Nuestro impacto, sus historias

Cómo la formación profesional fomenta la paz en Zamboanga

Un programa de formación profesional de la OIT ofrece oportunidades de trabajo decente a las personas afectadas por los conflictos internos en el sur de Filipinas.

Reportaje | 24 de enero de 2017
ZAMBOANGA (OIT Noticias) – Rijal Ibrahim Rasul, es una de las personas afectadas por el conflicto armado ocurrido en Zamboanga el año 2013, en la que cientos de personas fueron víctimas de un ataque a la ciudad en manos de rebeldes musulmanes. Durante semanas, numerosas batallas e incendios en las calles destruyeron las viviendas de los pobladores obligándolos a escapar de la zona de conflicto ubicada en el sur de Filipinas.


El empleo de Rijal, en el Café del hotel, le ayudó a ganar confianza y apoyar a su familia.
Photo © M. Rimando / OIT
Rijal, el mayor de tres hijos, tuvo que abandonar sus estudios para vender pescado con su padre debido a que el ingreso de la familia disminuyó a causa de dicho conflicto.

“Fue difícil encontrar un trabajo decente. Perdí confianza en mí después que mis solicitudes de empleo fueran rechazadas e interpreté que la causa de aquello era por ser musulmán. Estuve obligado a aceptar cualquier trabajo disponible o pedirle dinero a mi familia para sobrevivir”, recordó Rajil, de 23 años, proveniente de Santa Catalina.

El recuerdo de los disparos de las armas y el trauma que Jewelyn Baguio vivió durante el asedio todavía la hacen llorar. Ella, de 20 años, también perdió su fuente de ingresos y tuvo que depender de la ayuda Gobierno.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha participado en las actividades de ayuda para las familias desplazadas por el conflicto desde 2013. Con el financiamiento de la Oficina de las Naciones Unidas de Apoyo a la Consolidación de la Paz (PBSO), la OIT se concentró en la creación de oportunidades de medios de vida sostenibles junto a la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), además trabajó con el gobierno y las organizaciones de empleadores y trabajadores.

The siege affected the whole city. People suffered and communities were burned to the ground. The impact on families and their livelihoods was beyond imaginable."

Bryan Tan Go, Gerente del Hotel Garden Orchid
La OIT colabora también con socios de la industria, como el Hotel Garden Orchid, en la formación profesional. Juntos desarrollaron un programa de capacitación sobre alimentos y bebidas, a fin de ofrecer a los jóvenes como Rijal y Jewelyn conocimientos y competencias, ayudarles a desarrollar una actitud positiva y fortalecer su confianza.

“El conflicto afectó a toda la ciudad. Las personas sufrieron y las comunidades quedaron destruidas. El impacto sobre las familias y sus medios de vida fue peor de lo que se puede imaginar. Zamboanga es nuestro hogar y nosotros teníamos que ayudar”, dijo Bryan Tan Go, Gerente del Hotel Garden Orchid.

Abordar el desajuste de competencias

Un total de 44 participantes completaron la formación profesional. Se dio prioridad a las personas vulnerables, como las mujeres, los jóvenes y las poblaciones indígenas. La formación brindó también la oportunidad de abordar el desajuste de competencias.

“En la reconstrucción después de un conflicto, es esencial hacer corresponder la formación con las necesidades de los empleadores, así como establecer asociaciones entre las partes. Esta asociación, además de estimular a los empleadores a invertir en la formación y ayudar a los jóvenes a encontrar un trabajo decente, es una oportunidad para apoyar los esfuerzos dirigidos a consolidar la paz y de trabajar juntos para encontrar soluciones duraderas”, declaró Khalid Hassan, Director de la Oficina de la OIT en Filipinas.

Para Jewelyn, tener un trabajo decente es importante, ya que ahora tiene los medios para cuidar de su hijo y recuperarse del trauma después del conflicto armado.
Photo © M. Rimando / OIT
Jewelyn explicó que el salario que recibe por su trabajo en el hotel le permitió cubrir las necesidades de su hija mientras su esposo buscaba trabajo.

La formación también contribuyó a que personas como Jewelyn superaran el trauma y ayudaran a sus comunidades a recuperarse del conflicto.