bodwell, Especialista en desarrollo empresarial de la OIT para Asia oriental, Sudeste de Asia y el Pacífico. "Nuestro objetivo es fomentar la creación de empresas sostenibles que redunden en beneficio de las personas, de la sociedad y del planeta. Los jóvenes son los impulsores de ese cambio".

En enero se diplomaron alrededor de 60 participantes. Algunos recibieron financiación para poner en marcha su negocio, con arreglo a sus previsiones comerciales y su capacidad de desarrollo empresarial.

Los tres emprendedores que fundaron AFA Creative Studios prueban actualmente nuevas formas de promover su negocio a través del comercio electrónico y por nuevos canales de distribución.

"Sabemos que no será sencillo y que tendremos que afrontar varios retos”, señala Fahim, y añade: "No obstante, ahora tengo más confianza porque esta formación nos permitirá superar juntos esos retos".