Trabajo infantil

Poner fin al trabajo infantil en Kosovo: Que los niños sean niños

En Kosovo*, la pobreza obliga a un gran número de niños a abandonar la escuela y trabajar a temprana edad, a veces desde los 10 años. La OIT apoya los esfuerzos de las instituciones públicas del país y de los interlocutores sociales para eliminar el trabajo infantil, sobre todo en sus peores formas.

Reportaje | 9 de febrero de 2015
PRISTINA (OIT Noticias) – Sevdije Morina, madre de cinco hijos, vive en la aldea de Vrajak. Sus hijos la ayudan con el duro trabajo agrícola, cultivando cebollas y uva.

“Me vi obligada a no enviarlos más a la escuela para que trabajasen en los campos y en la viña”, explico Morina.

Con frecuencia, los niños utilizan pesticidas y herramientas peligrosas. “Mientras trabajaba la tierra, algunas veces me lastimaba con la azada y una vez me herí la mano con el hacha”, contó su hija Haxhere de doce años. “Como no teníamos un automóvil u otro tipo de transporte, teníamos que caminar seis kilómetros de Vrajak a Ratkoc para llevar los niños al hospital”, agregó Sevdije Morina.

Haxhere y sus cuatro hermanos no son los únicos niños en Kosovo que realizan trabajos peligrosos en lugar de ir a la escuela.

En peligro su salud y sus vidas

Provenientes de familias pobres, algunos deben comenzar a trabajar desde los 10 años. En los vertederos de basura o en los campos, ponen en peligro su salud y hasta sus vidas. Para muchos de ellos, asistir a la escuela y trabajar constituye un enorme desafío.

El trabajo infantil afecta a los niños o abusa de ellos y los priva del derecho a la educación."

Behxhet Gaxhiqi, Asesor en asuntos sociales del Ministerio de Trabajo y Bienestar Social
Behxhet Gaxhiqi, Asesor en asuntos sociales del Ministerio de Trabajo y Bienestar Social, reconoce el problema: “Debido a cómo es llevado a cabo, el trabajo infantil afecta a los niños o abusa de ellos y los priva del derecho a la educación”.

Para las docenas de niños que recogen basura en un vertedero en Koshtova, una pequeña aldea en las afueras de la ciudad de Mitrovica, las condiciones de trabajo pueden ser aún peores que las de Morina y sus hijos.

Con frecuencia, se lastiman mientras recogen basura o corren para llegar primero a los camiones que entran en el vertedero. Corren porque el ganador de la carrera puede agarrar todo lo que quiera para llenar su bolsa. Es un acuerdo tácito que todos aceptan para evitar peleas.

Trabajar en un basurero

Labinot Berisha, activista contra el trabajo infantil, ha estado personalmente involucrado en las actividades del Ministerio de Cultura, Juventud y Deporte que, en cooperación con algunas ONGs, intentan ayudar a estos niños.

“Lo que más me impresionó es que para estos niños el trabajo en el basurero se había convertido en una rutina cotidiana”, comentó.

Otros niños trabajan en las calles, pidiendo limosna o vendiendo mercancía. “La policía encuentra casos de niños que trabajan en la calle, sobre todo cuando su trabajo está vinculado con actividades ilegales”, declaró Avni Zahiti, un agente de policía de Mitrovica.

Pero la policía no es la única causa de preocupación para estos niños. También enfrentan la presión psicológica de sus familias que les exigen llevar a casa una determinada cantidad de dinero.

“Uno de los principales problemas que enfrentan los niños es el estrés. Si es acumulado años tras año, causa insomnio, problemas de aprendizaje y trastornos más graves como la depresión”, explicó Natyra Agani, una psicóloga de Pristina.

Los niños trabajadores no pueden esperar tiempos mejores

A pesar de las dificultades, la OIT y el Ministerio de Trabajo y Bienestar Social se esfuerzan por encontrar soluciones adecuadas.

“Aunque el trabajo infantil está estrechamente vinculado con la pobreza y el alto desempleo, no podemos concentrar nuestros esfuerzos en acciones a largo plazo para erradicar la pobreza y reducir el desempleo, esperando eliminar de ese modo el trabajo infantil también a largo plazo”, declaró Lindita Boshtrakaj, responsable del programa nacional de la OIT para el proyecto de trabajo infantil en Kosovo.

El trabajo infantil es una forma inaceptable de apoyar financieramente a la familia."

Lindita Boshtrakaj, responsable del programa nacional de la OIT
“Son muchos los niños que trabajan y no pueden esperar todo ese tiempo. Es necesaria una acción inmediata para protegerlos.”

“El trabajo infantil es una forma inaceptable de apoyar financieramente a la familia”, agregó. “Las autoridades públicas, las comunidades y las familias, todos tienen una parte de responsabilidad en la lucha contra estos abusos y deberían asumirla.”

Hasta la fecha, el proyecto ha llevado a la formulación del Plan de Acción Kosovo para la prevención y eliminación de las peores formas de trabajo infantil. La idea es fortalecer la respuesta de las autoridades públicas y de las organizaciones de trabajadores y de empleadores para hacer frente al trabajo infantil y sensibilizar a las comunidades y las familias.

En julio 2014, fue aprobada la Instrucción Administrativa 05/2013 sobre la Prevención y Prohibición del Trabajo Infantil en Kosovo, la cual contiene la lista actualizada de trabajo infantil peligroso, elaborada con la ayuda de la OIT.

A partir de marzo 2013, los miembros de la Cámara de Comercio de Kosovo (KCC) están obligados a respetar los cuatro principios fundamentales del trabajo de la OIT que incluyen el derecho a la libertad sindical y a la negociación colectiva, y la eliminación del trabajo infantil, del trabajo forzoso y de la discriminación en el trabajo.

Prevenir el trabajo infantil


La Cámara de Comercio, con el apoyo de la OIT, preparó informes sobre la situación del trabajo infantil en las empresas y en sus cadenas de aprovisionamiento en la agricultura, la construcción, las industrias extractivas y la recolección de chatarra. Los informes fueron utilizados para movilizar a los miembros de la KCC a fin de que tomaran medidas efectivas dirigidas a prevenir el trabajo infantil.

Cuando se trata del bienestar de los niños, es imposible sostener que hemos hecho todo lo posible."

Behxhet Gaxhiqi
Como resultado, los temas de seguridad y salud en el trabajo serán integrados en los planes de estudio de la enseñanza obligatoria (grados 8-9) y de la escuela superior. Con el apoyo de la OIT, fue preparado un plan de estudios sobre la seguridad en el trabajo, que fue aprobada por el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología.

Este plan de estudios será impartido por primera vez en el año escolar 2015-2016. El tema de los trabajos infantiles peligrosos también fue incluido en los módulos de formación impartidos por los servicios de asesoramiento agrario del Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Desarrollo rural.

Todos loa actores en Kosovo coinciden en que aún queda mucho por hacer en la lucha contra el trabajo infantil.


“Cuando se trata del bienestar de los niños, es imposible sostener que hemos hecho todo lo posible”, concluyó Behxhet Gaxhiqi, del Ministerio de Trabajo y Bienestar Social. “Es necesario esforzarse aún más y destinar recursos adicionales para incrementar las acciones dirigidas a rescatar a los niños de las peores formas de trabajo infantil”.


* Tal como se define en la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, denominada en lo sucesivo “Kosovo”.