Nuestro impacto, sus historias

Una mejor inspección del trabajo reduce los abusos en el sector de la pesca de Tailandia

La OIT está capacitando a inspectores laborales en Tailandia como parte de un proyecto para prevenir y reducir las formas inaceptables de trabajo en las industrias pesqueras del país.

Reportaje | 21 de octubre de 2019

BANGKOK (OIT Noticias) – Samorn Kumviriya es una inspectora del trabajo con más de 15 años de experiencia, pero la mayoría de las inspecciones las realizaba en fábricas en tierra firme. Todo esto cambió en 2015 con la denuncia mundial de “esclavitud de los mariscos” en el sector de la pesca de Tailandia y la emisión de una “tarjeta amarilla” por parte de la Unión Europea a Tailandia por la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR).

El Gobierno de Tailandia respondió con la creación de más de 30 centros de control de entradas y salidas de puerto (PIPO, en inglés) en 22 provincias costeras encargados de llevar a cabo inspecciones – incluidas inspecciones del trabajo – en los puertos. Este esfuerzo de inspección es fruto de la colaboración entre muchas instituciones gubernamentales, como el Ministerio de Trabajo tailandés (MOL), la Marina Real de Tailandia y el Departamento de Pesca, entre otras, el Departamento de Protección Laboral y Bienestar de MOL (DLPW) dirige las inspecciones del trabajo.

Samorn Kumviriya fue asignada a uno de los PIPO en la provincia de Songkhla y pronto se dio cuenta que el sistema de inspección laboral en tierra firme era ineficaz al momento de hacer frente a los problemas y las violaciones relacionadas con el trabajo en los buques en el mar. “Los problemas y las violaciones relacionadas con el trabajo eran muy diferentes a lo que habíamos experimentado. Las condiciones de vida y de trabajo de los pescadores en los buques son también muy diferentes de aquellas en tierra firme”, explicó.

Aprendimos cómo realizar entrevistas exhaustivas, y cómo informar a los pescadores [migrantes] de sus derechos de acuerdo con la ley tailandesa, ya que es posible que no los conozcan."

Samorn Kumviriya, inspectora del trabajo
El Proyecto Ship to Shore Rights de la OIT, financiado por la UE, intervino para ayudar al Ministerio a dar una nueva formación a los inspectores del trabajo. La OIT y el DLPW prepararon a los 180 inspectores del trabajo recién contratados en las nuevas herramientas y técnicas que los apoyarían a abordar los problemas de la industria pesquera de Tailandia. La formación impartida incluía el perfeccionamiento de las competencias básicas de inspección, el conocimiento de los derechos de los trabajadores, los cambios introducidos en la legislación laboral (incluida la nueva prohibición del trabajo forzoso), y cuestiones fundamentales sobre seguridad y salud; información vital para los pescadores que realizan trabajos intrínsecamente peligrosos.

“El objetivo de la formación era fortalecer la capacidad de los inspectores del trabajo. Aprendimos cómo realizar entrevistas exhaustivas, y cómo informar a los pescadores [migrantes] de sus derechos de acuerdo con la ley tailandesa, ya que es posible que no los conozcan”, agregó Samorn Kumviriya.

A fin de asegurar las mejoras de la legislación laboral, Tailandia ratificó el Convenio sobre el trabajo en la pesca, 2007 (núm. 188), y es el primer país de Asia en hacerlo. En consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores, el Gobierno modificó la ley para cumplir con los requisitos del Convenio.

Después de la ratificación, Europa decidió retirar su tarjeta amarilla y, a partir de ahora, Tailandia deberá concentrarse más en la aplicación efectiva. Las lecciones aprendidas y las dificultades que enfrentan los pescadores, los empleadores y los reguladores del Ministerio han sido incorporadas al programa de formación de los nuevos inspectores del trabajo – del cual forman parte este video sobre técnicas y desafíos – en un esfuerzo para poner fin a los abusos laborales en el Golfo de Tailandia y en el mar de Andamán.